Navigation

EasyJet se despide de Zúrich

EasyJet ha decidido romper sus relaciones con el aeropuerto de Zúrich. Keystone

A partir de 1 de noviembre la aerolínea se muda a Basilea, donde sus clientes pagarán menos tasas aeropuertarias.

Este contenido fue publicado el 23 agosto 2004 - 15:39

Swissair pelea por el mismo mercado, pero con tarifas hasta 3 veces superiores. La meta: sanear sus finanzas, razón que la lleva a analizar un incremento en la jornada laboral de sus empleados.

Hace apenas 10 años era imposible hablar de EasyJet. No existía.
En noviembre de 1995, asomaba la nariz al mercado británico de la aviación con dos Boeing 737 que viajaban de Londres a Glasgow y a Edimburgo.

Su filosofía empresarial: garantizar bajas tarifas a cambio de un servicio eficaz, pero sin lujos. La empresa aceptaría ganancias magras con cada cliente, pero intentaría llevar sus aviones a tope.

En el 2002, la demanda del mercado la convirtió en la aerolínea más grande del Viejo Continente.

Y durante estos nueve años, ha tenido altos y bajos, y con frecuencia sus decisiones –estratégicas y financieras- han sido arriesgadas.

La última que tomó (18.08.) afecta directamente a Suiza: la ‘low cost’ anunció que rompe sus relaciones con el aeropuerto de Zúrich a partir del próximo 31 de octubre.

Zúrich, fuera de proporción

A partir del 1 de noviembre del 2004 ya no habrá más vuelos entre Zúrich y Londres-Luton con EasyJet.

La razón: en menos de dos años el aeropuerto helvético ha aumentado más de 132% los impuestos o tarifas que cobra a los pasajeros.

Esto ha encarecido el costo de los billetes de avión de EasyJet, a tal punto que la ruta dejó de ser rentable, por lo que la empresa simplemente apela a las ventajas del libre mercado.

El aeropuerto de Basilea le ofrece mejores condiciones, así que a partir del 1 de noviembre, sus vuelos a Londres (dos vuelos diarios) saldrán desde esta ciudad suiza.

EasyJet ya vuela desde Basilea a Liverpool o Berlín. Y desde Ginebra lo hace a Newcastle, Ámsterdam o Bristol, entre otros destinos.

La estrategia de las ‘low cost’, entre las que también se incluyen las aerolíneas Vifgin y Ryanair, no ha sido en vano. Hoy trasportan al 16% del pasaje europeo.

¿Es grande la diferencia?

La transportación aérea entre Suiza y Gran Bretaña es cubierta por tres aerolíneas fundamentalmente: British Airways, EasyJet y Swiss.
Actualmente existe un acuerdo de código compartido entre la aerolínea de bandera británica y la compañía suiza.

Sin embargo, las diferencias tarifarias son abismales con respecto a las líneas de ‘bajo costo’.

A pesar de que Swiss decidió desde septiembre del 2003 pelear por el mismo mercado y reducir sus tarifas, ahora mismo, si un cliente potencial entra a la página Web de Swiss para reservar un billete de avión ida y vuelta Basilea-Londres, se encontrará con un precio de entre 210 y 458 francos suizos (ya incluidos impuestos y tasas aeroportuarias) para volar en septiembre.

En contrapartida, un billete de EasyJet para el mismo trayecto, cuesta 71,53 francos suizos (también con impuestos y tasas aeroportuarias ya incluidas).

La relación de precios, es pues de 3 a 1 en este caso, lo que implica para la aerolínea helvética Swiss una agresiva competencia, que le resulta cuesta arriba en un periodo en el que debe sanear sus finanzas (durante el primer semestre del 2004 reportó pérdidas por 33 millones de francos suizos).

Malas noticias tarifarias

La incertidumbre en Oriente Medio ha llevado al cielo los precios internacionales del petróleo, que han alcanzado niveles históricos de más de 40 dólares por barril durante el verano.

En consecuencia, los costos del combustible han aumentado al menos 15% en lo que va del año para la aviación y compañías como KLM, Air France, Air Europa, Virgin Atlantic, Lufthansa, y Cathay Pacific.

Estas compañías aéreas confirmaron ya su intención de aumentar las tarifas (entre 3 y 30 francos suizos según los trayectos y la empresa).

EasyJet y Ryanair se desmarcaron de la tendencia, porque aseguran que con recortes a su gasto operativo podrán absorber el incremento en el precio del combustible.

Swiss en la batalla

Swiss anunció que sí aumentará tarifas (19.08.) a partir del 1 de septiembre: 7 francos extras para vuelos en Europa y 20 francos para vuelos de larga distancia.

Y la aerolínea helvética sabe que debe seguir tomando algunas otras decisiones impopulares.

Apenas el pasado sábado (21.08), Christoph Franz, presidente de Swiss, afirmó que los costos de su personal no son competitivos, por lo que intentará mejorar esta situación a través de un incremento de productividad.

Dicho con simplicidad, Franz intentará aumentar las horas de la semana laboral sin elevar los sueldos. Los pasajeros y los mercados darán pronto su veredicto.

swissinfo, Andrea Ornelas

Datos clave

EasyJet es la compañía de aviación más grande Europa:

Enlaza 50 aeropuertos, opera 180 rutas y dispone de 92 aviones

Ocupación de vuelos: 86%

Tarifas (ida y vuelta): menos de 100 francos

Swiss ocupación de vuelos europeos: 66%

Tarifas: más de 150 francos (ida y vuelta)

End of insertion

Contexto

EasyJet abandona el aeropuerto de Zúrich porque las tasas aeropuertarias aumentaron 132% en dos años.

La aerolínea se niega a elevar sus tarifas este año, pese al incremento del precio del petróleo.

Swiss aumentará sus tarifas a partir del 1 de septiembre.

Para ganar productividad analiza aumentar la jornada laboral sin ajuste de sueldo.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo