Navegación

Enlaces para saltar navegación

Subsitios

Principales funcionalidades

Credit Suisse regresa a los números negros

Tras las pérdidas en 2008, el banco suizo parece ver la luz al final del túnel.

(Keystone)

El 2009 genera buenas nuevas financieras para el que se ha convertido -por volumen de activos- en el banco número uno de Suiza, desplazando al gigante UBS que sigue inmerso en una crisis.

Entre enero y marzo, Credit Suisse fortaleció su capital, reservas y ganó clientes. Un buen balance pese al cual, afirma,mantendrá una política prudente de cara a una crisis que aún no concluye.

Credit Suisse superó las expectativas de los analistas y anunció este jueves utilidades netas por 2.000 millones de francos suizos durante el primer trimestre de 2009.

Un dato en franca oposición al que reveló hace sólo una semana su competidor, el UBS, que perdió una cantidad idéntica y anunció, como consecuencia, un nuevo recorte de 8.700 empleos.

Con dichos resultados y en virtud de la evolución de UBS, Credit Suisse se ha convertido en el banco número uno de Suiza por su volumen de activos, una situación que posiblemente cambiaría cuando el primero concluya su proceso de saneamiento financiero.

De acuerdo con los resultados financieros que Credit Suisse presentó a los mercados financieros, entre enero y marzo fortaleció su base de capital y las reservas que le permite pertrecharse y hacer lo propio con su clientela en caso de riesgos y volatilidad.

Los ingresos generados entre enero y marzo fueron de 9.557 millones de francos suizos y la rentabilidad de los fondos propios alcanzó un 22,6%. Una noticia positiva para los accionistas que recibirán un dividendo de 1,60 francos por cada título del grupo que tengan en su poder.

El saneamiento funcionó

Al respecto, Brady W. Dougan, director general del banco, afirmó:

"Nos sentimos profundamente satisfechos con el rendimiento del Credit Suisse en el primer trimestre de 2009. Estamos convencidos de que estos resultados, en particular nuestra fuerte rentabilidad de los fondos propios, muestran que nuestra estrategia diferenciada y nuestro modelo de negocio integrado pueden ser un poderoso generador de ingresos".

Por otra parte, destacó que las medidas de reestructuración tomadas en 2008, que incluían reducción de costos y una capitalización, están dando resultado.

Los dos principales pilares que sustentaron los resultados presentados hoy por Credit Suisse fueron las divisiones de 'Wealth Management' y de 'Corporate & Retail Banking', que en Suiza en particular se comportaron con especial dinamismo. Ambas divisiones generaron al banco ingresos nuevos por 11.400 millones de francos suizos.

Justo el fenómeno inverso al registrado en UBS que observó salidas de capital de sus clientes por 23.000 millones de francos suizos durante el mismo lapso.
Según Dougan, "Credit Suisse cosecha frutos, pero seguiremos siendo juiciosos en tiempos de incertidumbre".

Tareas pendientes

Credit Suisse inició el año con el pie derecho, pero no tiene la partida ganada.

Entre enero y marzo, se vio obligado a realizar amortizaciones netas por 1.400 millones de francos suizos producto aún de créditos irrecuperables que tenía en sus balances.

Por otra parte, el banco no ha adoptado todavía las nuevas normas contables emitidas por el 'Financial Accounting Standards Board' (FASB), un requisito que debe cumplir para operar normalmente en Estados Unidos.

El banco se ha comprometido a adoptar dichas normas durante el segundo trimestre de este año, lo que tendrá un impacto sobre sus balances financieros, es decir, al cambiar de reglas frecuentemente los números se ajusten, y no siempre a favor de la institución.

Del mismo modo, Credit Suisse tiene pendiente en 2009 un drástico recorte de personal, que es lo que le ha permitido regresar a los números negros.

Concretamente, en 2008 suprimió el equivalente a 1.800 empleos para reducir sus gastos fijos y contrarrestar los embates de la volatilidad financiera provocada por la crisis. Este año, el recorte previsto es de 5.300 puestos adicionales.

Compromiso de rentabilidad

Pese a los temas que tiene pendientes, el Credit Suisse se siente confiado sobre el futuro.

"Nuestra división de Investment Banking (pilar de las finanzas del grupo) ha vuelto a una rentabilidad significativa, lo que refleja los progresos en reducción de riesgos. Creemos que el grupo es capaz de generar rentabilidad sostenida durante el 2009", afirmó Brady Dougan en la carta que envió hoy a sus accionistas.

Nuestros clientes actuales y potenciales aumentan y esto nos proporciona una ventaja competitiva, dijo en discreta alusión al UBS, y remató afirmando que "la ausencia de propiedad gubernamental", sumada a una mayor liquidez, le permitirán ir recuperando el terreno perdido en 2008 como producto de la crisis.

Cabe recordar que en octubre pasado, mientras el UBS era rescatado por el gobierno y por el banco central suizo con un paquete de apoyo del orden de los 68.000 millones de francos suizos, Credit Suisse decidió capitalizarse por cuenta propia.

Concretamente, obtuvo 10.000 millones de francos suizos de inversionistas privados -vía la emisión de bonos y cartera-, el principal de ellos el fondo Qatar LLC, filial de la Autoridad de Inversiones de Qatar.

"Estamos optimistas con respecto al futuro. Nuestro enfoque prudente en este entorno complejo a escala mundial nos ha sido de gran utilidad durante el primer trimestre y seguiremos actuando de la misma manera", señaló el directivo.

Reconoció que el Credit Suisse no está del todo a salvo -"aún podemos sufrir los efectos de la continua volatilidad"-, pero concluyó su mensaje expresando que "el banco se siente preparado para capear el temporal y obtener rendimientos siempre que surjan oportunidades de mercado".

swissinfo, Andrea Ornelas

Datos clave

Durante el primer trimestre de 2009, la división de 'Private Banking' generó ingresos por 2.878 millones de francos suizos;

y el área de 'Investment Banking', por 6.442 millones de francos.

En 2008, Credit Suisse perdió 8.218 millones de francos suizos, pero saneo sus finanzas.

CS INDEMNIZA A CLIENTES

Las buenas cuentas que registra Credit Suisse en 2009 le pemitieron también indemnizar a 1.700 clientes sque invirtieron, por consejo del banco, en instrumentos de inversión de Lehman Brothers, banco estadounidense que quebró en septiembre del 2008.

La indemnización suma 50 millones de francos suizos y fue devuelta a pequeños inversionistas el pasado 21 de abril.

La decisión dio un giro a la política de Credit Suisse, que hasta 2008 sólo había indemnizado a clientes cuyas inversiones en el banco superaban los 500.000 francos, y para quienes al menos 50% de su portafolio estaba en productos de Lehmann Brothers.

Credit Suisse

Se fundó en 1856 en Zúrich. En 1906 abrió su primera sucursal en Basilea. Ocho décadas después ya operaba en América.

Es un banco especializado en el otorgamiento de créditos a clientes privados y empresas.

Está reconocido a escala internacional por su especialización en la gestión de fortunas personales.


Enlaces

×