Navegación

Enlaces para saltar navegación

Subsitios

Principales funcionalidades

Crisis venezolana no desanima a inversores suizos

El embajador de Suiza en Caracas, Pierre Monod, ve con optimismo el futuro de Venezuela.

Casi dos mil suizos residen en Venezuela, donde numerosas empresas helvéticas se han instalado en los últimos 70 años.

Cuarto receptor de inversión suiza en América Latina, el país del petróleo pasa por un momento político crítico que los empresarios encaran con precaución.

La situación del gobierno de Venezuela ha generado cierta inquietud manifiesta en la inestabilidad social que se viene repitiendo desde el golpe cívico militar del 11 de abril de este año.

Swissinfo conversó en Caracas con el embajador de Suiza en Venezuela, Pierre Monod, acerca de la crisis del país y de las perspectivas que vislumbra para las empresas helvéticas.

"Es difícil explicar la crisis. Se trata de un problema de falta de voluntad de entendimiento entre el gobierno y la oposición".

Monod aseguró que no es válido hacer pronósticos en este momento de situación confusa, pero "tampoco se registran señales de desinversión".

"Aunque no estamos en el sector del petróleo, tenemos grandes empresas como Nestlé, Cementos Caribe y Terranova de Venezuela, por ejemplo".

"A largo plazo, este país es fantástico, con riquezas naturales, paisajes hermosos y grandes potencialidades, por lo que soy muy positivo respecto del futuro de Venezuela", precisó el diplomático.

El pasado reciente y las perspectivas

Lukas Gasser, Encargado de Negocios de la Embajada, afirmó a su vez que en la administración de Chávez hubo inversiones importantes. "Terranova de Venezuela invirtió 325 millones de dólares hace dos años, y Nestlé inauguró una planta, hace algo más de un año, con la reinversión de casi 100 millones de dólares".

Elsbeth Schneeberger, Gerente de la Cámara Venezolano-Suiza de Comercio e Industria, se mostró aún más optimista y dijo a swissinfo que "las firmas helvéticas en Venezuela tienen una larga tradición y siempre se ha dicho que están aquí a largo plazo".

"En Venezuela hay muchas empresas suizas de renombre, y ninguna de ellas ha estado pensando en levantar anclas. El puesto que ocupan actualmente en el país es bien sólido, y ya han atravesado por varias subas y bajas de la situación económica y política, pero no creo que ninguna de ellas piense en salir, sino más bien se vienen adaptando a la realidad con buenos resultados".

Garantías y obligaciones para los inversores

Acerca de las garantías que el gobierno brinda a las empresas radicadas en el país, Schneeberger explicó que "existe un convenio, suscrito hace más de diez años entre Suiza y Venezuela, que protege la inversión respaldando a las empresas que ha sido reconocidas por el gobierno y por los ministerios correspondientes"

Pero la situación económica en Venezuela se ha venido deteriorando, la moneda ha perdido casi la mitad de su valor en el último semestre, y los índices de desocupación ya rozan el 20 por ciento.

Debido a esto, las empresas suizas están reestructurando su personal y su producción. "Tenemos ahora un 'Decreto de Inamovilidad' por el cual las empresas no pueden despedir su personal, eso significa que los recursos humanos que manejan se destinan de manera que se adapten a esta situación", explicó la Gerente de la Cámara.

La crisis impacta en varios sectores

Aún cuando las empresas helvéticas están sólidas, no se pueden omitir los impactos indirectos de la crisis, como es, por ejemplo, el cierre de más de 120 firmas textiles venezolanas, cuyo efecto se refleja en que los representantes de maquinarias del sector venden cada vez menos equipos y repuestos.

También los servicios, los agentes de aduana y las representaciones de los bancos suizos tienen una presencia importante en Venezuela. Los empresarios de esos sectores se muestran igualmente precavidos en espera de tiempos mejores.

Otro importante rubro afectado es el de los laboratorios farmacéuticos y químicos de relevante valor en el país, tanto que hace 40 años se establecieron en la conocida "Calle de los laboratorios", donde están las direcciones de Novartis, Roche y Farma.

El presidente del Grupo Farma y miembro activo de la Junta de la Cámara Venezolano-Suiza de Comercio, Arturo Gómez Pina, dijo a swissinfo que la crisis se ha empezado a sentir a partir de abril.

"La devaluación perjudica bastante a la industria farmacéutica en general, porque en este sector los insumos importados pesan mucho en el costo, y los aumentos no se pueden trasladar al precio de venta al público, porque la capacidad adquisitiva del consumidor venezolano ha caído mucho"

La disminución de las ventas, estimada en un 30 por ciento, se reflejará sin duda en el ejercicio de este año: "En líneas generales, el mercado venezolano terminó el año pasado en aproximadamente 1.700 millones de dólares, y prevemos que este año se sitúe en 1.500 millones", señaló el alto ejecutivo.

El 'know house' que imprime la región

Acostumbrados a los vaivenes de las economías regionales, el ejercicio de adaptación a las crisis permite a los inversores armarse de "estrategias" para sortear los momentos difíciles.

"Debido a que el Grupo Farma está concentrado en países andinos, Centroamérica y El Caribe, nuestro futuro está aquí, y estamos conscientes de que tenemos que salvar estos inconvenientes", prosigue Gómez Pina.

"Nuestro 'know house' para luchar en estos países es, en cierta medida, superior al que puedan tener las transnacionales que se mueven en el mundo entero. Seguimos apostando, teniendo fe en la región, y la prueba está en que estamos construyendo una nueva planta en Maracay -cerca de Caracas- con una inversión que va a rondar los 10 millones de dólares"

El presidente del Grupo Farma, que hoy emplea en el país alrededor de 600 personas, apostó por la recuperación: "Pensamos que esta situación de Venezuela va ser superada en dos o tres años, y hay que estar preparados para el largo plazo"

Norma Domínguez, Caracas

Datos clave

Venezuela es el cuarto productor de petróleo del mundo
Tiene 912.000 Km2 de superficie y 24 millones de habitantes
Después de Brasil, México y Argentina, es el cuarto receptor de inversión suiza en América Latina
Los casi dos mil suizos residentes conforman una de las comunidades europeas más antiguas en Venezuela
Venezuela goza de un sistema de preferencias tarifarias de Suiza
La relación comercial bilateral Berna-Caracas data de fines del siglo 19


Enlaces

×