Navigation

Ecuador: suizos esperan mayor seguridad

Una mujer ecuatoriana deposita su voto en la norteña comunidad de San Pablo. Keystone

La comunidad helvética aguarda expectante la segunda vuelta electoral que definirá si el futuro presidente es el conservador Álvaro Noboa o el nacionalista Rafael Correa.

Este contenido fue publicado el 19 octubre 2006 - 20:41

El país andino, que alberga a alrededor de 1300 ciudadanos suizos, mantiene relaciones de amistad con la Confederación desde 1888.

El domingo pasado se realizaron las elecciones generales en Ecuador para definir quién será el sucesor del presidente Alfredo Palacio a partir del 15 de enero de 2007.

Los pronósticos auguraban un claro triunfo de Rafael Correa -candidato de Alianza País, izquierdista y simpatizante de Hugo Chávez-, quien, si no ganaba en la primera vuelta, debería medirse en una segunda con el socialdemócrata León Roldós, que lo seguía de lejos.

Con la clase política desprestigiada, con una sociedad sumida en el pesimismo y con un país rico en recursos naturales pero con más del 60% de población en la pobreza, las encuestas vaticinaban a Correa como el más capaz de conquistar el voto de los ecuatorianos.

Pero una vez más, los sondeos no reflejaron la realidad, y el ganador fue el multimillonario bananero Álvaro Noboa, del Partido Renovador Institucional Acción Nacional (PRIAN), quien pasó a un ajustado balotaje con Correa, que se definirá el próximo 26 de noviembre.

Relaciones históricas y cooperación

Las relaciones diplomáticas entre Suiza y el Ecuador tienen una larga tradición que data de antes de que se instalaran las representaciones consulares y diplomáticas, cuando ambos países firmaron un tratado de amistad y comercio, el 22 de junio de 1888, en París, el cual todavía sigue vigente.

Según datos de la Embajada helvética en Ecuador, los suizos descubrieron esta tierra a partir de la última década del siglo XIX, y la eligieron como destino de emigración, principalmente a la ciudad de Guayaquil, donde radica gran parte de los aproximadamente 1300 conciudadanos que viven en el país.

La cooperación suiza al desarrollo es uno de los principales pilares de estas relaciones bilaterales, y desde hace más de 35 años, la COSUDE apoya al desarrollo social y económico del país con el objetivo de contribuir de manera significativa a la reducción sostenible de la pobreza y a la disminución de desigualdades sociales y económicas.

Los suizos, a la espera

A la espera de lograr una estabilidad que no se ha materializado en la última década, los ciudadanos helvéticos que residen en el país se muestran esperanzados ante el cambio de gobierno.
swissinfo contactó a miembros de la comunidad suiza del Ecuador, y pudo conocer sus inquietudes y expectativas.

Para Edgar Tanner, presidente del Club Suizo de Guayaquil, el anhelo de sus compatriotas es poder seguir trabajando con libertad y tranquilidad en sus actividades:

"Esperamos que el nuevo presidente tenga coherencia en sus políticas y acciones de gobierno, que disminuya la marginalidad -que en Ecuador llega a límites alarmantes-, y que aumente el empleo, entre otros puntos"

Tanner, que es doctor en Derecho, profesor universitario y asesor jurídico de empresas, tuvo un rol activo en las elecciones del domingo ya que le tocó ser presidente de una mesa de votación en un recinto electoral.

Consultado sobre sus preocupaciones frente al inminente cambio de gobierno, el suizo ecuatoriano (originario de Herisau, cantón Appenzell A.R.), sostuvo:

"Siempre un cambio de gobierno representa para todos esperanzas, temores, frustraciones... En el caso de los empresarios suizos, creo que lo que desean es la existencia de un marco legal adecuado que les permita trabajar y progresar, y de esta forma ayudar a la nación de acogida"

Dos candidatos, dos propuestas opuestas

"Los dos finalistas representan dos visiones diferentes de la sociedad: Álvaro Noboa representa la visión del libre mercado de una agresiva obra de gobierno".

"Promete planes de vivienda en una dimensión nunca vista en el Ecuador, mantener la dolarización, fomentar la inversión extranjera, tratar de firmar tratados de libre comercio con las naciones del mundo y reformas legales que fortalezcan la seguridad jurídica para las inversiones", asegura Tanner, y agrega:

"Rafael Correa, en cambio, promueve una visión más intervencionista del estado con originales propuestas, algo conectadas con la visión del presidente Hugo Chávez de Venezuela.

"Aunque su aspiración es salir de la dolarización y crear una moneda latinoamericana, se compromete a mantener la divisa norteamericana en su gestión presidencial y propugna una asamblea constituyente para la reforma integral del Ecuador".

Precaución frente a las propuestas de Correa

Según el jurista, quien resulte ganador los obligará, dentro de un concepto de honestidad, a adecuarse a las nuevas realidades que vivirá el Ecuador, aunque, sostuvo en alusión a Noboa, "es fácil concluir con cuál postura se trabajaría más cómodo en el país en los próximos cuatro años".

Es que algunas declaraciones de Correa fueron percibidas con cierta preocupación en los medios empresariales guayaquileños.

Para el hotelero suizo Gino Luzi, originario de Aarau y residente en el Ecuador desde 1977, "el derechista Álvaro Noboa y el izquierdista Rafael Correa son muy diferentes, no solamente como personas, sino también en cuanto a tendencias políticas".

Luzi, que desde que llegó al país andino se desempeña como gerente general del 'Grand Hotel Guayaquil', estimó que el simple hecho de que Correa haya entrado en la recta final de las elecciones, debe haber creado una contracción de la economía en el país.

Aunque asegura no tener preocupación, considera que si gana Noboa, sabrá adaptar su política a las circunstancias

Empero, si gana Correa, "probablemente el país entraría en una contracción en cuanto al sistema bancario y a la empresa privada, y creo que los primeros 100 días serán muy difíciles al tener que orientarse hacía cambios en las que el sector productivo tiene poca confianza".

Los desafíos del próximo presidente

En los últimos diez años, Ecuador ha sido gobernado por seis presidentes luego que el conservador Sixto Durán completara su mandato en 1996: Abdalá Bucaram en 1997, Jamil Mahuad en 2000 y Lucio Gutiérrez en 2005, fueron volteados por la "fuerza de la calle", aún cuando habían alcanzado el poder gracias a su carisma populista.

Ante esta inestabilidad política, la visión de los suizos que viven en el país es que todavía hay mucho por resolver.
Para Edgar Tanner, los principales problemas en Ecuador son muchos:

"Yo señalaría tres principales: la falta de empleo, que ha obligado a la emigración de alrededor de 2 millones de ecuatorianos; la corrupción, que es un cáncer que corroe las instituciones en el país; y la inseguridad ciudadana, debido a los altos índices de criminalidad que soporta la sociedad"

Gino Luzi, por su parte, espera que el futuro gobierno resuelva los problemas de desempleo, educación, salud, corrupción, seguridad jurídica y personal, que son los más graves que acosan al país.

swissinfo, Norma Domínguez, Buenos Aires

Datos clave

Ecuador es el Estado más pequeño de América del Sur, con 275.830 km2

Según el Banco Mundial, sólo el 20% de la población concentra el 64% de los ingresos y el 60% de la población vive en la pobreza.

Se divide en 22 provincias tres regiones muy definidas: Costa, Sierra y Amazonía.

La capital, Quito, tiene alrededor de 1.5 millones de habitantes, y la capital económica y ciudad más poblada del país es Guayaquil.

Su población tiene una rica composición étnica, con preponderancia indígena y mestiza.

End of insertion

Contexto

La primera vuelta de las elecciones generales de Ecuador se realizó el 15 de octubre.

Ese día, además de presidente y vice, se eligieron cinco parlamentarios andinos (dos suplentes por cada uno), 100 diputados (con suplentes), 67 consejeros (con sus suplentes), 674 concejales (con sus suplentes) y 10 miembros de Juntas Parroquiales Rurales (suplentes).

Dos candidatos presidenciales pasaron a balotaje: Con el 90% de las actas escrutadas oficialmente, el empresario del PRIAN, Álvaro Noboa, obtiene el 26.29% de los votos y el izquierdista de Alianza País, Rafael Correa, obtiene el 22.99%.

La segunda vuelta será el 26 de noviembre. Quien resulte electo ese día, sucederá al presidente Alfredo Palacio a partir del 15 de enero de 2007.

End of insertion

Suiza - Ecuador

Las relaciones de amistad entre Suiza y el Ecuador datan del 22 de junio de 1988, cuando ambos países firmaron un tratado de amistad y comercio en París, el cual todavía está vigente.

La ola inmigratoria más importante llegó desde la última década del siglo XIX, particularmente a Guayaquil

En 1913 se instauró un consulado honorario en Guayaquil, mismo que fue transformado en consulado general honorario en 1992.

A partir de 1938 se abrió un consulado en Quito, que se convirtió en embajada en 1963, encabezada por un Encargado de Negocios.

Desde el 24 de abril de 1991 Suiza está representada por un Embajador residente.

Actualmente, alrededor de 1300 ciudadanos suizos viven en Ecuador.

La cooperación suiza al desarrollo es uno de los principales pilares de las relaciones entre Suiza y Ecuador, y desde la firma del acuerdo de cooperación técnica y científica en 1969, Suiza apoya el desarrollo social y económico.

El programa de COSUDE se concentra geográficamente en la sierra central y sur y su orientación estratégica, se basa en Empleo e Ingreso; Descentralización y Desarrollo Local y Gestión Ambiental.

En el marco de su plan estratégico 2003-2007 (Programa por País), Suiza co-financia 24 proyectos (cifra de 2004), planificados y ejecutados en estrecha colaboración con los/las beneficiarios/as e instituciones de la sociedad civil y del sector público.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo