Navigation

Cumbre del G-20 tiene en la mira a UBS y Credit Suisse

La Cumbre del G-20 en Seúl discutirá reformas bancarias. Keystone

Las principales potencias desarrolladas y emergentes se reúnen a partir de este jueves en Seúl. Esta vez no habrá 'lista gris', pero se espera que 20 bancos serán señalados como instituciones que por su talla requieren mayor capitalización y supervisión.

Este contenido fue publicado el 11 noviembre 2010 - 08:12
Andrea Ornelas, swissinfo.ch

El Banco Nacional Suizo coincide en la necesidad de actuar de forma rigurosa y preventiva en el caso de estos bancos 'too-big-to-fail' y ha asegurado que Suiza ya dio los primeros pasos en este sentido.

Los gigantes suizos UBS y Credit Suisse forman parte de una lista de 20 bancos globales cuya quiebra potencial pone en riesgo a la economía mundial, razón por la que el G-20 pedirá que se les someta a un control más estricto, publicó este miércoles (10.11) el diario londinense 'Financial Times'.

Según el rotativo, éste será uno de los principales anuncios de la Cumbre del G-20 que celebrara este 11 y 12 de noviembre en Seúl.

La nueva lista incluiría a los dos gigantes del sistema bancario helvético, pero también a instituciones como el alemán Deutsche Bank; los estadounidense, Bank of América-Merril Lynch, Citigroup, Goldman Sachs o JPMorgan Chase; los británicos Barclays, HSBC y Royal Bank of Scotland; y los españoles Santander y BBVA.

Consultado al respecto por swissinfo.ch, el Ministerio suizo de Finanzas declinó emitir comentarios hasta que el anuncio sea oficializado por el Foro de Estabilidad Financiera (FSF), portavoz de las medidas del G-20.

El Banco Nacional Suizo (BNS), por su parte, avala la conveniencia de aplicar reglas más estrictas en el caso de aquellos bancos' to-big-to-fail' (demasiado grandes para quebrar).

La agenda de Seúl

Seúl será la sede de la quinta cumbre celebrada por los países del G-20 durante los últimos dos años. La agenda prevista es variopinta, pero el hilo conductor es el deseo de las economías por consolidar la recuperación y conjurar futuras crisis.

La 'guerra de divisas', un asunto largamente debatido en Suiza durante las últimas semanas, es uno de los temas protagónicos del encuentro.

En 2010, los bancos centrales de EEUU, China, Japón y Suiza, entre otros, han echado mano de la política monetaria para evitar la apreciación de sus divisas. Esto es, en un contexto de crecimiento económico tímido, las exportaciones son la gran tabla salvavidas de muchas economías; y depreciar la moneda local es un camino para abaratar los productos y ganar competitividad en el exterior.

Una política que, sin embargo, ha sido aplicada de forma unilateral y desordenada por los bancos centrales, lo que pone en riesgo al mundo de una nueva crisis, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Para evitarlo, el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, propuso este martes (09.11) instituir un nuevo “patrón oro”, es decir, volver a fijar las paridades de cada moneda con respecto a este metal, y no al dólar.

Si bien el tema será retomado en Seúl, la mayoría de los bancos centrales, encabezados por el Banco Central Europeo (BCE), han manifestado ya su desacuerdo.

Suiza en el G-20

Suiza no es miembro del G-20 y tampoco país invitado, a pesar de haber realizado trabajo de cabildeo desde 2008 para sumarse a esta cita internacional.

Pese a ello, toda decisión tomada por esta cúpula impacta directamente a su plaza financiera, que es una de las tres principales del mundo junto con la londinense y la neoyorquina.

Para hacer escuchar su posición de cara a los grandes temas del G-20, el Banco Nacional Suizo (BNS) ha aprovechado los foros en los que ha participado recientemente para abordar los temas sensibles que se retomarán en el G-20.

Concretamente, Thomas J. Jordan, vicepresidente del BN,; y Jean-Pierre Danthine, miembro del directorio del BNS, expresaron en sendas reuniones con banqueros (03.11 y 04.11) que coinciden en la necesidad de que los grandes bancos cumplan con requisitos de capitalización y reservas más estrictos que los que marcan los Acuerdos de Basilea III para la banca internacional en general.

Y Danthine destacó que Suiza ya está en ese camino. “El problema del 'too-big-to-fail' ha sido particularmente agudo en Suiza, donde sus dos grandes bancos representan cuatro veces la talla del PIB nacional”.

De ahí que la Comisión de Expertos encargados de Limitar Riesgos de Quiebra para las Grandes Empresas haya presentado una serie de recomendaciones concretas para los dos grandes bancos.

Se atenderán nuevas reglas en materia de fondos propios, la organización de los bancos, su liquidez y la administración de riesgos.

Para Thomas Jordan es fundamental que, de cara a nuevas contingencias, no sean ni el Estado ni los contribuyentes los responsables de financiar los rescates bancarios de emergencia.

FMI y regulación financiera

Seúl será la ocasión también para que formalicen las reformas que sufrirá la estructura interna del FMI, que a partir de 2011 dará más poder a las economías emergentes, después de que Europa aceptara renunciar a dos de sus asientos en el consejo de administración de este organismo. Una reforma que fue calificada de “histórica” por el director-gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn.

La cita también será la ocasión para hablar sobre desarrollo, un punto de encuentro en el que se debata la liberalización de nuevos fondos para fortalecer el crecimiento de las economías más pobres. Un asunto todavía en ciernes porque no se ha hablado aún sobre las naciones que podrían ser beneficiarias, ni tampoco sobre el origen de los fondos para apoyarlas.

Acuerdos del G-20

Los acuerdos logrados durante las primeras cuatro cumbres del G-20 son:

1) Washington (noviembre 2008). Acuerdo para instrumentar estímulos económicos para una economía mundial en recesión, vía gasto gubernamental.

2) London (abril 2009). Fue la reunión en la que se anunció la 'lista gris' que comprometió a Suiza como paraíso fiscal. Ahí se decidió un nuevo paquete de estímulos fiscales por 5 billones de francos suizos para 2010.

3) Pittsburg (septiembre 2009). Se pactó estrechar la supervisión financiera internacional y analizar las medidas convenientes para abandonar paulatinamente los estímulos fiscales gubernamentales, sin que las economías se debilitaran.

4) Toronto (junio 2010). Fue considerada una cumbre fallida por su falta de acuerdos concretos. No se logró pactar nuevas reglas para el sector financiero (para fondos especulativos como los 'hedge funds').

End of insertion

G-20

El llamado G-20, fundado en 1999, integra a las principales economías desarrolladas y emergentes del mundo. Su objetivo es coordinar una política económica internacional capaz de generar crecimiento, sin acentuar los desequilibrios entre países desarrollados y emergentes.

Con objeto de que los acuerdos alcanzados tengan aplicación mundial de una forma ordenada y eficaz, el G-20 incluye también en sus filas al FMI, al Banco Mundial, al Foro de Estabilidad Financiera y a la OCDE.

Desde 2008, sus encuentros adquirieron calidad de cumbre, al convocar a presidentes y jefes de Estado. Actualmente los países que lo integran son: Alemania, EEUU, Francia, Canadá, Reino Unido, Italia, Japón, Rusia, Unión Europea (como bloque),China, Corea del Sur, India, Indonesia, México, Australia, Argentina, Brasil, Sudáfrica, Turquía.

La Cumbre del G-20 de Seúl será objeto de diversas manifestaciones contra la globalización. Un total de 60.000 policías estarán desplegados en la ciudad, y el gobierno ha promulgado una nueva ley que otorga poderes a los soldados para reprimir protestas.

End of insertion

DATOS CLAVE

Los 20 países que forman parte del G-20 representan el 85% del PIB mundial.

Cerca de 50.000 personas se han manifestado en Seúl en los días previos a la Cumbre del G-20.

La lista íntegra –según el 'Financial Times'- de bancos 'too-big-to-fail' incluye a:

Deutsche Bank (Alemania), Bank of America-Merril Lynch, Citigroup, Goldman Sachs, JPMorgan Chase y Morgan Stanley (EEUU); Barclays, HSBC, Royal Bank of Scotland, Standard Chartered (Gran Bretaña), Santander y BBVA (España); BNP Paribas, Société Genérale (Francia); Banca Intesa, UniCrédit (Italia); Mitsubishi, Mizuho, Nomura y Sumitomo Mitusui Japón), ING (Holanda), y Credit Suisse y UBS (Suiza).

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.