Navigation

El Gobierno ofrece apoyo pero no capital a Swiss

El Gobierno Federal anuncia medidas de apoyo para la línea suiza de bandera. Keystone

Berna perfila una serie de medidas para ayudar a la línea aérea de bandera.

Este contenido fue publicado el 25 junio 2003 - 17:40

Sin embargo, excluye la inyección de capitales tras el reciente anuncio del recorte de 3,000 empleos y la reducción de un tercio de la flota.

El Consejo Federal señaló que a pesar de las consecuencias para el personal y las regiones afectadas, las medidas eran necesarias para la supervivencia de la línea aérea.

"Swiss no está sola”, subrayó el ministro de Transporte, Moritz Leuenberger. “El desplome económico global, la guerra en Irak y la epidemia del Sars han obligado a otras líneas aéreas a reestructurarse”.

Con la supresión a Swiss del impuestos sobre el combustible en algunos vuelos nacionales, el gobierno permitirá a la línea aérea un ahorro aproximado de seis millones de francos.

Las autoridades anunciaron asimismo que asumirán los gastos derivados de la repatriación de los solicitantes de asilo y los refugiados que entran al país sin permiso y cuyo arribo es ajeno a la empresa aérea. Estos vuelos especiales cuestan alrededor de 900 mil francos.

Sin embargo, aún no se ha determinado si Swiss podrá disfrutar del beneficio de la garantía de riesgo para las exportaciones.

Plan de supervivencia

El martes (24.06.03) Swiss anunció medidas drásticas para lograr un ahorro de mil 600 millones de francos y añadió que requeriría 500 millones adicionales para asegurar su estabilidad financiera durante la reestructuración.

Alrededor de 700 pilotos y 850 miembros del personal de cabina perderán sus empleos. Unos 1,500 elementos del personal de tierra también serán afectados.

La línea aérea recorta su flota de larga distancia de 25 a 18 aviones, la flota de recorridos medios de 24 a 21 y la regional de 59 a 35.

Las medidas anunciadas por el Consejo Federal difieren de aquellas instrumentadas en abril del 2002 cuando el Gobierno, cantones y empresas privadas invirtieron dos mil 700 millones para salvar la aerolínea.

La línea aérea fue creada tras la fusión de Crossair y los restos de Swissair, que se derrumbó en el 2001.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.