Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Davos contra Nueva York

El Foro se despide de la ciudad estadounidense. (Foto: swiss-image.ch)

El partido duró 5 días. El Foro Económico Mundial regresará a Davos el año próximo. Pero la experiencia neoyorquina dejará huella.

Nueva York, esto terminó. Los cerca de 3.000 participantes del Foro Económico Mundial concluyeron el encuentro luego de 5 días de conferencias y seminarios que abordaron temáticas que iban desde discusiones sobre las perspectivas económicas mundiales, hasta la manera de controlar la tensión, pasando por la amenaza terrorista.

"Suiza estará encantada de recibir la próxima reunión anual, de nuevo en su territorio, en los Alpes, en Davos" lanzó Joseph Deiss, al tomar la palabra para clausurar la manifestación. El ministro suizo de asuntos exteriores elogió al presidente fundador del Foro, Klaus Schwab, y la misión del diálogo de este encuentro.

Esquiar y trabajar

"Suiza continuará acogiendo esta búsqueda y está orgullosa de llevar de nuevo Davos a Davos". La decisión de regresar al cantón de los Grisones fue tomada antes del inicio de la reunión. Pero esto no impidió a los representantes de Nueva York promover arduamente la causa de "la ciudad más formidable del mundo".

Durante la ceremonia de apertura del Foro, el alcalde Michael Bloomber, declaró a los participantes del Foro: "Es aquí a donde ustedes deberían venir. En Suiza deberíamos ir para esquiar".

Un activismo poco apreciado por la delegación helvética que contaba con el presidente de la Confederación, Kaspar Villiger y dos consejeros federales más. "En Suiza, es uno capaz de esquiar y trabajar, es tal vez una ventaja", replicó Pascal Couchepin, el fin de semana. El ministro suizo de Economía ve un problema político detrás de este asunto. Y un riesgo.

"Estados Unidos es la superpotencia mundial. Si se decidiera un día realizar el Foro de forma sistemática en Estados Unidos, eso sería una confirmación de que el poder de la superpotencia se convertiría en absolutamente dominante y que no existirían más interlocutores en el exterior para el diálogo. Eso no sería bueno. Nada bueno para nosotros y nada bueno para Estados Unidos".

Manifestaciones pacíficas

Pero, a la hora del balance, es necesario constatar que Nueva York logró exitosamente realizar lo imposible para Davos en este momento: garantizar el buen desarrollo del Foro, permitiendo a sus opositores protestar en la calle.

Las manifestaciones marcaron toda la reunión. El sábado, cuando varias miles de personas desfilaron por las calles de Manhattan, antes de congregarse ante el Hotel Waldorf-Astoria, en donde se desarrolló el Foro. Todo esto sin incidentes serios. Incluso aún cuando la policía realizó varias decenas de arrestos.

Kudelski impresionado

"Es impresionante ver como la policía alcanza a controlar la situación, comenta André Kudelski, un fiel asistente del Foro. La cuestión es saber si se puede hacer lo mismo en Suiza (...). Es decir, preservar la libertad de expresión, pero evitar que hayan revueltas".

"El hecho de que no haya prácticamente ningún daño aquí, cuando Zúrich fue afectado, deja que pensar", agrega el empresario del cantón de Vaud. "Es difícil de comparar" afirma, por su parte, Joseph Deiss, quien evoca la exigüidad de Davos. "Aquí estamos en un medio muy diferente, donde es tal vez más fácil administrar las cosas".

"Pero estoy convencido de que los cantones encontraron un terreno de entendimiento - continúa el ministro de Asuntos Exteriores, y agrega que - el año próximo se podrá instaurar un dispositivo que funcione".

¿Davos en África?

Más allá de esta competencia entre las autoridades suizas y estadounidenses, cuál es el sentimiento de los propios participantes: ¿Davos o Nueva York? "He escuchado los dos puntos de vista", explica Daniel Vasella, patrón de Novartis. "Algunos dicen que hay que regresar ya que Davos fue la marca del encuentro. Pero otros dicen que no, que hay que salir".

Para el año próximo, la decisión está tomada: la reunión será en los Grisones. En realidad, la cuestión se concentra en la edición del 2004. "Examinaremos ulteriormente la interrogante del emplazamiento a largo plazo" declara al respecto Klaus Schwab.

"Debo decir que Nueva York ofreció una hospitalidad tal, un marco para nuestras discusiones, que ya no puedo excluir que un día el Foro regrese a esta ciudad formidable".

Uno de los escenarios posibles sería el de la alternancia. Daniel Vasella: "Creo que la idea de hacer la reunión de tiempo en tiempo en ciudades predeterminadas, en donde hay algo a comunicar, es una idea a seguir".

Una idea que reprende al vuelo uno de los representantes de las organizaciones no gubernamentales de Suiza, presentes en Nueva York. "Mi proposición es que el Foro se realice en un país del sur para que la gente vea la realidad" avanza Peter Brey, secretario general de 'Terre des Hommes'.

Pierre Gobet, enviado especial a Nueva York


Enlaces

×