Navigation

En Suiza no hay indicios de tortura

Los locales de la zona de tránsito en la cárcel del aeropuerto de Zúrich. Keystone

El Comité de prevención de la tortura del Consejo de Europa no encontró rastros de ese flagelo durante su última visita de inspección a Suiza.

Este contenido fue publicado el 13 diciembre 2004 - 17:33

Su informe contiene, sin embargo, varias recomendaciones acerca de la situación en la prisión del aeropuerto de Kloten. El gobierno suizo toma nota y reacciona.

En su cuarta visita a Suiza desde 1991, el Comité europeo para la prevención de la tortura y penas o tratos inhumanos y degradantes (CPT) inspeccionó durante cinco días (20 al 24 de octubre del 2003) la sección de tránsito de la cárcel del aeropuerto de Zúrich-Kloten.

Esta prisión alberga a las personas en espera de ser expulsados o devueltos a sus respectivos países (prisión 2) lo mismo que la zona de tránsito del aeropuerto internacional Zúrich.

En un informe entregado a las autoridades helvéticas en marzo de 2004, se escribe que los inspectores no encontraron ningún indicio que permita concluir el uso de la tortura o malos tratos. El CPT formula sin embargo algunas recomendaciones.

Una salida diaria desde 2005

En su respuesta -elaborada en conjunto con las autoridades de Zúrich- y presentada este lunes a la prensa, el gobierno suizo (Consejo Federal) afirma haber tomado nota con satisfacción de las conclusiones del CPT.

También asegura que los solicitantes de asilo y los pasajeros declarados inadmisibles retenidos en la zona de tránsito del aeropuerto durante un "período prolongado" tendrán derecho a una salida diaria al aire libre desde enero del 2005.

Actualmente, los interesados deben presentar una petición para salir. El lugar y la hora del paseo son fijados posteriormente bajo acuerdo de los servicios de seguridad.

El Comité exigió por otro lado que todo extranjero que hubiera sido objeto de una orden de expulsión sea sometido a un examen médico. Según el informe, el cantón de Zúrich tomó medidas en este sentido inmediatamente después de la visita del CPT.

La cárcel no está superpoblada

En cambio, las autoridades suizas se distancian de las observaciones del comité sobre ciertos puntos. Así, refutan la crítica según la cual la prisión 2 estaría indebidamente superpoblada.

Según la respuesta al informe, el centro de detención puede acoger a 130 personas y "este número no atenta contra los derechos y las pretensiones de las personas en espera de ser devueltas".

El cantón de Zúrich también subraya el hecho de que las tentativas de suicidio y las automutilaciónes "no son en ningún caso moneda corriente en la prisión del aeropuerto". Para las autoridades cantonales, esta observación del CPT resulta probablemente de un "mal entendido".

En cuanto a la recomendación destinada a los funcionarios de policía "que deben respetar estrictamente los derechos de los extranjeros y que los alegatos de malos tratos serán objeto de las investigaciones apropiadas y de sanciones", el Consejo Federal afirma que transmitirá una circular a los cantones y a los servicios federales competentes.

Una iniciativa suiza

Cabe recordar que el CPT funda su acción sobre el 'Convenio europeo para la prevención de la tortura y de las penas o los tratos inhumanos o degradantes' que fue elaborado por iniciativa de Suiza.

Anteriormente Suiza había recibido la visita del Comité europeo para la prevención de la tortura y tratos inhumanos o degradantes en 1991, 1996 y 2001.

swissinfo y agencias

Datos clave

El Comité de prevención de la tortura (CPT) del Consejo de Europa inspeccionó entre el 20 y el 24 de octubre de 2003 la prisión del aeropuerto de Zúrich.
El centro de detención puede acoger a 130 personas.

End of insertion

Contexto

Suiza ratificó el Convenio de las Naciones Unidas contra la tortura y otras penas y tratos crueles, inhumanos o degradantes el 2 de diciembre de 1986.
También ratificó el Convenio europeo para la prevención de la tortura y de tratos inhumanos o degradantes el 7 de octubre de 1988.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.