Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

En marcha desde hoy, el TLC entre Suiza y Canadá

Suiza y Canadá, unidas ahora también por un TLC. En la gráfica, vista aérea de Quebec.

(Keystone)

El gigante norteamericano negoció un acuerdo comercial con los países EFTA (Suiza, Islandia, Noruega y Liechtenstein) que derriba barreras arancelarias justo en medio del punto más álgido de la recesión mundial.

Para Suiza implica nuevas oportunidades de negocio para la industria quesera, repostera y farmacéutica; para Canadá se abren puertas para la venta de frutos, legumbres, granos y químicos.

Canadá es antítesis y complemento de Suiza simultáneamente.

A nivel territorial no podrían ser más distintas: 9,9 millones de km2 contrastan con los 41,300 km2 helvéticos.

Pero sus economías poseen una estructura casi idéntica: aproximadamente 72% de la producción se explica en el sector servicios; 26% en la industria; y sólo 2% en el campo.

Pero mientras Canadá está lista para exportar productos derivados de su enorme riqueza silvícola, forestal y minera, Suiza ofrece como moneda de cambio su maquinaria especializada y una sofisticada industria alimentaría.

Y este miércoles (01.07) se derriban las barreras arancelarias entre los dos territorios, con la entrada en vigor del nuevo Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Canadá y la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA).

Bloque comercial constituido por Suiza, Liechtenstein, Noruega e Islandia.

Juego limpio

Las negociaciones del TLC entre Canadá y EFTA iniciaron en 2006 para derivar en un documento definitivo que fue firmado por los cinco gobiernos en Davos, Suiza, el 26 de enero del 2008, en el marco de los trabajos del World Economic Forum (WEF).

Y a partir de entonces inició el trámite indispensable de obtener el aval de los parlamentos de todos los países involucrados. Un proceso que tomó 18 meses y concluyó con el respaldo de los poderes legislativos de Suiza y Canadá en marzo y abril del 2009, respectivamente.

De acuerdo con el texto del acuerdo, tanto EFTA como Canadá se comprometen a realizar un comercio bajo reglas justas y equitativas en el que no existan las prácticas comerciales proteccionistas.

Y se comprometen también a volverse a sentar a la mesa de negociación para incluir capítulos en materia de servicios e inversión antes del 2012.

¿Qué cambia sobre la marcha?

El TLC entre Canadá y los socios de EFTA incluye 43 capítulos y 11 anexos negociados durante el 2007 y firmados por las cinco partes involucradas en enero del 2008 durante los trabajos del World Economic Forum (WEF) celebrados en Davos, Suiza.

El acuerdo alcanzado permitirá a Suiza exportar productos a Canadá en las mismas condiciones preferenciales que hoy tienen Estados Unidos y México, los dos socios naturales de Canadá.

Y el documento es importante también porque se trata del primer acuerdo que el gigante norteamericano firma con alguna nación europea.

¿Qué cambia en el terreno práctico?

A partir de hoy, reduce al mínimo los aranceles que cobrará a EFTA por la importación de galletas, repostería, golosinas, chocolate, mermeladas, bebidas lácteas, sopas y salsas, un apartado en el que Suiza es el país más beneficiado.

Del mismo modo, permitirá una entrada libre de impuestos a los quesos de pasta dura, semi-dura, fondue y a los jugos de fruta.

En contrapartida, Suiza aceptó conceder a Canadá una reducción en los derechos aduanales que le cobra cuando importa frutos, legumbres, granos, aceites vegetales, pesca y derivados de la carne de origen canadiense.

Por ejemplo, comenzará a importarse carne procesada de wapiti, un ciervo que sólo se cría en el norte del Continente Americano.

La relación Suiza-Canadá

Canadá es el segundo socio comercial más importante para Suiza en el Continente Americano, después de Estados Unidos, según confirman las cifras de la Seco.

Lo anterior no significa forzosamente que el comercio general sea generoso. Más bien es reflejo de un intercambio comercial pobre entre Suiza y América Latina.

En 2008, las exportaciones helvéticas a Canadá sumaron 2.419 millones de francos suizos en 2008, y las importaciones totalizaron 1.031 millones de francos, con lo que los suizos le venden a los canadienses el doble de lo que les compran.

Nuevamente según la Seco, las principales mercancías que Suiza exporta son productos farmacéuticos, químicos, maquinaria y alimentos. Y los que más importa son vehículos, maquinaria, productos de farmacia.

Buen momento

Cuando se firmó el TLC entre Canadá y EFTA en enero del 2008, los subprime eran sólo un mal presagio, no una amenaza confirmada. Y ninguno de los socios de entonces podría prever que el acuerdo entraría en vigor en lo más profundo de una recesión mundial.

Pero para el Ministerio de Economía esto será una ventaja más que una desventaja.

En el discurso preparado por Doris Leuthard para oficializar la puesta en marcha del acuerdo, la ministra de Economía suiza refiere que, "al reducir, y en algunos casos eliminar, el pago de derechos aduanales para productos industriales y bienes agrícolas transformados, este TLC fortalecerá la relación bilateral de comercio entre Suiza y Canadá".

Y agrega que el acuerdo es especialmente relevante al presentarse en un contexto de crisis, ya que es importante como nunca antes que las empresas suizas mejoren sus accesos a otros mercados.

Y, de acuerdo con Leuthard, este TLC permitirá a las empresas suizas ser más competitivas frente a Canadá que cualquiera de sus homólogas europeas.

Andrea Ornelas, swissinfo.ch

Contexto

La Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA por sus siglas en inglés) está conformada por Suiza, Islandia, Noruega y Liechtenstein.

El nuevo TLC entre Canadá y EFTA se enfoca sobre todo en el terreno industrial y consideró también negociaciones bilaterales individuales en el terreno agrícola, pero incluye también temas como la competencia o la resolución de controversias.

Suiza tiene una importante presencia en Canadá en materia de inversión directa (34.200 millones de francos suizos), es decir, de recursos que llegan para quedarse y establecer empresas, para generar empleos, no para especular a través de la bolsa o la banca.

Fin del recuadro

Datos clave

Los principales grupos empresariales suizos tienen presencia en Canadá. Entre ellos: UBS, Credit Suisse, Holcim, Nestle, Novartis o Logitech.

Las empresas helvéticas generan actualmente alrededor de 300.000 empleos en territorio canadiense.

Las exportaciones de productos de los países de EFTA a Canadá sumaron 11.700 millones de francos suizos en 2008.

La importación de bienes canadienses con destino a los cuatro países EFTA sumó 5.600 millones de francos en 2008.

Fin del recuadro

SUIZOS EN CANADÁ

Canadá recibió a los primeros inmigrantes suizos en el siglo XVII. En 1668, de hecho, fue fundado el "cantón de los suizos de Friburgo" en Québec.

En el siglo XVIII, centenares de protestantes suizos se establecieron en Nueva Escocia. Y en el siglo XIX, fue el turno de numerosos campesinos, comerciantes, y obreros, de hacer maletas rumbo a Canadá.

Pero después de la II Guerra Mundial, la migración de suizos a Canadá ha estado conformada por profesionales altamente calificados, como ingenieros, jefes de empresa o comerciantes de alto nivel.

Hoy, alrededor de 38.000 suizos viven en Canadá y conforman la quinta comunidad más grande de helvéticos en el extranjero.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes