Roche suprimirá 4.800 puestos de trabajo

Empleados de Roche en la planta suiza de Kaiseraugst, cantón de Argovia. Keystone

El gigante farmacéutico suizo Roche ha anunciado que va a elminar 4.800 empleos en todo el mundo, lo que representa un 6% de su plantilla, como parte de su plan estratégico para ahorrar 2.400 millones de francos al año.

Este contenido fue publicado el 17 noviembre 2010 - 11:19
swissinfo.ch

En Suiza la medida afectará a 770 empleados.

El nuevo plan estratégico de Roche, denominado 'Excelencia Operativa', "tiene como objetivo adaptar la estructura de costes a un entorno de mercado cada vez más exigente y así mejorar la eficiencia y la productividad", señaló el grupo en un comunicado que publica Afp.

Dentro de este plan está la supresión de 4.800 empleos sobre todo del sector de ventas y producción. Además, cerca de 800 puestos de trabajo serán trasladados y 700 externalizados.

El recorte de empleos se desarrollará entre 2011 y 2012 y debería suponer un ahorro para la compañía de 2.400 millones de francos (1.700 millones de euros) al año.

"Esta iniciativa se debe a una mayor presión en los precios sobre los fármacos -en particular en EEUU y Europa- y la creciente demanda sobre la aprobación y evaluación de los nuevos medicamentos", afirma la compañía.

En EEUU la iniciativa costará 3.550 puestos de trabajo, en Europa 1.300, en Suiza 770 y habrá otros 680 despidos aún no especificados.

Esta operación tiene como objetivo "fortalecer la capacidad de innovación, mientras que Roche aumenta la presión sobre los precios y las condiciones del mercado se vuelven más exigente", dijo el director ejecutivo Severin Schwan en un comunicado.

"Estas medidas son necesarias para garantizar el éxito futuro de Roche", continuó Schwan, quien agregó que el laboratorio va a hacer "todo lo que está en sus manos para encontrar una salida para los empleados que sean despedidos".

La farmacéutica ha confirmado que sus previsiones para este año pasan por un aumento del volumen de negocios de alrededor del 5%.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo