Navigation

Skiplink navigation

Si no es Suiza, los Alpes e Italia son destinos preferidos

Muchos suizos optan por las playas, pero otros tantos viajan en casa. Keystone

Los turistas helvéticos tienen gustos bien definidos: si se quedan en casa admirarán montañas y lagos. Si salen al extranjero, visitarán a los vecinos europeos.

Este contenido fue publicado el 27 julio 2006 - 08:32

Como sector, el turístico renueva bríos en 2006, avanza y da empleo a más de 240.000 personas entre hotelería, hostelería y otros servicios.

Cada año, Suiza acoge 12 millones de turistas. Es decir, casi 1,5 veces su propia población.

De los viajeros, 55% vienen del extranjero. El otro 45%, son nacionales que se desplazan de un cantón a otro. Y según la Organización Mundial del Turismo (OMT), esto ha hecho de Suiza uno de los 10 destinos más visitados de Europa desde el año 2000.

Si la miramos desde la perspectiva económica, la actividad turística es generadora de 243.000 empleos fijos al año, el doble de los que ofrece el sector financiero, por ejemplo.

Y si de divisas se trata, los turistas (nacionales y foráneos) reportan a las arcas nacionales más de 13.100 millones de francos suizos, según la Oficina Federal de Estadísticas (OFS).

El turismo helvético es pues un pozo interminable de sorpresas.

El sector hoy

El sector turístico es siempre un termómetro de la bonanza y los malos tiempos de la economía.

Entre 2000 y 2004, vivió un periodo complejo. Los niveles de ocupación se redujeron, y los propietarios de muchos pequeños establecimientos a lo largo y ancho de los 26 cantones suizos, tuvieron que despedir personal y reducir gastos de forma forzosas.
El 2005, pintó mucho mejor.

De acuerdo con la Federación Suiza de Turismo (FST), el 2005 aumentó la ocupación hotelera, y el programa permanente del sector para elevar la calidad del turismo, comenzó a rendir frutos.

En dos frentes concretos en los que se avanzó, según Franz Steineger, presidente de la FST, es en la oferta de departamentos para pasar vacaciones y nuevas vías de promoción al turismo como "Suiza en bicicleta", un programa que atrae viajeros jóvenes de Suiza y otros países.

El dónde...

Si dejamos de lado la estadística sectorial para ubicarnos en el perfil de los turistas helvéticos, también tendremos datos muy interesantes.

Suiza es visitada por sus paisajes y por la tradición del turismo de reposo y salud que le caracteriza desde hace tres siglos.

Para ofrecer referencias sobre los destinos preferidos, diremos que 3 de cada 10 turistas nacionales se dirigen a la montaña.

Dos de cada 10, por su parte, prefieren los lagos. Otros 2, se dirigen a las grandes ciudades (Zúrich, Ginebra y Berna), y los dos restantes, optan por descubrir rincones desconocidos del país.

Las estaciones alpinas más visitadas y famosas son, según la estadística, Davos y Saint Moritz, en Los Grisones.

Después, le siguen en importancia las ciudades de Zúrich y Ginebra.
Y en tercer sitio, según las preferencia de los turistas, se ubica la región del Tesino, confirma la Seco.

Los suizos aventureros

Y que hay con respecto a los suizos que toman la maleta para ir fuera de sus fronteras.

El 91% de ellos lo hacen dentro de Europa misma.

De acuerdo con la Oficina Nacional de Turismo helvética, 1,5 millones de turistas suizos eligen Italia como destino principal; otros 1,2 millones se dirigen a España; 1 millón viaja a Alemania y unos 775.000 suizos cada año visitan Austria.

Francia se ubica en la quinta posición con 625.000 turistas.
A partir de estas cifras de la impresión de que más de 5 millones de suizos viajan al extranjero cada año, lo que parecería un dato desorbitado.

No es así, éste es el registro de salidas al extranjero, y en muchos casos, se trata de helvéticos que viajan en reiteradas ocasiones a los países vecinos.

Por continentes, como referíamos, 91% se dirigen a Europa; 3%, el Continente Americano; 3%, Asia; y el resto a la región de Oceanía y África.

Estos datos no incluyen, por supuesto, los cruces semanales (o diarios) que realizan los trabajadores fronterizos con permisos de trabajo de duración.

Con respecto al tipo de viajes que realizan, pasan 4 noches en promedio en el extranjero, y sus gastos diarios rondan los 130 francos suizos entre hospedaje y alimentación, 30% por encima del promedio de los italianos, griegos o españoles

Un turismo diferente

De manera general, hablar de turismo en Suiza es hablar de un perfil poco convencional dentro de Europa.

Dados los salarios que paga y los costos fijos que enfrenta, el sector turístico nacional no consigue competir en precio con los vecinos europeos, y menos aún con destinos ubicados en África, Asia o América Latina.

Por ello, ha decidido desarrollar la especialización y el servicio.
Suiza es uno de los pocos países del Continente que ofrece propuestas como el "paraíso todo incluido" de Arosa. Dicho en breve: teleférico, transporte público, museos, patinaje, piscinas, todo gratis, siempre que los turistas renten un departamento o habitación en esta región de Los Grisones.

Así, mirar los paisajes del monte Weisshorn o la cima del Hörnli es posible sin desembolsar un solo franco suizo extra, porque todo huésped de Arosa recibe una tarjeta que lo identifica y le da acceso a todo tipo de servicios y prestaciones.

Lo más atractivo: aplica lo mismo para quien ha alquilado un departamento de lujo que para quien se aloja en un campamento.

Es también, el país que por naturaleza concentra el llamado turismo de la salud. Empresarios o población adinerada de otras naciones vienen a Suiza a operarse, por la calidad de su plantel médico. O en busca del turismo rejuvenecedor que incluye spas, aire puro, deporte y comida sana.

Sin embargo, aunque el 2005 y el 2006 pintan mucho mejor, para que se consolide como una fuente de riqueza económica sin tropiezos, el sector turístico helvético debe trabajar en materia no de calidad, sino de calidez.

Desde la perspectiva de los Suizos en el Extranjero, los hoteleros, hosteleros y demás prestadores de servicios ligados al turismo tienen que recuperar "la emoción" y recibir siempre a sus huéspedes con amabilidad.

Y de los avances en este último ámbito, hablarán como siempre implacables las cifras de los años por venir.

swissinfo/Andrea Ornelas

Contexto

Suiza es uno de los escasos países de Europa en los que es posible adquirir "seguros contra los caprichos meterológicos", cuyo sofisticado objetivo es garantizar el buen tiempo durante las vacaciones. Si no hay sol o hay lluvias, los clientes son reembolsados. El balneario de Grächen, en Valais, ofrece esta prestación.

El turismo de la salud tiene su origen en la Suiza del siglo XIX. Viajeros de Alemania, Francia, Austria e Italia visitaban los alpes helvéticos en busca de aire puro que sanara todo tipo de males, y también en la búsqueda de aguas termales curativas. Los precursores de los hoy llamados centros de wellness.

Entre los extranjeros, los alemanes son los que más viajan a Suiza, seguidos de los estadounidenses, los británicos y los franceses.

End of insertion

Datos clave

Suiza está divida en 12 regiones turísticas.
Su oferta de camas asciende a 258.000
La mitad de los hoteles tiene menos de 10 habitaciones
Hay más de 29.000 restaurantes

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo