Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

UBS: no habrá más bonos millonarios sin resultados

Entrada principal del UBS en la Paradeplatz de Zúrich.

(Keystone)

El banco suizo anuncia nueva política de remuneraciones: el Presidente sólo cobrará sueldo fijo y acciones; los Directores gozarán de sueldos variables, pero sólo si cumplen objetivos.

Pese a las señales de austeridad y el cambio de rumbo que lanza, el UBS enfrenta un proceso legal en Florida y su acción alcanza mínimos históricos en la Bolsa.

Desde que estalló la crisis de los 'subprime' (agosto de 2007), la historia del UBS se escribe a la velocidad de la luz. De hecho, sólo durante los últimos 30 días:

1) Las finanzas del UBS, a punto de la quiebra, recibieron un histórico rescate colegiado entre la Confederación Helvética y el Banco Nacional de Suiza (BNS) por 66.000 millones de dólares;

2) El banco consiguió regresar a los números negros tras cuatro trimestres de pérdidas, con una magra utilidad de 296 millones de francos suizos (julio-septiembre);

3) Y la división estadounidense de Administración de Riqueza confirmó que su director general, Raoul Weil, es investigado por un juez federal de Florida por presunta promoción y encubrimiento de evasión de impuestos de millares de clientes del UBS en aquel país.

Para amainar el impacto de esta mala racha en la percepción de su clientela, el banco número uno de Suiza inició en casa una política de austeridad y coherencia.

Este lunes (17.11), anunció nuevas reglas para la remuneración de sus ejecutivos. Y como un simbólico mea culpa canceló la onerosa fiesta de Navidad de sus empleados en Nueva York.

Pese a ello, los mercados castigan la acción del UBS.

Nuevas reglas

El UBS y la Comisión Federal de Bancos (CFB) diseñaron un "Nuevo modelo de remuneración para el Consejo de Administración y el Directorio Ejecutivo del UBS", anunció el grupo.

Este esquema entra en vigor en 2009 y elimina de forma definitiva el componente variable del ingreso del Presidente del Consejo de Administración.

Para los 12 miembros del consejo directivo y sus subalternos inmediatos, acuerda remuneraciones variables basadas en el sistema 'bonus-malus' que utiliza el sector asegurador internacional.

Dicho con simplicidad, se trata de un esquema premio-castigo. Sólo hay bono cuando se cumplen o rebasan los objetivos. Si no se consiguen, no hay remuneración extraordinaria.

Una política de la que Peter Kurer, presidente del UBS, ya había dado un anticipo el 3 de noviembre, cuando anunció que en 2008 ni la presidencia a su cargo, ni la dirección general del grupo cobrarían bono alguno ajeno a su salario habitual.

Muchas preguntas...

La percepción de la opinión pública sobre el UBS es un tema complejo. Se trata de un banco privado que será rescatado con recursos públicos, aportados por los contribuyentes helvéticos.

De hecho, el pasado sábado (15.11), un millar de personas se manifestó en la sede del UBS en Zúrich contra un plan de salvamento que compromete, como ya se dijo, alrededor de 66.000 millones de francos suizos aportados por la Confederación Helvética y el BNS.

La Unión Sindical Suiza (USS) fue la promotora del movimiento de protesta.

UBS busca, pues, alternativas para expiar sus culpas. Al nuevo modelo de remuneraciones, dedicó un reporte de 15 páginas y un serial de preguntas y respuestas para el público.

Ahí detalla que "hasta ahora, la remuneración variable de los ejecutivos dependía sólo de los resultados de corto plazo, no de la calidad y el desarrollo financiero del banco en el largo plazo.

Tampoco consideraba el nivel de riesgo en el que se incurría al tomar algunas decisiones".

Así, a partir de 2009, la presidencia tendrá un salario fijo, sin percepciones variables. Y tendrá derecho a un premio en acciones, pero "bloqueadas" durante cuatro años (para comprobar que las decisiones tomadas beneficiaron al grupo en el largo plazo).

En tanto, los directores y subalternos percibirán un salario fijo. Y ellos sí disfrutarán de un ingreso variable, pero ya no será otorgado en lo inmediato, sino en los años posteriores. Los detalles serán anunciados en la Asamblea Extraordinaria del 27 de noviembre.

Sorpresas legales y bursátiles

El UBS dio una sorpresa más: actualmente examina en el plano legal la posibilidad de obligar a antiguos ejecutivos de alto nivel a devolver los bonos millonarios que recibieron en el pasado.

El consejo de administración creó una comisión compuesta por miembros ajenos al banco expresamente para trabajar en este tema.

Y para lanzar una señal de austeridad, el UBS canceló la fiesta de Navidad 2008 de la división de Gestión de Fortunas en Nueva York.

Marten Hoekstra, director general interino de la citada división, aseguró que "muchos han disfrutado de la fiesta anual de la empresa, pero pensamos que no es razonable gastar en ella".

En 2007, el UBS realizó dicho festejo en el Museo de Historia Natural de Nueva York, pero este 2008, Raoul Weil, cabeza de la división de Gestión de Fortunas, está acusado por el estado de Florida de fraude contra el fisco estadounidense.

"En esta ocasión se donarán 100.000 dólares a obras benéficas, apenas una parte de lo que cuesta la fiesta", refirió Hoekstra. Sin embargo, y pese a los esfuerzos por enviar, nada detiene a la acción del UBS en la Bolsa.

Este lunes perdió un 4% adicional y cerró la jornada en 13,92 francos suizos, el nivel más bajo del año, y muy lejos de los 55 francos con los que inició este 2008.

swissinfo, Andrea Ornelas

Datos clave

El UBS es el banco europeo más afectado por la crisis de los subprime. De hecho, está en proceso de transferir "créditos chatarra" por 60.000 millones de francos al banco central.

En 2007, los 12 directores del UBS recibieron bonos por 74 millones de francos suizos, aunque el banco perdió 4.400 millones de francos.

Durante los últimos 12 meses, el nivel más alto de la acción del UBS se registró el 10 de diciembre de 2007, con 55,19 francos suizos por título. El más bajo, fue ayer (17.10), con sólo 13,90 francos.

Fin del recuadro

UBS

UBS es producto de la fusión (1998) de la Sociedad de Bancos Suizos y la Unión de Bancos Suizos (UBS).

Durante esta última década se ha erigido como el banco más grande de Suiza.

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×