Los bancos están faltos de personal especializado

El sector bancario emplea a más de 100.000 personas en Suiza. Keystone

Uno de los pilares de la economía suiza, el sector bancario, no tiene suficientes empleados. El UBS y el Credit Suisse están a la busca de cerca de 1.200 nuevos colaboradores.

Este contenido fue publicado el 19 febrero 2007 - 14:30

Es una noticia positiva, sin duda, pero también sorprendente. ¿Qué ha cambiado respecto a unos años atrás, cuando se recortaron miles de empleos?

El sector bancario suizo va viento en popa. Los dos principales bancos del país – el UBS y Credit Suisse – terminaron el año 2006 con resultados récord, los salarios mínimos aumentaron y los responsables de los departamentos de Recursos Humanos están en busca de nuevos empleados.

Ya lo anunciaron los presidentes de los consejos de administración, Marcel Ospel (UBS) y Oswald Grüber (Credit Suisse): en los dos bancos hay 1.200 puestos vacantes.

"Al fin, los efectos de la recuperación coyuntural se notan también en el mercado laboral", señala a swissinfo Emanuela Capra, directora del despacho de consultoría bancaria y comercial Luisoni Consulenze Professionali.

1.200 vacantes

El UBS, número uno de los bancos helvéticos con 27.600 empleados en Suiza (75.600 en el mundo), busca personal para cubrir cerca de 600 puestos de trabajo en Suiza. Fuera de las fronteras helvéticas hay 5.000 vacantes. Y el año pasado el gran banco creó más de 6.000 nuevos empleos a escala mundial.

"La plantilla aumenta paralelamente a las posibilidades de crecimiento", observa el portavoz del UBS, Christoph Meier.

También el Credit Suisse quiere reclutar más personal para adaptar la producción a la demanda. Según informó Oswald Grüber, desde mediados del año pasado hay unos 600 puestos en varios sectores del banco que están permanentemente disponibles.

A fines de 2005, el sector bancario empleaba a más de 100.000 personas en Suiza, la mitad de ellas trabajaban en el UBS y en el Credit Suisse.

Después de una pésima época, el 'boom'

Superados los años de estancamiento en la década de los noventa y la crisis bursátil de comienzos del milenio –que acarrearon reestructuraciones y recortes de empleos–, el sector bancario parece haberse recuperado definitivamente, también en términos laborales.

Un renacimiento sorprendente, si se considera que sólo pocos años atrás las perspectivas del sector de los servicios financieros en Suiza (bancos y aseguradoras) no eran precisamente alentadoras: en 2003 el Instituto de Banca y Finanzas de la Universidad de San Gall pronosticaba la supresión de 40.000 a 60.000 empleos hasta el año 2010.

"Las previsiones estaban muy condicionadas por la difícil situación de la época. Se creía, además, que las nacionalizaciones en curso y el desarrollo tecnológico habrían influido negativamente en la contratación de personal, explica a swissinfo Fritz Stahel, del sector 'Economic Research' del Credit Suisse.

"El inesperado 'boom' cambió las cosas. La buena coyuntura que vive el sector bancario desde hace dos o tres años, la consolidación de la plaza financiera helvética en el contexto internacional y el desarrollo del mercado bursátil han repercutido positivamente en la plantilla: en un periodo de crecimiento, para ganar más, se necesitan más empleados", prosigue Stahel.

Pero no hay que confundirse: contratar a cientos de colaboradores no significa necesariamente aumentar la plantilla. "Parte de las contrataciones entran en la fluctuación natural de nuestro personal", confirma Christoph Meier, del UBS.

Se buscan especialistas

"La creación de empleos siempre es una buena noticia. El problema es que los puestos disponibles requieren trabajadores cualificados", afirma Marie-France Goy, secretaria central de la Asociación Suiza de Empleados de Banca.

El UBS y el Credit Suisse confirman, en efecto, que buscan sobre todo consultores altamente cualificados en la gestión de fortuna o asesoramiento de empresas.

"Todos los bancos buscan al especialista, ya que representa un valor agregado y se puede incorporar a la empresa sin necesidad de realizar una formación", señala Emanuela Capra.

"Desde la introducción de nuevos métodos de transacción, posibles sobre todo gracias a Internet, necesitamos, por el contrario, menos personal administrativo en el 'back office'", afirma Fritz Stahel.

No será fácil reclutar a nuevos empleados en Suiza, dada la escasez de personal bancario especializado en este país. Los puestos vacantes corren el riesgo de ser ocupados por 'inmigrantes ultradiplomados', provenientes de Alemania, Francia o Gran Bretaña.

swissinfo, Luigi Jorio
(Traducción del italiano: Belén Couceiro)

Datos clave

A fines de 2005, el sector bancario en Suiza empleaba a 100.564 personas (cifras del Banco Nacional Suizo).

2003: 99.547 personas

2001: 106.871 personas

Cerca de la mitad trabaja en el UBS y en el Credit Suisse.

End of insertion

Contexto

Víctima de su éxito, también el sector relojero (en plena expansión) busca a nuevos colaboradores en Suiza.

El patrón del grupo Swatch, Nick Hayek, declaró que se necesitan 500 nuevos empleados. Estos se sumarán a los 12.000 que el grupo emplea hoy en Suiza (21.000 en el mundo).

Además de refuerzos en la Informática, el Marketing y las Ventas, Swatch quiere contratar a relojeros especializados.

Según Hayek, los relojeros son hoy una especie casi extinguida, ya que después de la crisis de los años 70 nadie quiso seguir con ese oficio que entonces se consideraba 'sin futuro'.

End of insertion

Cifras del UBS y Credit Suisse en 2006

UBS
Ganancias netas: 12.300 millones de francos
Volumen de negocios: 2.989 millones
Empleados: 78.140 (de los cuales 25.900 en Suiza)


Credit Suisse
Ganancias netas: 11.300 millones de francos
Volumen de negocios: 1.485 millones
Empleados: 44.870

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo