Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Previsto triplicar la protección a ahorradores en Suiza

Berna intenta proteger de la crisis a sus pequeños ahorradores.

(Keystone)

El Ministerio suizo de Finanzas sometió al Parlamento una iniciativa para aumentar de 30.000 a 100.000 francos suizos el monto de los depósitos garantizados en caso de quiebra de un banco.

Se debatirá también la obligación de los directivos de primer nivel de devolver bonos millonarios si sus empresas se tambalean financieramente.

La noticia llegó a Suiza con una demora de un mes con respecto a los principales vecinos de Europa, pero cumplió el objetivo de devolver la tranquilidad a la mayoría de los clientes de la banca suiza.

El gobierno helvético anunció (05.11) una propuesta para triplicar el monto de los depósitos 100% cubiertos –y en consecuencia, íntegramente reembolsados- en caso de crisis o bancarrota bancaria.

El monto pasará de 30.000 a 100.000 francos suizos antes de que concluya el 2008.

La decisión era indispensable.

Primero porque, como ya se citó, la mayoría de las economías de Europa habían dado pasos concretos en ese sentido durante el mes de octubre.

Segundo, porque en los 13 meses de volatilidad que ha acumulado la crisis financiera de los subprime, sólo el UBS ha enfrentado la fuga de 140.200 de sus clientes.

Esencialmente, ahorradores que decidieron retirar su patrimonio e invertirlo en algún banco privado de menor talla o en la banca cantonal, ya que dichas instituciones han operado con normalidad y sin señales de deterioro contable en 2008.

Recuperando la confianza

La iniciativa fue anunciada por el Ministerio de Finanzas. Y, en conferencia de prensa, el titular del ramo, Hans-Rudolf Merz, explicó que ahora corresponde al Parlamento suizo, compuesto por el Consejo de los Estados (cámara alta) y el Consejo Nacional (cámara de diputados), revisar y aprobar la iniciativa.

El incremento de las garantías para los depósitos será debatido en diciembre, pero en principio cuenta con el consenso de las diversas fuerzas políticas, conscientes de que es fundamental preservar la solidez de la plaza financiera helvética.

¿Quién será el encargado de proteger los depósitos de los ahorradores al interior del sistema financiero, la banca o el gobierno?

Hans-Rudolf Merz aclaró que son los bancos los que tienen esta misión a su cargo. No obstante, es la Confederación Helvética la que les exigirá, por ley, incrementar de 4.000 a 6.000 millones de francos suizos los fondos que hoy tienen constituidos los bancos helvéticos para cubrir las garantías de sus ahorradores en caso de contingencias.

Ajuste de cuentas...

La prioridad ahora es frenar la fuga de ahorradores temerosos.
No obstante, el paquete de medidas financieras que anunció la Confederación Helvética esta semana tiene previsto un fortalecimiento integral del sistema bancario suizo.

Por ello, el gobierno ha pedido concretamente a los bancos UBS y Credit Suisse que incrementen los fondos propios de que disponen.

Cabe recordar que los fondos propios son la suerte de "colchón" que tiene disponible un banco para protegerse en caso de crisis.

La Confederación Helvética tocó también otro tema sensible para las instituciones de crédito. Propone modificar el sistema de remuneración de directivos de todas las empresas que cotizan en la bolsa de valores suiza (SWX).

Pide que la Asamblea General de una empresa adquiera el derecho a exigir el reembolso de bonos cobrados por el Consejo de Administración en caso de que la compañía esté en problemas financieros.

Asimismo, se propone reducir el peso que hoy tiene sobre las percepciones anuales, la "parte variable" del ingreso de los altos ejecutivos.
Lo anterior con objeto de evitar que los directivos de un banco o empresa sean premiados con bonos millonarios cuando sus compañías están en riesgo de quiebra.

El rescate del UBS

Otro tema más fue abordado entre el paquete de medidas que contempla la Confederación Helvética para fortalecer al sistema financiero. Se trata del rescate al UBS.

Durante el periodo de sesiones previsto por el Parlamento suizo para diciembre, los legisladores tendrán que debatir y, previsiblemente aprobar, el préstamos por 6.000 millones de francos suizos que ofreció el gobierno al banco número uno de Suiza.

A juicio del Ministro de Finanzas, "recibir una negativa por parte del Parlamento volvería la situación muy difícil".

Por ello, confía en que los legisladores sabrán evaluar con objetividad la trascendencia y urgencia del rescate del UBS, y tendrán en cuenta que el contrato pactado contempla una tasa de interés anual que se traducirá, a su vez, en ingresos anuales de 750 millones de francos suizos (en 2009 y 2010) para la Confederación Helvética.

swissinfo, Andrea Ornelas

Contexto

El Ministerio suizo de Finanzas planifica y materializa las decisiones del Consejo Federal en áreas como las finanzas y el personal público. Entre sus compromisos destaca el de mantener finanzas públicas equilibradas.

El pasado 03.11, Hans-Rudolf Merz retomó funciones como Ministro de Finanzas luego de una obligada pausa de seis semanas. Merz sufrió un ataque al corazón en su casa de Herisau, el pasado 20 de septiembre, pero ya fue dado de alta.

Fin del recuadro

Datos clave

El sistema bancario suizo cuenta con casi 400 instituciones en operación. Sin embargo, UBS y Credit Suisse concentran 51% de la actividad financiera del país.

La Confederación Helvética consiguió un superávit público de 4.600 millones de francos suizos, 3 veces superior al previsto, lo que significa que sus ingresos superaron a sus gastos del año.

Fin del recuadro

GARANTÍA DE DEPÓSITOS EN EUROPA

Con la intención de recuperar la confianza en el sector financiero, la Comisión Europea (CE) planteó el aumento de la garantía de depósitos, en caso de quiebra, a €50,000 en una primera etapa y hasta €100,000 en un año.

Propuso además que se reduzca a tres días el actual plazo de tres meses que los sistemas tienen para reembolsar a los clientes en caso de fallo de su institución bancaria.

Esta propuesta, que significaría el primer cambio en las reglas del sistema europeo de garantías de depósito desde 1994, deberá ser aprobada por el Parlamento Europeo y por los gobiernos de los Veintisiete (países que conforman la Unión Europea) antes de entrar en vigor.

Con esto, la CE responde a la petición hecha la semana pasada por los ministros de Finanzas de la UE, sobre una propuesta legislativa para el mejoramiento de la protección de los depósitos.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×