Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El gigante Swatch lidera la recuperación económica

Presencia de swatch en Times square, en Nueva York.

(RDB)

El verano produce sentimientos encontrados a grupo relojero de Biel: la reciente pérdida de su fundador, Nicolas Hayek, coincide con un histórico crecimiento de sus utilidades del 54,4%

El sector relojero prevé un buen cierre del 2010, y confirma que Asia desplazó a Europa como el mejor cliente para este tipo de productos “hechos en Suiza”.

Este semana (04.08), el Grupo Swatch rindió cuentas ante el mercado de valores (SIX) y entregó resultados inmejorables.

Por primera vez en su historia, la facturación del grupo sumó 3.031 millones de francos suizos durante un primer semestre –con lo que superó la barrera de los 3.000 millones de francos suizos-, con lo que las ventas superaron en 22,2% a las del periodo enero-junio del 2009.

Sobre el resultado, el grupo se dijo satisfecho ya que los avances se dan en entorno de modesta recuperación y en un contexto de alza constante en los precios del oro, uno de los insumos que más utiliza el grupo para la fabricación de sus productos.

“Las ganancias netas de Swatch sumaron pues 465 millones de francos suizos entre enero y junio pasados, un dato 54,4% superior al del primer semestre del 2009”, destacó el emporio relojero número uno de Suiza.

Relojes y joyas, la clave

La división de Relojes y Joyas acicateó los resultados generales del grupo, según la propia Swatch, la facturación de esta actividad aumentó 30,6%, lo que permitió que las cuentas terminaran de consolidarse luego de un 2008 y un 2009 llenos de tropiezos.

Cabe recordar que los pedidos de relojes por parte de Estados Unidos y la Unión Europea (UE) cayeron abruptamente en 2009 con la consecuente afectación sobre la industria exportadora suiza.

En opinión de Swatch, “dadas las cifras preliminares observadas en julio, es previsible que el segundo semestre íntegro ofrezca datos sólidos, lo mismo en materia de facturación que de generación de utilidades”.

El grupo de Biel informó al mercado bursátil que una de las estrategias que mejor les ha funcionado en 2010 es la de la venta al detalle a nivel internacional.

Concretamente, Swatch ha explotado la creación de boutiques para la venta directa de sus marcas, como las tiendas Breguet en Zúrich, cita como ejemplo.
Pero el futuro no está libre de escollos y en ellos tendrá que trabajar el sector.

De regreso a los dos dígitos

La división de producción de microcomponentes de Swatch no corrió la misma suerte que el resto de sus actividades. La facturación sumó 761 millones de francos suizos, 5,1% por debajo del dato del primer semestre del 2009.

Lo anterior, debido a que siempre existe un desfase entre la demanda de microcomponentes y circuitos para los relojes, y la manufactura del producto íntegro, por lo que la recuperación se verá en esta división en los próximos meses.

Sin embargo, el futuro general del sector es prometedor, según la Federación Relojera de Suiza (FHI).

Consultada sobre este tema afirma que tras un negativo 2009, la exportación de los relojes suizos recuperó el dinamismo entre enero y junio de este año. Durante ese semestre, se exportaron productos por un total de 7.300 millones de francos suizos, un 20% más que durante el mismo lapso del 2009, explica.

De acuerdo con la FH, se trata de 1.200 millones de francos adicionales, lo que permitió al gremio regresar a resultados registrados en 2007, que fue un año extraordinario para la industria relojera. Y la actividad pudo reinsertarse en los crecimientos de dos dígitos que habían sido parte de su trayectoria cotidiana en los tres años previos a la crisis.

Asia desplazó a Europa

Asia se perfiló desde antes del estallido de la recesión internacional como uno de los mercados más atractivos para los productos de lujo manufacturados en Suiza y el 2010 le confirma en esta vía.

Concretamente, durante la primera mitad del 2010, de los 6.800 millones de francos suizos que exportó la relojería suiza al mundo, 3.005 millones de francos provienen de consumidores suizos.

Hong Kong se confirma en el liderazgo de la demanda con ventas por 1.408 millones de francos suizos entre enero y junio (38% más que durante el mismo lapso del 2009).

China avanza a pasos agigantados con una demanda de 482 millones de francos, 90% más que durante el lapso enero-junio del año previo. Singapur es el tercer cliente asiático más importante para Suiza con 398 millones de francos suizos, 49% por encima del año previo. Y siguen en la lista Japón con 361 millones de francos –el único país que redujo sus pedidos 8,6%-, y Taiwán, con 152 millones de francos, un 48% arriba del primer semestre del 2009.

Finalmente, la FH precisa que Europa, región que durante décadas lideró el consumo de relojes suizos, quedó lejos de Asia, ya que como bloque importó productos de este sector por alrededor de 1.806 millones de francos suizos, grosso modo, un monto equivalente al del mismo lapso del 2009.

Andrea Ornelas, swissinfo.ch

SWATCH

Swatch, basado en Biel, es el grupo relojero más importante del mundo. Su marcha más conocida es la que lleva el nombre del grupo, pero el consorcio es propietario además de Omega, Longines, Tissot, Mido y Endura, entre otras marcas.

El grupo Swatch opera desde hace 85 años, y Nicolas Hayek, su fundador –fallecido el pasado 28 de junio- fue el responsable del rescate de la industria relojera suiza cuando los relojes de cuarzo japoneses comenzaron a copar el mercado internacional.

Fin del recuadro

REVOLUCIÓN RELOJERA

La industria relojera está a punto de vivir un nuevo terremoto y serán una vez más los Hayek su epicentro.

En 2009, Nicolás Hayek anunció su intención de dejar de fabricar componentes de reloj para otras compañías (agujas, cajas y mecanismos diversos). Se quejó de que su grupo fuera denunciado de forma recurrente frente a la Comisión Federal de Comercio de Suiza, a pesar de realizar un esfuerzo por ofrecer piezas de primera calidad a un precio correcto.

Y dado que prácticamente ninguna casa relojera –aparte de Swatch y Rolex- es independiente al 100%, inicia un periodo en el que las principales empresas productoras tendrán que buscar nuevas alternativas para conseguir sus piezas de precisión, y para garantizar simultáneamente que sean hechas en Suiza.
Las exportaciones de relojes suizos avanzaron con modestia en Europa durante el primer semestre del 2010: Francia (+7,5%), Italia (+3%), Alemania (-5,3%), Reino Unido (+8,3%) y España (+9,1%).

La venta a Estados Unidos se recuperan a buen ritmo, sumaron 758 millones de francos suizos entre enero y junio pasados, 12,5% por encima del dato registrado durante este lapso en 2009.

Suiza exportó un total de 11,4 millones de relojes entre enero y junio, 1,7 millones más que durante el primer semestre del 2009.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes