Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Doble 'sí' en las urnas

Los suizos quieren una moratoria de cinco años sobre los cultivos transgénicos en la agricultura.

(Keystone)

El 55,7% de los suizos aprueba la moratoria sobre los transgénicos en la agricultura y un escaso 50,6% la apertura dominical de negocios en estaciones y aeropuertos.

El voto de los cantones fue unánime respecto a los OGM, pero sólo 7 de 26 aprobaron la modificación de la ley del trabajo.

Este domingo los suizos respaldaron la moratoria de cinco años sobre los organismos genéticamente modificados y la apertura dominical que requiere una enmienda en la ley del trabajo.

Es poco habitual que una iniciativa popular supere el veredicto de las urnas: menos del 10% de todas las que se votaron desde 1891 hasta hoy lo lograron. Pero que una iniciativa reciba el aval de todos los cantones es un acontecimiento sin precedentes.

Ciudades favorables a apertura dominical

Menos inequívoco fue el resultado de la segunda votación: sólo 7 de 26 cantones aceptaron modificar la ley del trabajo para flexibilizar los horarios de apertura de los centros comerciales en las principales estaciones ferroviarias y aeropuertos del país.

Zúrich, Berna, las dos Basileas (Campo y Ciudad), Zug, Argovia y Ginebra quieren que esos centros abran los siete días de la semana. El voto favorable proviene de cantones donde los habitantes pueden realizar ya hoy sus compras los domingos.

Y como este tema de votación no requería la doble mayoría (población & cantones) para ser aprobado, fue el voto de los cantones más urbanizados y poblados el que determinó el resultado.

Moratoria: cinco años para reflexionar

Cabe destacar que una moratoria sobre OGM como la que votaron este domingo los suizos sería imposible en la Unión Europea. En el espacio comunitario existen zonas libres de transgénicos, pero también normas de comercio incompatibles con una moratoria como la helvética.

La iniciativa tiene el mérito de poner en evidencia las lagunas de la legislación helvética respecto al uso de OGM. Esto llevó a la elaboración de la Ley federal sobre ingeniería genética en el sector no humano, en vigor desde el inicio del 2004.

La ley prohíbe la crianza de animales genéticamente modificados y somete la siembra de plantas transgénicas a un severo procedimiento de ensayos previos a la autorización. Además, la presencia de OGM en los alimentos debe ser señalada en sus respetivas etiquetas.

Para los promotores de esta iniciativa, esta ley no es bastante estricta, por lo que piden un tiempo de reflexión de 5 años.

Los adversarios, en cambio, sostienen que la ley protege suficientemente a los consumidores, ya que les garantiza el derecho de elegir entre alimentos con o sin OGM.

El Consejo Nacional se pronunció sobre esta iniciativa con 92 votos a favor y 92 en contra. Sólo el voto del presidente de la cámara baja logró disolver el empate: votó en contra. En el Consejo de los Estados (cámara alta) también triunfó el 'no' con 35 votos frente a 10.

Flexibilidad en la venta dominical

En los últimos años se han multiplicado las tiendas y negocios en las principales estaciones ferroviarias y aeropuertos suizos, que abren los siete días de la semana. Pero sólo tienen derecho a abrir los domingos si los productos que venden están destinados a los viajantes. Además, la ley limita la superficie del local.

La modificación de la ley del trabajo prevé flexibilizar la oferta de productos y la superficie de los negocios: todos los puntos de venta en las principales estaciones y aeropuertos del país abrirían los domingos.

Fueron los sindicatos y los medios religiosos quienes recurrieron al referéndum contra la modificación de la ley, al oponerse a que el domingo se convierta en un día laborable como los demás de la semana.

Los partidarios señalan que estos temores carecen de fundamento, ya que lo que está en cuestión no es el levantamiento de la prohibición del trabajo dominical. Además, la apertura se limita a los centros de transporte público y, por ende, es incluso sostenible en términos ecológicos, dicen, porque no conllevará un aumento del tráfico privado.

El Consejo Nacional se pronunció a favor de la modificación por 109 votos a favor frente a 65 en contra. La cámara alta, la aprobó por 30 votos frente a 10.

Datos clave

Una ley del 2003 consiente el uso de algunos OGM, pero sólo bajo estrictas condiciones.
Todas las encuestas reflejan que los consumidores no son muy partidarios de los alimentos transgéncios.
En Suiza está prohibido el trabajo dominical.
Los horarios de apertura de los negocios son competencia de las autoridades locales y cantonales, pero en los últimos años se han flexibilizado.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×