Navigation

Credit Suisse: Lukas Mühlemann tira la toalla

Lukas Mühlemann: figura clave en la plaza financiera suiza. Keystone

Tras dejar la presidencia del consejo de administración en julio, Mühlemann anunció este jueves su retiro de la dirección general del Credit Suisse Group.

Este contenido fue publicado el 19 septiembre 2002 - 17:24

La decisión del máximo dirigente del segundo banco suizo no sorprende al cenáculo financiero.

A finales de este año, Lukas Mühlemann no ejercerá ninguna función en el seno del Credit Suisse Group (CSG). El monto de su indemnización será fijado por el consejo de administración y hecho público en ese momento.

"La decisión de abandonar completamente la empresa a finales del año no fue fácil, pero quiero que el CSG mantenga su desarrollo sin los obstáculos de las discusiones en torno a mi persona", indicó Lukas Mühlemann.

Dirección bicéfala

Para reemplazarlo, el consejo de administración se decidió por una presidencia de dirección bicéfala, poco habitual en Suiza.

Los elegidos son John Mack, un estadounidense de 58 años y actual dirigente del Credit Suisse First Boston (CSFB), y Oswald Grübel, un alemán de 59 años que se encuentra a la cabeza del Credit Suisse Financial Services (CSFS).

En cuanto al nuevo presidente del consejo de administración, se trata de Walter Kielholz, de 51 años, actual presidente de la dirección de la reaseguradora suiza Swiss Re.

Bases sólidas, resultados mediocres

"El CSG reposa sobre bases muy sólidas y dispone de todo lo necesario para asegurar su éxito", afirmó Walter Kielholz, quien manifestó su simpatía por Mack y Grübel, a quienes calificó de "dirigentes experimentados".

El Credit Suisse Group se sumió de nueva cuenta en las cifras rojas en el segundo trimestre del 2002. El grupo bancario y de servicios financieros anunció una pérdida neta de 579 millones de francos, que explicó por la caída de los mercados bursátiles.

Decisión esperada

La salida de Mühlemann, esperada desde hace tiempo, no sorprende al cenáculo financiero. En opinión generalizada, no será suficiente para resolver los problemas de la segunda institución bancaria suiza.

"Los mercados van a apreciar la salida de Lukas Mühlemann. Había una verdadera desconfianza hacia su persona", apuntó François Savary, estratega financiero independiente.

En opinión de Jérôme Schupp, del banco Syz & Co, la estrategia del directivo del CSG dependía demasiado de los mercados financieros, lo que es altamente riesgoso. El analista se pronunció por una reestructuración a fondo del CSG que implicaba el abandono de la empresa de seguros Winterthur.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.