Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Consumo de vino en Suiza Un excelente mercado para los caldos ibéricos



Los viticultores españoles exportan más para compensar la caída del mercado local.

Los viticultores españoles exportan más para compensar la caída del mercado local.

(Reuters)

De cada cinco botellas de vinos extranjeros que consumen los suizos una proviene de España, y no solo de las conocidas denominaciones de Rioja y Ribera del Duero. La presencia de caldos de Castilla y León, Murcia, Extremadura , Galicia o Valencia es cada vez mayor.

España cuenta con 1,1 millones de hectáreas de viñas destinadas a la producción de vino, lo que convierte al país en líder mundial en la materia.

Suiza, en su turno, se enfrenta a las limitaciones que le impone su geografía. su superficie de viñedos, por ejemplo, es 75 veces más pequeña que la española.

Sin embargo, los suizos son amantes del vino, independientemente de cuál sea su origen. Esto explica que cada habitante consuma anualmente una media de 18 botellas de caldos suizos y 31 botellas de vinos extranjeros.

Sus países preferidos son Francia, Italia y España, en este orden. Un interés que no ha pasado desapercibido para las bodegas ibéricas que durante la crisis han ampliado su abanico de productos destinados a Suiza.

Un mercado estratégico

Una de cada cinco botellas de vino extranjero adquiridas en Suiza viene de España, y la oferta incluye blancos, tintos, espumosos y mostos, según cifras de Administración Federal de Aduanas.

“Suiza es un mercado extraordinariamente importante para España, un país que concede una gran relevancia a la hostelería y se caracteriza por consumidores de un alto nivel que buscan productos de calidad”, dice a swissinfo.ch Rafael Rey, Director del Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV). “Los vinos españoles están bien posicionados, pero siempre nos gustaría mejorar. Suiza es un mercado que nos interesa mimar y con el que tenemos una relación muy estrecha”.

Mónica Lourido García, responsable de vinos de la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Berna, recuerda que “los primeros esfuerzos para abrir el mercado suizo fueron los de La Rioja, hace más de 20 años. Es la región con presencia líder en Suiza, pero también tiene buena acogida Castilla y León, con una gran variedad de denominaciones bien representadas”.

“España es el mayor productor de vino por su número de viñedos y tiene 69 denominaciones de origen diferentes. Muchas de ellas todavía no se conocen en Suiza. El potencial aún es muy importante en un mercado con clientes que buscan calidad”, señala Lourido a swissinfo.ch.

Consumo de vinos extranjeros

En 2012,  Suiza importó 250 millones de botellas de vinos extranjeros por valor de 1.112 millones de francos.

El 83,5% de ellas provenían de Italia, Francia y España, en ese orden de importancia. Le siguen en la lista Alemania, Portugal y Estados Unidos.

Las importaciones de vinos españoles sumaron 35 millones de litros, equivalentes a 144 millones de francos.

Los precios que paga el consumidor suizo por cada litro de vino extranjero varían según el país: Francia (9,33 CHF), Italia (5,12 CHF), España (4,14 CHF), Argentina (4,88 CHF), entre otros.

Fuente: Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV) con cifras de las aduanas suizas

Fin del recuadro

Regiones y uvas

Una de las principales ventajas de España, según Rafael Rey, es que casi cualquier zona del país produce vinos de muy buena calidad.

“En los últimos años, han salido con fuerza Castilla y León, antes muy volcada en el mercado interior, con sus pequeñas bodegas de Cigales o Toro. Tenemos también a Jumilla, en Murcia, así como los avances de Aragón, Extremadura, Valencia o Galicia”, cita.

Para Lourido García, el mercado suizo recibe con especial interés los vinos monovarietales, es decir, “producidos con una sola uva, la más conocida de ellas, la tempranillo, pero no la única” y se rige sobre todo por la calidad de los productos.

Rafael Rey considera que las uvas verdejo, albariño y godello están abriendo brecha en Suiza para los vinos blancos.

“Se está experimentando también con variedades foráneas mezcladas con uvas españolas. En Extremadura, por ejemplo, hay mezclas interesantes de syrah y tempranillo. Y se están recuperando también variedades autóctonas, un poco olvidadas y a veces toscas, como la bobal, de Valencia, que actualmente, gracias al uso de técnicas modernas y mucho cuidado, está dando paso a productos extraordinarios”.

Internacionalización

Ambos especialistas coinciden en que la industria ibérica del vino vive un intenso proceso de diversificación acicateado por los malos tiempos que vive España.

“El sector español del vino ha sido un ejemplo de reacción positiva ante la crisis. La rapidez, eficacia y rentabilidad con la que salió a los mercados internacionales compensó la caída del mercado local. Y este ha sido un proceso que no ha sido exclusivo de las grandes empresas.  También existe una infraestructura de distribución que favorece a las pequeñas bodegas”, explica Rafael Rey.

Mónica Lourido añade que “hay muchos importadores suizos que buscan bodegas boutique, pequeñitas, con productos artesanales y originales. Buscan la exclusividad”. Y cita como ejemplo la exposición Klein & Fein, que organiza desde hace una década la Oficina Económica Comercial de España para reunir bodegas españolas sin representación en Suiza con importadores helvéticos.

Argentina, líder latinoamericano

Argentina es el país que lidera las exportaciones de vinos latinoamericanos a Suiza con ventas por 15,4 millones de dólares en 2012.

Es el séptimo proveedor de vinos para el consumidor helvético después de Italia, Francia, España, Estados Unidos, Alemania y Portugal.

Aunque las exportaciones son modestas en volumen (2% del vino extranjero consumido), se trata del mercado que ha registrado la mayor expansión (+38% en 2011).

“Los exportadores argentinos están muy satisfechos con su evolución en Suiza. Las regiones más dinámicas son Cuyo (Mendoza y San Juan) y Salta (en la Patagonia). Y la uva Malbec adquiere cada vez más relevancia”, señala a swissinfo.ch Luis Eduardo Susmann, consejero de economía de la Embajada de Argentina en Berna.

El próximo 17 de abril se celebrará el Día Internacional del Malbec Argentino, una uva originaria de Francia que hoy es “una de las mejores cartas de presentación de Argentina a nivel internacional”.

Fin del recuadro

Especialidades

Víctor Robla Carreiras, propietario de la empresa familiar Vinos de Arganza, asistió a la edición 2013 de Klein & Fein celebrada en febrero pasado en Zúrich. Sus viñedos se encuentran en el Bierzo (denominación de origen en Castilla y León), una región que avanza en el mercado helvético.

La mayoría de las bodegas que están abriendo camino son “de tipo medio y con viñedo propio para asegurar la calidad y continuidad en los caldos”, explica Robla Carreiras a swissinfo.ch. Los importadores con los que contactó su bodega, dice, estaban interesados sobre todo en vinos originales, poco conocidos y producidos a base de uvas mencia y godello.

De su experiencia en Zúrich, el productor destaca que “los más interesados fueron representantes de vinacotecas o especialistas del sector de la hostelería y de los clubes de vinos que querían vender directo a particulares”.

Los consumidores suizos no están interesados en el volumen ni van solo detrás de la relación calidad-precio, quieren calidad, dice.

Un perfil de consumidor que ha beneficiado a España, ya que aun cuando el número de litros de vino exportados a Suiza está por debajo de los niveles previos a la crisis, los consumidores piden cada vez más vinos en botella, en lugar de adquirir a granel. Y prefieren los productos con valor añadido y, por ende, más caros.

Por otra parte, están abiertos a descubrir vinos de regiones menos conocidas de España, sin importar si son entendidos o no en materia de enología.

“No puede exigirse a ningún cliente que sea especialista. Hay consumidores que tienen una mejor memoria, o más conocimientos sobre las regiones, los tipos de uva o las añadas, pero una de las principales riquezas del vino es, precisamente, que no es imprescindible ser un experto para disfrutarlo”, puntualiza Rafael Rey.

swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×