La española ACS gana un contrato para un bioparque suizo

Departamento de Biosistemas de la EPFZ en el Biopark Rosental

La constructora, a través de su filial alemana Hochtief, se encargará del mantenimiento operativo del 'Biopark Rosental' (Basilea) durante los próximos cinco años.

Este contenido fue publicado el 13 marzo 2008 - 14:25

Ese centro es el corazón de la investigación botánica y de salud animal de los principales grupos químicos, farmacéuticos y biotecnológicos helvéticos.

La constructora alemana Hochtief, cuyo principal accionista es su homóloga española ACS, será la responsable de garantizar durante cinco años el desempeño técnico y de infraestructura del llamado 'Biopark Rosental' (Basilea).

Es estratégico para Suiza porque concentra institutos de investigación de los tres principales consorcios químicos, farmacéuticos y biotecnológicos del país en un terreno de 180.000 m2.

Y de tres años a la fecha, se volvió en un nuevo brazo –dedicado a la investigación- de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (EPFZ) y de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Suiza.

Para la ciencia, el contrato implica la garantía de instalaciones que funcionen como un reloj de precisión. Para el mundo empresarial, un contrato por 10 millones de francos suizos que permite a Hochtief y ACS ampliar su presencia en suelo helvético.

Todo comenzó...

El bioparque Rosental es una referencia obligada en Suiza en materia de investigación.

Su relevancia inició cuando un grupo de investigadores y directivos de instituciones como la EPFZ, la Universidad de Basilea, la Secretaría de Estado de Ciencias y Educación de Suiza, y el gobierno de los cantones de Basilea-Ciudad y Basilea-Campo se sentaron a discutir en diciembre del 2002 sobre la necesidad de crear un nuevo instituto especializado en ciencias.

Las inquietudes de este acercamiento fueron semillas que cayeron en tierra fértil tanto en lo político como en lo científico.

En lo político, el cantón de Basilea quería consolidarse como uno de los polos económicos y científicos más importantes de Suiza.
En materia científica, la EPFZ requería un nuevo espacio para la investigación.

Y el bioparque Rosental cumplía con todos los requisitos porque, además de su amplitud, se hallaba a un paso de los centros de investigación de gigantes del sector farmacéutico como Novartis y Roche.

De hecho, la EPFZ tocó la puerta de las dos compañías en la primavera del 2003 y les propuso involucrarse en el proyecto.
En agosto de ese mismo año, ambos grupos habían dado el 'sí' y sumaron elementos al proyecto.

Para agosto de ese mismo año, los dos gobiernos cantonales de Basilea habían lanzado ya una solicitud a sus respectivos parlamentos para otorgar 20 millones de francos suizos al nuevo bioparque Rosental, una solicitud que tuvo respuesta favorable.

Los tres grandes

A cinco años de entonces, el bioparque Rosental es una estructura que ocupa una superficie de 180.000 m2 en la que cohabitan distintos centros de investigación.

El denominador común de los trabajos es la investigación ligada a la protección botánica y la salud animal.

Hochtief se interesó en este bioparque en particular porque, como lo confirman las estadísticas de la Secretaría de Estado de Economía (Seco), Basilea es una de las regiones con mayor dinamismo económico en el país y generadora de más de 350.000 empleos fijos.

Este dinamismo se debe a que Basilea es la sede de las operaciones de grandes grupos como Novartis, Roche y Syngenta. Cuenta, además, con un atractivo sistema impositivo (que favorece las inversiones empresariales) y tiene una ventaja adicional, su mano de obra.

Como Basilea hace frontera con Alemania y Francia, es muy común que investigadores y empleados altamente cualificados estén dispuestos a cobrar entre un 10 y 13% menos que sus competidores del mercado, ya que trabajan en Suiza, pero viven y pernoctan en Francia o Alemania.

Un valor agregado que aprecian los gigantes empresariales.

ACS crece

ACS es uno de los grupos constructores más importantes de España. Hace exactamente un año –marzo de 2007- decidió realizar una multimillonaria operación para adquirir 25,1% de los títulos de su homóloga alemana Hochtief.

La operación se cerró en 1.940 millones de francos suizos y convirtió automáticamente a ACS en el principal accionista del grupo germano, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores de España.

Florentino Pérez –conocido ampliamente en el ámbito español de los negocios por haber sido el presidente del club Real Madrid entre 2000 y 2006-, es el principal accionista de la constructora ACS.

Pérez confirmó que para adquirir las acciones de la alemana tuvo que endeudarse con la banca, pero afirmó también que los estudios de viabilidad financiera avalan la decisión.

Además de contar con una probada rentabilidad, Hochtief es una de las constructoras más antiguas de Europa, y tiene presencia significativa en Canadá, Brasil, Austria, Bulgaria, la República Checa y el sudeste asiático, activos que ACS quiere explotar mientras expande sus operaciones en Suiza.

swissinfo, Andrea Ornelas

Contexto

El Biopark Rosental lleva este nombre porque la entrada principal al conglomerado de centros de investigación se ubica en la Rosentalstrasse.

El grupo Actividades de Construcción y Servicios (ACS) es una constructora española dedicada a la infraestructura a gran escala.

La alemana Hochtief, de quien ACS es el principal accionista, fue fundada en 1875. Es uno de los principales promotores privados de edificaciones públicas. Entre ellas, los aeropuertos de Atenas, Hamburgo o Sydney.

End of insertion

Datos clave

ACS fue fundada en 1983.

Actualmente cuenta con empresas como: Dragados, Electrón, TECSA, Drace, Gravosa, Cogesa, y 25& de las acciones de Hochtief.

Hochtief es la constructora número uno de Alemania.

Factura más de 23.400 millones de euros al año y tiene 41.000 empleados.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo