Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

En Davos, Suiza buscará avances en TLC con China

Suiza buscará un acercamiento comercial con China durante la reunión internacional de Davos.

Suiza buscará un acercamiento comercial con China durante la reunión internacional de Davos.

(Keystone)

Suiza buscará avances en las conversaciones con China para un Tratado de Libre Comercio (TLC) en el marco de la reunión anual del Foro Económico Mundial.

El ministro suizo de Economía, Johann Schneider-Ammann, dijo que se reunirá con el titular chino de Comercio, Chen Deming, el viernes. Suiza busca vencer a la Unión Europea en la obtención de un lucrativo acuerdo con la economía de más rápido crecimiento del mundo.

























“Hay buenas posibilidades de que podamos concluir un acuerdo de libre comercio con China antes que la UE”, dijo Schneider-Ammann. “Esto supondría a Suiza una gran ventaja competitiva."

La reunión de Davos 2011 se lleva a cabo del 26 al 30 de enerocon la participación  de 2.500 delegados de 90 países.

Un estudio de viabilidad publicado el año pasado sugirió que el Producto Interno de Suiza (PIB) podría incrementarse en 0,23 por ciento, mientras que las empresas podrían lograr un ahorro anual de 290 millones de francos (304 millones de dólares) por año sin las barreras comerciales.

China es el tercer mercado para las exportaciones de Suiza después de la UE y  Estados Unidos, con alrededor de 300 empresas helvéticas ubicadas en el gigante asiático.

Las conversaciones para lograr un TLC con China se han estado sucediendo desde hace varios años y un marco para las negociaciones formales se estableció durante una visita de la ex ministra de Economía suiza, Doris Leuthard, en agosto pasado. Ambas partes comenzarán a precisar los detalles este año.

 

La búsqueda de soluciones

La reunión prevista entre Schneider-Ammann y Chen Deming es un ejemplo de la manera en que el Foro de Davos ofrece un marco para discutir a fondo los problemas o llegar a acuerdos en un escenario internacional.

La reunión anual representa un lugar ideal de encuentro informal para líderes políticos y empresariales y representantes de la sociedad civil, la cultura y la ciencia de diversas partes del mundo.

El año pasado, Doris Leuthard, se reunió con funcionarios franceses para discutir las formas de resolver un 'impasse' entre los dos países sobre la evasión fiscal y el secreto bancario suizo.  En años anteriores, la reunión había sido utilizada también para aliviar focos de tensión entre Grecia y Turquía, en Oriente Medio y en el período previo a la caída del Muro de Berlín.

Muchas miradas se concentrarán también en Davos este año para ver si se puede dar respuesta a los problemas relativos a la última ronda de negociaciones comerciales de Doha o a la crisis que enfrentan actualmente el euro y los países endeudados de la UE.

La importancia económica y política de China se ha acelerado a un ritmo acelerado en la última década. Su economía sobrevivió intacta a la crisis financiera y, de acuerdo con algunos observadores, mantendrá su crecimiento de dos dígitos anuales en los años a venir, superando posiblemente a EE.UU.

Nuevos mercados

Aparte de buscar un punto de apoyo en mercados nuevos y crecientes, algunas empresas suizas también son empujadas fuera de sus mercados europeos tradicionales por el estancamiento del crecimiento económico en la región y el creciente valor del franco frente al euro.

Dado que las exportaciones suizas se hacen más caras, y por tanto menos apetecibles para el mercado europeo, las empresas están obligadas a buscar clientes nuevos más lejos y centros de producción más baratos.

“Con los tipos de cambio de hoy, si usted opera en Suiza y vende fuera está en problemas", dijo Tom Malnight, profesor de Estrategia y de Gestión general de la escuela de negocios IMD en Lausana, a swissinfo.ch. La mayoría de las empresas consideran que no pueden estar sujetos cada año a los efectos de los tipos de cambio”.

"En el futuro, las empresas tendrán que ser mucho más flexibles, adaptables y tener  la capacidad de modificarse y actuar”.  

Derechos humanos

Pero la decisión de estrechar los lazos comerciales con China ha generado algunas críticas de grupos de derechos civiles.

El presidente chino, Hu Jintao, usó un tono conciliador en un discurso pronunciado la semana pasada durante una visita de Estado a Washington, donde admitió que aún queda trabajo por hacer para mejorar el historial de derechos humanos en China.

Pero muchos observadores no estarán contentos hasta que las declaraciones del presidente Hu Jintao sean seguidas de acciones concretas. En declaraciones a swissinfo.ch el año pasado, Thomas Braunschweig, responsable de derechos civiles de la ONG Declaración de Berna, instó a Suiza a asegurarse de que los beneficios derivados de un acuerdo de libre comercio no se hicieran a expensas de los trabajadores chinos.

"No estamos en contra de las negociaciones, que darán a Suiza algo de espacio para que China se comprometa a respetar los derechos humanos", dijo Braunschweig.

"Lo que pedimos es que las cláusulas vinculantes en materia de derechos humanos sean incluidas en el convenio, y que se efectúe un estudio preliminar sobre el impacto que un TLC podría tener sobre los derechos sociales y económicos de la gente”.   

RELACIONES CHINO-SUIZAS

El 17 de enero de 1950, Suiza reconoció a la entonces recién creada  la República Popular de China. Simultáneamente, retiró el reconocimiento de la República de China (Taiwán).

Los contactos con la República Popular no fueron muy estrechos inicialmente,  debido a la agitación interna en China y a la Guerra Fría. La República Popular hizo su primera aparición en la escena internacional cuando el primer ministro chino Chou En-lai participó en la Conferencia de Indochina, en Ginebra en 1954.

Las relaciones bilaterales entre Suiza y China se desarrollaron a un ritmo más rápido desde que Deng Xiaoping aplicó su política de liberalización y reforma en 1979.

Actualmente 3.297 ciudadanos suizos viven en China. Alrededor de 300 empresas suizas, con cerca de 700 filiales, están activas en ese país.

Desde el año 2002 China, incluyendo a Hong Kong, ha sido el más importante socio comercial de Suiza en Asia. Las exportaciones suizas ascendieron a 5.2 millones de francos el año pasado (10% menos que en 2008), y las importaciones sumaron 4,9 millones de euros (un 4% menos).

China es el tercer mercado de exportación para Suiza después de la UE y los EE.UU.

Fin del recuadro

Foro de Davos

El Foro Económico Mundial comenzó como el Foro Europeo de Administración en 1971.

Formado por el profesor y empresario Klaus Schwab, nacido en Alemania, el Foro fue diseñado para poner en contacto a líderes empresariales europeos con sus homólogos de EE UU. 

Es una organización sin fines de lucro, con sede en Ginebra, y financiado con las cuotas de suscripción de sus miembros.

El Foro recibió su nombre actual en 1987, cuando amplió sus horizontes para ofrecer una plataforma internacional.

El Foro Económico Mundial (WEF) efectúa informes específicos por país o internacionales, e investigaciones para sus miembros. 

También alberga una serie de reuniones anuales. La principal, la de Davos a principios de cada año.

Davos ha atraído a figuras del mundo de los negocios, la academia, la política y los espectáculos, entre las cuales Nelson Mandela, Bill Clinton, Tony Blair, Bono, Angela Merkel, Bill Gates y Sharon Stone.

Fin del recuadro


(Traducción: Marcela Águila Rubín), swissinfo.ch


Enlaces

×