Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Nadie podrá detener la globalización

Jack Ma

Para el popular Jack Ma está claro: los ordenadores jamás tendrán la sabiduría del humano.

(World Economic Forum/swiss-image.ch)

El Foro Económico de Davos (WEF, en inglés) es una de las representaciones físicas más logradas de la globalización. Es un sitio que reúne a líderes de entornos disímbolos, lugares remotos e ideologías contrastantes, que convergen en un mismo espacio de intercambio gracias a la integración económica, social y comercial que vive el mundo. Jack Ma, de Alibaba, presente en Davos: 

Durante el segundo día de trabajos de la 48ª edición del WEF, el futuro de la tecnología -digitalización e inteligencia artificial incluidas- fue uno de los focos de interés de los asistentes. Y uno los exponentes más ovacionados fue Jack Ma, fundador y presidente de la plataforma de comercio electrónico Alibaba.

Para Ma, el mundo debe sentirse afortunado de vivir una transformación tecnológica como la actual. Pero reconoció que esto generará nuevas fortunas y proyectos, pero también ampliará la brecha social.

“Y si no lo entendemos y nos alineamos, los seres humanos pelearán entre sí porque cada vez que se vive una revolución tecnológica, el mundo se desequilibra”, dijo durante una conferencia transmitida a tiempo real en el ciberespacio desde Davos.

Por ello, explicó, la inteligencia artificial y los macrodatos (big data) deber ser utilizados para apoyar al hombre. La tecnología debe estar al servicio de las personas, no agudizar las brechas que padecen”, dijo.

Afirmó que los robots aniquilarán muchos empleos y aceptó que el futuro es de las máquinas. “Los ordenadores pueden ser más eficaces e inteligentes que el hombre, y no tendrán cambios de humor, pero no perdamos de vista algo: jamás tendrán la sabiduría del ser humano”, dijo.

En su discurso, responsabilizó a los gigantes tecnológicos del mañana y les pidió poner un rostro humano a su trabajo cotidiano. “Google, Facebook, Amazon y AliBaba somos las firmas más afortunadas del presente siglo. Pero tenemos la responsabilidad de mantener un buen corazón y hacer cosas positivas, de actuar en favor del bien futuro”.

Desde su perspectiva, a estas alturas del siglo XXI, aunque crezcan las críticas, “nadie puede detener la globalización y tampoco puede detener el comercio. Si el comercio se detiene, el mundo también lo hace”, expresó. Pero sí debe cuidarse que tanto el uno, como el otro, permitan unir esfuerzos y derribar fronteras, no crearlas.


Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes