Navigation

El reto de desendeudar

Pascal Couchepin (izq) y Kaspar Villiger (der) swissinfo.ch

Dos miembros del gobierno suizo, Kaspar Villiger y Pascal Couchepin asisten este fin de semana en Washington a la reunión del Banco Mundial y del FMI.

Este contenido fue publicado el 19 abril 2002 - 15:44

El ministro de Finanzas y presidente del país en el presente año, Kaspar Villiger y el titular de la cartera de Economía, Pascal Couchepin toman parte en las Comisiones Central y de Desarrollo del Banco Mundial (BM) y del Fondo Monetario Internacional (FMI).

En ambas instancias de los organismos multilaterales presentarán la posición oficial suiza en campos específicos.

Villiger expondrá las medidas que ha tomado Berna para combatir el financiamiento al terrorismo y propondrá la creación de un sistema encargado de tratar los casos de insolvencia de Estados en situación de iliquidez.

La finalidad sería evitar, en la medida de lo posible, que los Estados caigan en bancarrota. Si a pesar de ello no eluden la insolvencia, se aplicarían reglas y procedimientos establecidos para tal situación.

Iniciativa para desendeudar

Uno de los temas del encuentro en Washington es el papel del FMI en los países con ínfimos ingresos, sobre todo en relación con las decisiones aprobadas en la Conferencia de Monterrey.

La iniciativa para la reducción de la deuda de los países pobres muy endeudados (PPME) demuestra con creciente claridad que reducir la deuda no es suficiente garantía para impulsar el crecimiento económico. Suiza no piensa debilitar las condiciones de esta iniciativa para la concesión de ayuda financiera.

Aparte de la asamblea de las dos instituciones financieras multilaterales de 'Breton Woods' se llevará a cabo un encuentro ministerial, en el que sería lanzada una nueva iniciativa para favorecer a los países más pobres de la ex Unión Soviética.

El ministro Villiger apoyará un informe que contiene propuestas para activar el desarrollo económico en países como Azerbaiyán, Kirguisia, Tayikistán, o Uzbekistán.

El curso de la economía mundial, sus riesgos y perspectivas serán enfocados por los asistentes a la cita en Washington. Uno de los datos alentadores sería que la economía de Estados Unidos está superando la etapa difícil.

Encuentros al margen

El ministro de Finanzas asistirá invitado a una reunión convocada por el G7 (Grupo de los 7 países más industrializados) para discutir en torno a la lucha contra el financiamiento al terrorismo.

Los países del denominado G4 (Bélgica, Holanda, Suecia y Suiza) mantendrán a su vez reuniones propias.

El presidente Villiger conversará asimismo con el alto directivo del FMI, el alemán, Horst Köhler.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo