Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El psicólogo de los árbitros de la Eurocopa

Mattia Piffaretti admira la labor de los colegiados.

Los numerosos errores de arbitraje han acompañado a los partidos del torneo continental. Ante las críticas, los colegiados deben mostrar fortaleza. Cuentan con el apoyo de Mattia Piffaretti, antiguo jugador de baloncesto y psicólogo del deporte originario del cantón del Tesino.

Desde el inicio de la competición, el colectivo arbitral y sus decisiones han suscitado los comentarios y las críticas, algo tradicionalmente normal.

Un gol dudoso concedido a Holanda contra Italia, un tanto injustamente anulado a Italia ante Rumanía, una tarjeta roja para un jugador ruso en el encuentro Rusia–Holanda, penaltis no señalados, las faltas que no se pitaron, etc.

Nunca es fácil para los jueces sobre el campo que sólo tienen algunos segundos para tomar una decisión y no ven las imágenes en la televisión hasta después del partido.

Para prepararse al máximo para el estrés que genera el deporte rey y 'descargar tensión' una vez concluidos los encuentros, se sientan en el diván de Mattia Piffaretti.

swissinfo: Mattia Piffaretti, ¿Cómo acabó usted trabajando con los colegiados de esta Eurocopa?

Mattia Piffaretti: Mi colaboración con la UEFA empezó hace tres años con un curso de formación continua para árbitros internacionales que dirigen encuentros de la Liga de Campeones y la Copa de la UEFA.

Anualmente imparto clases en cursos formativos de módulos inherentes a la preparación mental: en especial, la concentración, la comunicación, la gestión de conflictos con los jugadores y además la gestión del estrés.

En resumen, todos los factores que intervienen en el deporte de alto nivel. La UEFA ha decidido que la preparación mental de los árbitros de la Eurocopa debe ser tomada más en serio y me pidieron que yo me encargara.

swissinfo: ¿De qué manera trabaja usted?

M.P.: Debo mantenerlo en secreto y no puedo, en ningún caso, revelar el contenido de las sesiones que desarrollo en el marco del torneo. En general mi intervención está estructurada en distintas etapas.

Yo tomo parte y me sitúo al lado del grupo entero de árbitros para permitirles reactivar su trabajo realizado desde hace meses. Empezamos justo antes de la competición. Después, comencé a ver a los tríos arbitrales de manera individual y voluntaria (un 80% de los colegiados asistieron a las sesiones) para realizar una sesión informativa previa al partido donde fijamos nuestros objetivos.

A continuación observo el partido y vuelvo a reunirme con el equipo arbitral para repasar lo acordado y permitirles una descarga en el plano emocional.

El hecho de tomar un gran número de decisiones, con sus respectivas consecuencias, en pocos segundos, bajo los ojos de los aficionados y de las cámaras, genera una gran tensión. Los árbitros tienen que eliminar las tensiones acumuladas para prepararse mejor de cara a los siguientes encuentros.

swissinfo: ¿Cuál es su opinión sobre los colegiados?

M.P.: Los árbitros son deportistas de élite y alcanzan su mejor nivel entre los 35 y 45 años. Algo que no corresponde a otras modalidades deportivas. Padecen y están bajo una gran responsabilidad por el fútbol, la familia... Muestran liderazgo y experiencia en el terreno de juego que les permite afrontar situaciones delicadas con calma y lucidez.

swissinfo: Debido a su función, vive la Eurocopa de una forma especial: ¿Qué representa este evento para usted?

M.P.: Trabajo hasta la final, ya que mi cometido termina tras la evaluación de este último encuentro. De hecho veo esta cita como los Juegos Olímpicos de fútbol para Europa. Un acontecimiento que supera lo estrictamente deportivo.

También contemplo multitud de situaciones que me conmueven, como cuando escucho a los aficionados aplaudir tras sonar el himno nacional del rival. Estas cosas me hacen comprender que el fútbol no es sólo violencia y competitividad. Es, sobre todo, un momento para el encuentro.

swissinfo, Mathias Froidevaux
(Traducción: Iván Turmo)

Datos clave

Mattia Piffaretti tiene 40 años. Está casado y tiene tres hijos.

Antiguo jugador de baloncesto en la Liga Nacional formado en Lugano.

Sobresalió en el Pully (club con el que logró varios títulos).

También militó en el SF Lausanne, Vevey y Saint-Prex.

Licenciado en Lenguas y en Filosofía. Desde 1997 está al frente de la empresa ACT Sport Consulting.

Fin del recuadro

10.000 euros

Los colegiados que dirigen los encuentros en la Eurocopa de Austria y Suiza cobran 10.000 euros por encuentro.

Los asistentes, 5.000 euros, el cuarto árbitro, 4.000, y el quinto, 3.000.

Estas cantidades suponen un aumento de casi un 60% respecto a la anterior edición de Portugal 2004.

La UEFA las fijó "basándose en la presión, la responsabilidad y la preparación personal que requieren, además de la calidad".

Fin del recuadro


Enlaces

×