Es perfectible el respeto helvético a los derechos humanos

Los solicitantes de asilo, principales víctimas de violaciones. Keystone Archive

Un informe estadounidense del Departamento de Estado documentó diversas violaciones a los derechos humanos cometidas en Suiza. Empero, aseguró que, en general, en el país se observa un gran respeto en la materia.

Este contenido fue publicado el 27 febrero 2001 - 19:13

La Constitución de 1999 contiene nuevas medidas de protección para los ciudadanos, los derechos políticos son respetados y las prisiones están conformes con los estándares internacionales, señaló el texto divulgado este martes.

Sin embargo, en las 24 páginas que el Departamento de Estado consagra a Suiza se establece que aún deben instrumentarse mejoras con respecto al tratamiento hacia las mujeres y los extranjeros, en particular, los solicitantes de asilo.

El documento denuncia casos específicos de abusos reportados por organizaciones no gubernamentales, entre los cuales el del palestino Khaled Abuzarifeh, muerto por sofocación, en el Aeropuerto de Zúrich, durante su deportación forzada.

El texto subraya igualmente que la violencia con relación a las mujeres es un problema en Suiza no obstante los esfuerzos de las autoridades.

Indica asimismo que el tráfico de mujeres y la prostitución forzada se han incrementado y que la legislación helvética aún tiende a discriminar a las féminas.

El Ministerio de Asuntos Exteriores declinó pronunciarse con respecto al reporte del documento.

Por su parte, Jörg Schertenleib, del Consejo Suizo para Refugiados, comentó que "los países europeos están tratando de parecer menos atractivos para los solicitantes de asilo".

El documento del Departamento de Estado denunció asimismo violaciones a los derechos humanos en Israel, China e Irán, entre otros países y destacó que en naciones como México y Yugoslavia la situación del rubro ha mejorado.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo