Navigation

‘Générations’: Medio siglo de compromiso con los séniores

Mediante sus tres ejes editoriales: compromiso, servicio e integración, la revista Générations busca también fortalecer la relación entre jóvenes y mayores. Westend61 / Mijo

Hace cincuenta años, y en el seno de la Société Coopérative Générations, nacía en Suiza la primera revista consagrada a informar, entretener y defender a los mayores. Medio siglo después, adaptada a los nuevos tiempos y convertida en puente intergeneracional, la publicación mantiene su militancia en pro de un sector aún infravalorado.

Este contenido fue publicado el 08 octubre 2020 - 11:00

“Globalmente se tiene un problema con la edad porque la vemos como algo que nos acerca simbólicamente a la muerte, y porque en el liberalismo económico de las sociedades occidentales, un viejo es alguien que cuesta, que ya no sirve, que no produce. Eso es totalmente injusto y crea una real segregación”, deplora Blaise Willa, director de GénérationsEnlace externo.

El también jefe de redacción de la revista habla a swissinfo.ch sobre la génesis y la evolución de esta publicación pionera en su género, del compromiso con sus lectores y de la situación de los adultos mayores en Suiza, en particular, en tiempos del coronavirus.

Origen

La efervescencia del movimiento juvenil de 1968 removió también la consciencia sobre la precariedad en la que se encontraban los adultos de más de 50 años. La Société Coopérative Générations, nació entre 1970-71 como una entidad no lucrativa e independiente cuya misión era informar a los mayores, “entretenerlos” -como se decía entonces- y defenderlos, explica Blaise Willa.

La sociedad cooperativa editó el primer periódico para séniores de Suiza. Denominado originalmente Aînés (Mayores) -actualmente Générations (Generaciones)-, correspondía a necesidades que eran bien reales pero que aún no estaban claramente identificadas, anota.

Se dirigía a la imagen de los mayores en aquella época: “En resumidas cuentas, personas que trabajaban toda la vida, llegaban a la jubilación, tenían algunos años de esperanza de vida y luego terminaba todo”.

Desde entonces, puntualiza nuestro interlocutor, ha habido un salto enorme, la esperanza y la calidad de vida han aumentado de manera notable. “Ayer, una persona de 65 años podía estar muy vieja mientras que hoy es completamente activa. Incluso hay octogenarios en una forma increíble”.

Blaise Willa, director de Générations. Générations

Adaptación

Y ese cambio se reflejó también en la cooperativa - que hoy ofrece, por ejemplo, viajes concebidos especialmente para mayores y cursos de informática- y en la revista, que pasó de una impresión en blanco y negro a una en color, con un diseño más ágil y una presentación más atractiva, amén de una versión en internet y una cuenta en Facebook. Pero no solamente...

Cuando Blaise Willa llegó a la dirección de la revista en 2013, advirtió la necesidad de replantear diversos aspectos. Por una parte, la idea que se tenía de que la publicación correspondía única y exclusivamente a los más mayores, restringía el número de lectores. “Advertimos que muchos evitaban abonarse a Générations porque temían ser considerados viejos”, con esa carga negativa que injustamente persiste en la sociedad respecto a la vejez.

Por otro lado, había que adaptar los contenidos para que estuvieran en consonancia con la nueva realidad de los mayores, y ampliarlos en concordancia con la actualidad. “El objetivo era reflexionar en un periódico que correspondiera a los séniores, que hablara a los séniores (pero no solamente), que incluyera temáticas del mundo en general y evitara cualquier asomo de segregación”.

Sociedad Cooperativa Generaciones

La Société Coopérative Générations, independiente y no lucrativa, creó en 1970-71 la actual revista Générations.

Además, ofrece cursos de informática, conferencias, actividades de animación y apoyo, un club de lectores y un servicio de anuncios.

Générations emplea a 13 trabajadores fijos en Lausana, procedentes de diferentes profesiones, además de colaboradores externos.

En sus temáticas de calidad de vida incluye: salud y nutrición, integración social, conocimiento, hábitat, movilidad, medio ambiente y medios financieros.

Aborda todo tipo de temas de actualidad en diferentes rúbricas y cuenta con la sección “La muerte y yo”.

Publica 11 números (uno para los meses de julio y agosto) y dos suplementos especiales por año, además de un boletín (newsletter).

End of insertion

Ejes editoriales

Para lograrlo, además de una nueva imagen, la directiva introdujo desde 2015 tres ejes editoriales: Compromiso con los mayores, que correspondía a la misión de la cooperativa. Servicio con contenidos relacionados con la salud, el derecho, el patrimonio, etc. Integración con contenidos generalizados para aportar un carácter intergeneracional a la revista.

Hoy, no solamente los séniores leen la revista sino también un público más joven porque la publicación se ha convertido en un puente intergeneracional.

“Hablamos de todo, no solamente de cuidados para personas mayores o enfermedades. Hablamos de ecología, de compromiso político, de turismo, de la COVID-19… En nuestro número de septiembre, por ejemplo, publicamos un gran dosier sobre las elecciones en Estados Unidos. No hablamos como si nos dirigiéramos a un lector de 20 años, pero ningún tema nos está vedado”.

Hace dos años, Blaise Willa creó también la sección ‘La muerte y yo’, en la que personas de diversos oficios y de diferentes credos hablan de su relación con la muerte. “Si hay una revista legítima para crear este tipo de rúbrica somos nosotros y estoy seguro de que al lector le gusta que se le hable de eso porque nuestro objetivo es hablar de la vida, y la muerte es parte de la vida”.

Audiencia

Générations cuenta con más de 117 000 lectores y una comunidad  virtual con más de 84 000 participantes. “Hay una gran proximidad con los lectores”, subraya Blaise Willa. De ello dan cuenta no solamente las cifras sino hechos tan simples como la visita de esa dama que acude regularmente a tomar café a la sede de la revista en Lausana, o la treintena de cartas que reciben por vía postal cada semana.

Hay una amplia participación de la audiencia en los concursos para obtener entradas a conciertos, museos o exposiciones. Sea por el correo postal o por internet, los lectores hacen propuestas -como aquella de distribuir víveres entre las personas más golpeadas por la crisis del coronavirus en Ginebra-, narran sus vivencias, comentan, convidan a sus eventos, envían cartas o  compartensus fotografías a la cuenta de Facebook de la revista

“Es interesante porque permite a la gente tener una vida social, lo que es importante cuando se es mayor”, enfatiza nuestro entrevistado.

COVID-19

De hecho, uno de los aspectos más dramáticos durante los peores momentos de la crisis del coronavirus fue el aislamiento de las personas de más edad. Durante ese tiempo, precisa Blaise Willa, Générations recibió muchos correos, en particular de personas de alrededor de 70 años. La revista publicó diversos artículos relacionados y su director escribió contundentes editoriales en defensa de los mayores.

“Los séniores han sufrido mucho porque en principio se les aisló cuando si alguien tiene necesidad de ayuda social son ellos, de la luz social, de sus nietos. Luego se les dijo: ‘ustedes son viejos, ¿realmente vale la pena hacer tantos esfuerzos por ustedes?’ Y, en tercer lugar, se les acusó: ‘queremos protegerlos y a fin de cuentas es a causa de ustedes que bloqueamos a toda la sociedad económica’”. Eso, subraya Blaise Willa, no solamente no es normal, sino escandaloso.

La pandemia vino a potenciar una discriminación persistente en contra de las personas mayores, denuncia nuestro interlocutor. Lamenta que si bien la participación de los ancianos en el cuidado de los niños, en las tareas de voluntariado y acompañamiento representa un ahorro de millones de francos para la economía suiza, su trabajo no es reconocido.

“En las sociedades occidentales se tiene una visión que no es la buena respecto a la vejez. Creo que hubo tiempos y hay sociedades en los que se ha podido negociar esa comprensión de manera mucho más positiva. Nosotros tenemos una visión totalmente inversa”.

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.