Navigation

El repunte empresarial se confirma lentamente

Las empresas suizas vuelven a sonreir tras una semana en neta recuperación económica. Keystone

Por segunda semana consecutiva, los reportes financieros del sector privado anuncian utilidades durante el primer semestre del 2004. Syngenta y ABB, celebran.

Este contenido fue publicado el 30 julio 2004 - 09:06

En materia de comercio internacional, Suiza está inconforme con la forma en la que se condujeron las negociaciones de la OMC en Ginebra.

La semana económica suiza volvió a registrar un sello muy empresarial.
ABB, Syngenta, la Unión Bancaria Privada (UBP) y la Banca Cantonal de Zúrich (BCZ), entre otras entidades, dieron a conocer sus reportes financieros correspondientes al primer semestre del 2004, en todos los casos con ganancias superiores a las del 2003.

En contrapartida, el comercio internacional fija reglas poco favorables para la Confederación Helvética, según lo acordado durante la última reunión de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Más negros que nunca

La empresa helvético-sueca ABB, fabricante de maquinaria y robots, regresó al camino de la rentabilidad durante el periodo enero-junio del 2004, al obtener utilidades netas de 115 millones de francos suizos.

El año pasado, durante el mismo periodo, la empresa había reportado pérdidas por 100 millones de francos suizos.

Este resultado, ligado al favorable desempeño de sus líneas de producción llamadas “energías” y “automatización”, superó las expectativas de los expertos del mercado de valores.

Ante los datos confirmados, Jürgen Dormann, presidente y Director General, resumió el resultado bajo la premisa de: “El 2004 será un año más negro que negro”, haciendo alusión a las pérdidas (o números rojos) que dejaron atrás.

Una de las medidas que tomó ABB en meses pasados fue vender sus divisiones de petróleo, gas y petroquímica, porque le resultaban poco rentables.

Pese a la buena nueva, el futuro no está 100% despejado para ABB, pues aún tiene pendiente una multa superior a los 20 millones de francos suizos con Estados Unidos, luego de que la Security Exchange Comision (SEC) detectó actos de corrupción cometidos por dos filiales de ABB en África.

Syngenta, cosecha

Por su parte, el grupo agroquímico Syngenta, basado en Basilea, vio crecer de forma radical la venta de sus insecticidas, funguicidas y productos para el tratamiento de semillas durante los primeros meses del 2004.

Esto permitió que entre enero y junio del 2004, registrara ganancias del orden de los 1.201 millones de francos suizos, que implican un repunte del 83% de sus utilidades con respecto al mismo lapso del año pasado.

Michael Pragnell, propietario de Syngenta, reconoce que el sector agropecuario se dinamizó a partir del 2004 y eso le permitió a su empresa realizar un volumen de negocios cercano a los 7.580 millones de francos suizos durante el primer semestre.

Syngenta logró también reducir de 1.250 a 764 millones de francos suizos su endeudamiento durante el último semestre, debido a que desde el año 2000 inició una intensa política de recorte de gastos, lo que implicó entre otras cosas, la desaparición de 130 empleos.

Aunque en menor medida, cabe destacar también la favorable evolución del sector bancario. La Unión Bancaria Privada (UBP) elevó 11% sus ganancias del primer semestre del 2004 con respecto a las reportadas en el mismo periodo del 2003, con lo que totalizaron 203 millones de francos suizos.

En tanto, la Banca Cantonal de Zúrich (BCZ) vio crecer 25,5% sus utilidades en la primera mitad del 2004, lapso en que totalizaron 260,9 millones de francos suizos.

Lo anterior debido a que un mayor dinamismo económico y bajas tasas de interés incentivan a las empresas y a los particulares a tomar créditos.

Suiza inconforme con OMC

En Ginebra, el presidente suizo Joseph Deiss expresó la inconformidad del país por la forma en la que se condujeron las negociaciones para un nuevo acuerdo en el seno de la Organización Mundial del Comercio (OMC) durante la presente semana.

En principio, porque los trabajos –iniciados a partir del martes- se realizaron a puerta cerrada y en un pequeño comité, a través del llamado “Grupo de los 5”, que incluye a Estados Unidos, la Unión Europea (como bloque de 25 países), Brasil, India y Australia.

Como resultado de lo anterior, quedan representados de forma directa los intereses de sólo 29 naciones, aún cuando la OMC tiene 147 miembros.

Deiss destacó la importancia de que todos los países involucrados formen parte de los debates.

Reconoció que las consultas semiprivadas –entre los cinco involucrados- son perfectamente válidas en un contexto de libre mercado y globalización. Sin embargo, todos los protagonistas tendrían que haber participado en el proceso.

Suiza forma parte de otro grupo, que al interior de la OMC es llamado G-10, en el que se encuentran también Liechtenstein, Japón, Corea del Sur, Noruega, Bulgaria, Israel, la Isla Mauricio, Taiwán e Islandia.

Las controversias se centraron en cuatro áreas clave: productos agrícolas e industriales, servicios y un nuevo código de aduanas.


swissinfo, Andrea Ornelas

Contexto

El mayor dinamismo económico y las bajas tasas de interés incentivan a las empresas y a los particulares a tomar créditos.
Subsiste disconformidad en cuanto a la forma en que se están llevando las negociaciones comerciales internacionales en el marco de la OMC.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.