Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Más apoyo a los pobres y menos a la banca

Algunos de los niños encuestados por Adecco, "traerían a Obama a gobernar España".

(Reuters)

Los niños españoles hablan sobre la crisis con soltura y opinan que reducir precios y generar nuevos empleos es fundamental. Son las conclusiones de una encuesta realizada por la Fundación Adecco.

Además, el documento revela que los menores desconfían de sus políticos, critican los apoyos a bancos, y que de adultos, ellos quieren ser futbolistas; y ellas, profesoras.

Durante 2009, 'crisis' es la palabra que más han escuchado los niños españoles en casa, en la escuela y en los telediarios, razón por la que afirman que "han dejado de confiar en los políticos".

Y pragmáticos y directos, tienen claros cuáles son los temas que el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y la población adulta deben priorizar para paliar cuanto antes la crisis y sus estragos: la reducción de precios, la creación de empleo, evitar el despilfarro en el hogar y las empresas, y privilegiar el ahorro público y privado.

Estas conclusiones forman parte de la 5ª encuesta '¿Qué quieres ser de mayor?' de la Fundación Adecco presentada este mes de agosto. La muestra utilizada para el trabajo estadístico: 2.000 niños de entre 4 y 16 años de edad –una parte de ellos con alguna discapacidad física-, un trabajo que evidenció el interés que los menores tienen por la evolución de la economía.

Puro sentido común

De acuerdo con la Fundación Adecco, uno de cada dos niños estructuró y compartió con los encuestadores las medidas que, a su juicio, debe aplicar el gobierno para sacar adelante a la economía española, una de las más afectadas por la recesión internacional.

Entre las respuestas reiteradas por los menores se escucharon: "comenzar por que los políticos no mientan" o "bajar sueldos a los trabajadores en lugar de despedirlos". Esta última, concretamente, es una medida que en Suiza ha sido ampliamente utilizada a través de la figura del "empleo parcial".

Muchas de las respuestas de los niños españoles tuvieron también un tinte solidario como: "Quitaría el dinero a los ricos para dárselo a los pobres", o "daría el dinero a los necesitados y no a los bancos".

Más agudos y directos, otros propusieron: "Quitar al presidente del Gobierno", "evitar que los políticos y el rey gasten el dinero en chorradas como un yate o un anuncio para que los elijan", "bajar el sueldo a los políticos" o "pedir a cada habitante que pusiera un euro, para juntar dinero que se utilice en causas importantes".

La ingenuidad infantil también se hizo presente: "Traería a Obama a gobernar España".

Todo, menos parecerme a papá

La encuesta de la Fundación Adecco cuestionó este verano a los menores sobre la profesión que les gustaría ejercer en su vida adulta. Las respuestas ofrecen un índice sobre el porcentaje de emprendedores en ciernes que hay en España.

Un abrumador 93% de los encuestados afirma en principio que "no quiere ser como su padre".

La definición de una personalidad propia, pero también "la falta de conciliación entre familia y trabajo, condición que impide a los padres compartir más tiempo con sus hijos, explica que los niños descarten de forma automática la profesión que ejercieron sus padres", puntualiza el estudio.

Al entrar al detalle de la profesión o el oficio en el que se visualizan en el futuro, el conteo global arroja que el 26,5% de los menores dice querer ser profesor, mientras un 7,3% se pronuncia por la actividad empresarial o alguna ingeniería (el mismo dato en ambos casos).

Por la abogacía y la mecánica se decanta el 4,4% de los niños (en ambos casos también), y en porcentajes mucho menores hay policías, médicos, notarios o albañiles en proyecto.

Sin embargo, cuando se desagrega la información en función del sexo de los encuestados, los datos registran variantes importantes. El 24,5% de las niñas quieren ser profesoras; el 8,3% desean ser veterinarias; el 7,2%, optan por la medicina y 6,4% por la peluquería. El resto están polarizadas en las actividades más diversas o no tienen claro aún qué les gustaría hacer.

Las prioridades de los varones son otras. El 18,1% quiere ser futbolista; un 5,7% desea ser policía; otro 5,3% veterinario; un 4,6% médico; y sólo un 4,2% profesor. El resto, como en el caso de las niñas, no ha decidido aún u opta por profesiones singulares, poco repetidas entre las respuestas y, en consecuencia, con bajo peso estadístico.

En qué quieres gastar

Los menores de 16 años tienen perfectamente claro en qué querrían gastar el dinero que generan. Ante todo, defienden el principio de "no trabajar por amor al arte", cita la Fundación Adecco, aunque sus prioridades están fuertemente ligadas a la familia.

En el 41,9% de los casos –tanto para los varones como para las niñas- el primer destino de sus ingresos sería "gastar en los más allegados".

El segundo destino de sus gastos –nuevamente, en ambos sexos y con un 11,4% de las respuestas– es la cobertura de necesidades básicas como la alimentación, el vestir y la educación.

No obstante, es en la tercera prioridad donde los intereses de niñas y niños se bifurcan. Mientras ellos (8,5%) afirman que pagarían la hipoteca, muebles y facturas, el 7,7% de las niñas asegura que destinaría una parte de su ingreso a erradicar la pobreza, una vez que sus necesidades básicas estuvieran cubiertas.

En el cuarto destino que darían sus percepciones, los tópicos se invierten: el 7,2% de los varones dice que haría algo para erradicar la pobreza, mientras el 6,2% de las niñas refiere el pago de la hipoteca como un objetivo de gasto.

El quinto lugar para los niños (4,8%) sería gastar en ellos mismos. Y en el mismo sitio, las niñas colocan el tema del ahorro (5,3%).

Una visión clara de los pequeños, sobre un futuro aún incierto.

Andrea Ornelas, swissinfo.ch

CONTEXTO

En Suiza, el PIB se contrajo un 0,8% durante el primer trimestre de 2009 y la caída será de 0,5% durante el segundo trimestre, según cifras preliminares de la Secretaría de Estado de Economía (Seco).

La economía española cayó un 4,1% durante el segundo trimestre, mientras vecinos europeos como Francia o Alemania dejaron atrás la recesión y crecieron un 0,3% -en ambo casos- durante el mismo lapso.

Suiza suma ya más de 70.000 subempleados, es decir, trabajadores que se han visto obligados a recortar sus jornadas laborales durante el último año. Un dato cien veces mayor al del verano de 2008.

Fin del recuadro

ADECCO

Adecco es la empresa de recursos humanos más grande del mundo. Está basada en Glattbrugg, Suiza, y es producto de la fusión –en 1995- de la francesa Ecco y la suiza Adia Interim.

La Fundación Adecco se ocupa de insertar en el mercado laboral a minorías que por sus características tienen más problemas para encontrar un trabajo.

Todos los programas de búsqueda de empleo de la Fundación Adecco incluyen trabajadores mayores de 45 años, personas con discapacidad, mujeres que han sido víctimas de violencia o sostienen familias monoparentales.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes