Navigation

El banco central suizo y la Fed: mismo propósito, pero distintos caminos

El presidente de Estados Unidos tiene más poder en el nombramiento de los gobernadores del banco central que el Gobierno suizo. Copyright 2019 The Associated Press. All Rights Reserved

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, lleva tres meses en el cargo y todavía no ha nombrado a nadie para el puesto vacante en el órgano rector de la Reserva Federal (Fed). Esto sería impensable en Suiza.

Este contenido fue publicado el 30 abril 2021 - 08:48
Fabio Canetg, swissinfo.ch

Desde hace más de tres años, el comité de política monetaria de la Fed no está al completo. Sin embargo, no parece que el presidente Joe Biden esté por la labor de cambiar la situación, una inacción que ya le ha valido críticas.

En Suiza es impensable que no se cubra una vacante en el consejo del banco central durante varios años. La razón: El Banco Nacional Suizo y la Reserva Federal están organizados de forma completamente distinta.

¿Cuáles son las principales diferencias?

La estructura organizativa

El Banco Nacional Suizo está dirigido por una junta de tres personas que son nombradas por el Consejo del BNS, el órgano supervisor del banco central. Este organismo está formado a su vez por representantes de los sectores empresarial, científico y político. El Gobierno suizo solo puede confirmar o rechazar a los miembros de la junta propuestos.

La estructura administrativa del Banco Nacional Suizo es sencilla. A primera vista, la clase política parece tener poca influencia sobre el BNS.

La estructura administrativa de la Reserva Federal es mucho más compleja. En Estados Unidos es el Comité Federal de Mercados Abiertos (FOMC por sus siglas en inglés) es el que determina el curso de la política monetaria. El FOMC tiene 12 miembros. De ellos, 7 son miembros también de la Junta de Gobernadores de la Fed, que es la que dirige los asuntos del banco central desde Washington.

El resto de los miembros del FOMC son presidentes de los bancos regionales de la Reserva Federal que siempre se sientan a la mesa cuando la Fed analiza la política monetaria. Pero solamente cinco de los doce pueden votar. El derecho de voto rota anualmente. La Reserva Federal de Nueva York es la única que tiene voto permanente, porque es la responsable de instrumentar la política monetaria.

Suiza: la clase política tiene poca influencia sobre el BNS

La compleja estructura organizativa del banco central estadounidense se refleja también en el proceso de nombramiento. La elección de los miembros de la Junta de Gobernadores de la Fed está muy politizada. Son designados por el presidente de Estados Unidos y confirmados por el Senado. Pero a menudo los candidatos propuestos por el Gobierno no consiguen una mayoría de votos en la cámara alta del Congreso.

Más sencillo es el proceso de nombramiento de los presidentes de los bancos regionales de la Fed. Son elegidos en el seno de sus propias instituciones y confirmados por la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal.

La Fed está más politizada que el banco central suizo. ¿Por qué? Hay al menos dos razones: en primer lugar, el Gobierno de Estados Unidos designa a sus propios candidatos a la Junta de Gobernadores de Reserva Federal. Y en segundo lugar, el Parlamento estadounidense tiene voz y voto en el nombramiento.

El poder de decisión de una única persona en Suiza…

En Suiza, sin embargo, la clase política también puede influir en el banco central. El Gobierno puede decidir cuál de los tres miembros de la junta del BNS quiere que la presida, lo que le concede cierta influencia sobre la política monetaria.

En caso de divergencias en el seno de la junta, el presidente del BNS es el único que decide sobre la política monetaria. Y si los otros dos miembros no suscriben su política, tienen que hacer “causa común” contra él. Pero esto implica un riesgo: que el presidente del BNS dimita.

De este modo, ante la aversión natural que provoca esta posibilidad, una sola persona puede moldear significativamente la dirección de la política monetaria del BNS durante un largo período de tiempo. Esto hace que el banco central suizo sea predecible, pero también conlleva el riesgo de un estancamiento institucional.

… y la cacofonía de opiniones en Estados Unidos

La Reserva Federal está menos expuesta a este tipo de riesgos. Por su magnitud, el FOMC reúne también una mayor diversidad de opiniones. Incluso el presidente de la Fed, Alan Greenspan, quien pasó a la historia como el maestro de la política monetaria, tuvo que ceder en algunas ocasiones ante la opinión mayoritaria del FOMC durante su mandato (1987-2006).

Pero un organismo responsable de tomar decisiones tan grande como el de Estados Unidos también tiene inconvenientes. En Suiza está claro quién lleva la batuta de la política monetaria: es el presidente del BNS (en la actualidad, Thomas Jordan). En Estados Unidos, por el contrario, los miembros del FOMC pueden esconderse detrás de la decisión de la mayoría.

Formas de gobierno diferentes

Y hay otra diferencia fundamental. En Estados Unidos, la responsabilidad de las decisiones que toma el Gobierno recae sobre una única persona, el presidente del país. En Suiza,  

el Consejo Federal es un gobierno colegiado de siete miembros (se rotan la presidencia anualmente y provienen de diferentes partidos), que aglutina una gran diversidad de opiniones y tiene una responsabilidad compartida.

De manera que si el BNS estuviera organizado como la Fed estadounidense, el presidente del banco central suizo tendría que imponerse a un órgano de decisión con muchos miembros y opiniones dispares. Al igual que una ministra actualmente en el Gobierno suizo, donde hay más hombres que mujeres.

Fabio Canetg

El autor Fabio Canetg es doctor en política monetaria por la Universidad de Berna y la Toulouse School of Economics. En la actualidad es profesor de la Universidad de Neuchâtel. Como periodista autónomo, escribe para SWI swissinfo.ch y la publicación digital Republik. También modera el podcast de política monetaria “Geldcast”.

End of insertion

Traducción del alemán: Andrea Ornelas y Belén Couceiro

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.