Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El Grasshoppers dejará Zúrich 125 años después

El alquiler del estadio Letzigrund resulta muy caro para la maltecha economía del Grasshoppers.

El alquiler del estadio Letzigrund resulta muy caro para la maltecha economía del Grasshoppers.

(Keystone)

El histórico FC Grasshoppers de Zúrich (GC), que arrastra en los últimos años graves problemas económicos, está a punto de abandonar la ciudad al no poder hacer frente a los gastos que suponen jugar en el estadio municipal Letzigrund.

El club de fútbol más laureado de Suiza, 27 Ligas y 18 Copas, negocia ahora para jugar como local en las localidades de Aarau o en Emmenbrücke.


























































Al FC Aarau sí le gustaría que el GC jugara en su estadio para poder repartir gastos entre ambos clubes. Sin embargo, la comuna Shur AG, donde está ubicado el estadio de Aarau informó hoy que no deseaba acoger los partidos del equipo de Zúrich.

“El consejo ha decidido que no quiere que se disputen partidos del GC en Brügglifeld”, señaló el alcalde Beat Suhrer Rüetschi a la agencia ATS, ya que el recinto se encuentra en una zona residencial.

Por el contrario, la localidad de Emmen, a la que pertenece la comuna de Emmenbrücke, mostró su interés en acoger al Grasshoppers debido a los ingresos adicionales que esto le supondría. A más tardar el próximo martes nos reuniremos con el GC para negociar, declaró Urs Dickerhof, concejal de Finanzas de Emmen, a ATS.

Vivir en Aarau o morir en Zúrich

El presidente del club fundado en 1886, Urs Linsi, lo dejó muy claro en declaraciones a la prensa suiza: “Es mejor para el club vivir en Aarau que morir en Zúrich. No tenemos más remedio que mudarnos”. Mientras tanto, la afición se moviliza para tratar de mantener el equipo en Zúrich.

El Ayuntamiento zuriqués no cedió a las peticiones del Grasshoppers para reducir la renta anual del estadio, 870.000 francos (660.000 euros), además de otros 840.000 francos (642.000 euros) en gastos de seguridad los días de partido. 

Unos costes que desde el club consideran muy elevados, “más teniendo en cuenta que en el último partido asistieron al estadio solo 4.800 personas. Para este volumen de gente no vale la pena pagar estas cantidades”, señalaron miembros del club a swissinfo.ch. 

De todas formas esta decisión parece ser solo “la punta del iceberg”, ya que el club tiene hasta el 10 de marzo para presentar su inscripción en la Liga suiza de cara al próximo año, donde tiene que precisar cuál será su estadio, con lo que hasta esa fecha pueden surgir más complicaciones”, indicaron a swissinfo.ch

Desde la temporada 2007-2008, Grasshoppers y FC Zúrich comparten el campo de Letzigrund, recinto de atletismo, que fue renovado para acoger  la Eurocopa de 2008. Se prometió un estadio para reemplazar el antiguo Hardturm, donde el Grasshoppers jugó su último partido en septiembre de 2007, pero el proyecto está paralizado.

“Actitud inflexible”

La directiva del Grasshoppers emitió un comunicado en el que lamentó “la decisión negativa y la actitud inflexible” de la ciudad de Zúrich y expresó su voluntad de planificar la próxima temporada fuera de la capital financiera suiza.

Los dirigentes del club mostraron su decepción por el resultado de las conversaciones mantenidas con las instituciones de la ciudad. “El Grasshoppers tiene su casa en Zúrich y su corazón se quedará aquí. Los nuevos retrasos en el futuro estadio de fútbol y la reciente decisión de la ciudad de Zúrich, fuerzan ahora al GC a buscar alternativas”.

Según Andrés Iten, responsable del comité central del Grasshoppers: “La ciudad no nos da otra opción con su decisión. Pero la situación del estadio en la ciudad de Zúrich es un desastre y no se vislumbra ninguna solución. Debido a los retrasos interminables en el nuevo estadio Hardturm, habríamos esperado de la ciudad una actitud más flexible”.

¡Estadio Hardturm Ya!

Los seguidores del GC llevan varias semanas activos para tratar de evitar el exilio de su club. La semana pasada unas 300 personas hicieron una manifestación espontánea y cortaron el tráfico en la plaza Bellevue, una de las arterias principales de la ciudad junto al lago de Zúrich, para llamar la atención sobre el asunto y mostrar su enfado con las autoridades municipales.

En varias plataformas de Internet los aficionados se organizan para solicitar que el club no salga de la ciudad ni del cantón de Zúrich. Para este fin se ha creado la web ‘No a Brügglifeld’, nombre del campo de Aarau, donde señalan que salir del cantón de Zúrich, “el activo más importante de nuestro club, sería un serio daño para los 'fans' y supondría un pérdida grave de la imagen y la identidad”.

También solicitan a la directiva que busque una solución para la supervivencia del club en la ciudad de Zúrich, además de pedir a las autoridades municipales que concluyan la construcción del nuevo estadio lo antes posible, con el claro mensaje ¡Estadio Hardturm Ya!

Respaldo

Este miércoles, el concejal del ayuntamiento de Zúrich, Urs Egger, del Partido Liberal Radical (PLR), pidió que la ciudad subvencionara tanto al Grasshoppers como al FC Zúrich, hasta que se concluya el nuevo estadio Hardturm, dentro de unos cinco y seis años, señaló al diario ‘Tages-Anzeiger’.

El también presidente del FC Seefeld y dirigente de la federación municipal de fútbol sugirió que el ayuntamiento reduzca a ambos clubes el alquiler y los gastos de seguridad del Letzigrund. “El reto es ahora reconocer y apoyar al fútbol profesional en la ciudad de Zúrich”, según Egger.

Habrá que esperar hasta el 10 de marzo para confirmar cómo los 'Saltamontes' se acaban inscribiendo en la Liga suiza profesional de fútbol para la próxima temporada.

Grasshoppers

El FC Grasshoppers, fundado en 1886, tiene en su palmarés 27 Ligas suizas y 18 Copas, en total casi medio centenar de títulos en sus vitrinas. Es el equipo más laureado del país.

Por sus filas han pasado célebres jugadores de la selección helvética como Stéphane Chapuisat, Kubilay Türkyılmaz, Ciriaco Sforza (actual entrenador) o Johann Vogel, entre otros.

También militan ahora en el club dos españoles; el defensa Guillemo Vallori (cuarta temporada) y el suizo de origen gallego Ricardo Cabanas, en el club desde 1997.

En 2009 ya estuvo apunto de perder su plaza en la Primera División nacional ('Super League') debido a los graves problemas económicos por los que atravesaba, cuando se hablaba de un deuda de entre 10 y 20 millones de francos.

En 2010, la deuda del Grasshoppers se había reducido a  cerca de 7 millones de francos, pero aún se vio obligado a vender, a comienzos del año, a sus dos jóvenes estrellas: Ben Khalifa y Haris Seferovic para reducir el monto del adeudo. Ambos fueron clave para que Suiza ganara el Mundial Sub-17 de Nigeria en 2009.

Ben Khalifa milita en el FC Nürnberg cedido por el VfL Wolfsburg (que pagó 2,5 millones de euros), mientras que Seferovic lo hace en la Fiorentina de Florencia (por 1,5 millones de euros).

Fin del recuadro

4.500 socios

El club deportivo tiene más de 4.500 miembros. En 125 años ha contribuido a las actividades de tiempo de ocio y formación para jóvenes y mayores.

Tiene secciones de Balonmano, Remo, Hockey sobre Hielo, Hockey sobre Hierba, Unihockey, Curling, Squash, Tenis y Rugby.

Fin del recuadro

swissinfo.ch


Enlaces

×