Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Cuba Real: un negocio con perspectivas de crecimiento

Andrea Büchel trabaja desde hace tres año en La Habana.

(Erwin Dettling)

Cuba apuesta por las agencias locales para canalizar el flujo de turistas. La empresa suiza ‘Cuba Real Tours’ ha logrado convertirse en un importante actor en la economía planificada de la isla. Andrea Büchel trabaja desde hace tres años en La Habana para esa firma.

La oficina de Andrea Büchel está en el histórico Edificio Bacardi, una joya del Art Déco en La Habana Vieja. La antigua sede de la dinastía del ron se construyó en 1930 y hoy es el centro comercial de ‘Cuba Real Tours’, un operador turístico suizo afincado desde hace diez años en Cuba.

La relación de Andrea Büchel con Cuba se remonta a un viaje cuando se enteró a través de una compañera que ‘Cuba Real Tours’ buscaba una especialista en turismo en La Habana: “El plazo para presentar la solicitud de empleo ya había expirado”, relata a swissinfo.ch la joven suiza. “A pesar de ello envié mi currículum y conseguí el trabajo. Y enseguida tuve que recoger los bártulos en Suiza”.

Desde esa fecha han transcurrido tres años. Si entonces ‘Cuba Real Tours’ contaba con 15 empleados, hoy suma más de treinta, incluidos los que trabajan en Suiza.

Los negocios con los extranjeros que desean conocer Cuba desde un ángulo diferente van viento en popa. Andrea Büchel ha tenido que adaptarse a las particularidades y normas estrictas de la industria turística cubana; reglas que la afectan también en el ámbito personal: “Cada vez que quiero salir del país tengo que solicitar una autorización oficial. Y esto puede tomar tres semanas, con lo cual todo viaje espontáneo es imposible”.

Más caro, pero mejor

Andrea Büchel ha aprendido que la mentalidad de las agencias de turismo cubanas difiere mucho de las y europeas. Y ‘Cuba Real Tours’ explota esas diferencias. “Nuestros clientes de Suiza, Alemania, Austria – y últimamente también Inglaterra – entienden que seamos un poco caros. Pero los turistas europeos pueden contar con que nuestros programas funcionan”, señala.

A pesar de que Cuba se abrió al turismo extranjero hace veinte años, aún hay muchas cosas que no funcionan a la perfección, según Andrea Büchel.

“Cada prestación requiere el visto bueno de nuestros socios cubanos, desde el autobús que recoge a nuestros clientes puntualmente hasta los cubiertos en los buenos hoteles, que deben satisfacer las exigencias de nuestros clientes del segmento más alto.”

Los turistas que viajan a Cuba en la categoría de lujo esperan “que les ofrezcamos programas exclusivos que no encuentran en otro lado. Quieren conocer las particularidades del país –por una parte la escasez, por otra el lujo; el régimen socialista frente a la alegría caribeña – que no se da en ninguna otra parte de América Latina”, precisa Andrea Büchel.

Transmitir la cultura local

El éxito de un viaje de alto nivel adquisitivo depende también del guía cubano cuya obligación es transmitir a los turistas la visión oficial y revolucionaria del Estado autoritario y su realidad. Un propósito no siempre exento de conflictos: “Debemos explicar a nuestros clientes que los guías europeos que viajan con nuestros grupos tienen que ir acompañados de un guía local. A veces puede enriquecer el viaje, otras puede resultar una carga”.

Andrea Büchel considera que una mezcla equilibrada de colaboradores europeos y cubanos es beneficiosa para el turismo en la isla. ‘Cuba Real Tours’ cuenta con diez empleados europeos y cerca de 15 cubanos en La Habana. “No podemos elegir a los miembros cubanos del equipo. Los selecciona el Estado cubano conforme a nuestro perfil de exigencias.

Red de contactos, una ventaja

Los empleados locales de ‘Cuba Real Tours’ no sólo fungen como intermediarios entre dos culturas que conciben los viajes de manera diferente, sostiene Andrea Büchel:

“Disponen de una buena red de contactos, sobre todo fuera de la capital, y esto es una ventaja cuando surgen problemas por ejemplo con las comidas. Y es que en la provincia rige aún el precepto: a la mesa llega lo que hay en el mercado: arroz, frijoles, pollo y pescado; y no coincide precisamente con el menú que hemos encargado”.

Embargo comercial

Quienes visitan Cuba suelen notar de forma directa o indirecta los efectos del embargo comercial que Estados Unidos impone a la isla desde hace casi medio siglo.

“Cuba no es un paraíso del consumo. Un día consigo un espray contra insectos que utilizo para eliminar las hormigas en mi casa. Y luego puede que no vuelva a encontrarlo durante medio año – pero las hormigas siguen ahí. Lo mismo ocurre con el papel higiénico. Cuando hay, se compran rollos de reserva para los periodos en los que no hay en el mercado”.

¿Cómo se desarrolla el turismo cubano? “Siempre oímos hablar de grandes proyectos, pero de los que hasta ahora he visto poco. Podemos proponer mejoras, pero son las autoridades cubanas quienes decretan las reglas en el turismo”, responde Andrea Büchel.

“Que Cuba se abra al mundo y el mundo se abra a Cuba”, declaró el Papa Juan Pablo II durante su visita a la isla en 1998. ¿Está Cuba preparada para tal apertura, para una oleada de extranjeros? “Una apertura sería positiva para el turismo, aunque se incrementaría la lucha por conseguir un cuarto de huéspedes. Pero nadie tiene la certeza de que esa apertura acarrearía un flujo en masa de turistas estadounidense”.

Erwin Dettling, La Habana, swissinfo.ch

CIFRAS DE TURISMO

1,4 millones de turistas visitaron Cuba en el primer semestre de 2010.

Según las autoridades de turismo, el número de visitantes europeos ha bajado (España: -16,4%, Italia: -8,1%, Inglaterra: -4,8%,).

Simultáneamente ha aumentado el flujo de turistas de otros países: Argentina, por ejemplo, con un crecimiento del 10,5%.

También se multiplicaron los turistas de Perú, Brasil, Chile y Venezuela.
Los turistas de Rusia aumentaron incluso un 25%.

Fin del recuadro

Recomendaciones

Desde el 1 de mayo de 2010 los turistas que visitan Cuba necesitan presentar comprobante de que su seguro de enfermedad o viaje correrá con todos los gastos médicos que puedan surgir durante el viaje.

En el momento de ingresar en el país, se recomienda llevar consigo una póliza de seguro, una tarjeta de afiliación al seguro de enfermedad o el comprobante de un seguro de viaje.

Quienes no dispongan de este comprobante, deberán concluir un seguro con la compañía cubana Asistencia al Turista (Asistur). Esto se aplica a toda persona con domicilio fuera de Cuba.

Para más información dirigirse a la embajada de Cuba en Berna y Asistur.

Fin del recuadro

‘Cuba Real Tours‘

Fue fundada por Reto Rüfenacht en el año 2000. En una década la empresa suiza se ha convertido en la agencia de viajes privada más grande de la isla. Tiene su sede operativa en La Habana. Su sede central y administrativa se halla en Baden, Suiza.

‘Cuba Real Tours’ emplea a 30 personas, de los cuales 25 en la capital cubana. La empresa ha registrado su mayor crecimiento en los últimos dos años. En 2009 ‘Cuba Real Tours’ atendió a 7.500 clientes, en su mayoría de países europeos de habla alemana.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes