Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Escapatoria.ch: fuga simulada en busca de asilo en Suiza

Linda, Christine, Theophilous, Peter, Duli, Toure, Dvora, Maja, Kuljinder, Luon, Jaglit (de derecha a izquierda).

(swissinfo.ch)

Un grupo de jóvenes huye por toda Suiza. En Zúrich se les negó la visa y su única posibilidad es llegar como sea a Berna para presentar una nueva solicitud. Se trata de una escapatoria simulada que se llevó a cabo este sábado en el marco del Día del Refugiado, sin pretender semejanzas con la realidad. swissinfo siguió de cerca la representación.

Escapatoria.ch (Flucht.ch en alemán) tiene un principio más real del que imaginaron sus organizadores. Varios jóvenes deambulan durante tres horas por la Casa de la Cultura Dynamo de Zúrich. Buscan a sus compañeras de grupo a través, primero, de interminables listas y luego bajo una llovizna... infructuosamente.

La escena es breve, porque un gran racimo humano rodea pronto el despacho de información. Los dos empleados reflejan, sin proponérselo, casi una réplica de los burócratas sin competencias que, como en los verdaderos centros de acogida a refugiados, se encargan de catalogar a las personas y encauzar la situación de éstas por cursos determinados. Entra en escena entonces una ráfaga de viento que arrebata las listas de la mesa.

El objetivo es sensibilizar

La ruta de 'los fugitivos' en la carrera de baquetas está decorada con rechazos de solicitudes de visa, pasaportes falsificados, interminables colas humanas, traficantes de seres humanos y funcionarios indolentes.

La interpretación de los papeles es natural, algo distante de la realidad, pero bastante angustiosa. El recorrido de la escapatoria ficticia fue organizado por la Organización Suiza de Ayuda al Refugiado y la Comunidad Suiza de Asociaciones de Jóvenes.

"Su fin no es el de un reality show", sino sensibilizar a la juventud sobre temas relativos a la migración, refugiados y el asilo", declaró a swissinfo el responsable del proyecto, Cornel Huber, a tiempo de señalar que cada grupo de 'fugitivos' estaba formado por suizos y solicitantes de asilo que transmitieron así su situación.

Ana, profesora bernesa de 21 años, relata por qué su compañero de grupo, Saman, debió dejar Irak, y Linda, estudiante de 19 años de Winthertur, hace referencia al reclutamiento obligado de los jóvenes en el norte de India, causa de la fuga de Singh. Estos son apenas dos de los casos narrados.

La solicitud de asilo, último obstáculo

La representación recobra seriedad. Los traficantes de seres humanos los llevan hasta la frontera verde, hasta un punto próximo al centro improvisado que instaló el gobierno. Los fugitivos hacen cola y una hora después reciben el anhelado formulario de solicitud de asilo. Sentados en el suelo, el grupo trata de llenarlo, ¿Tengo pasaporte? ¿Una autorización de entrada? ¿Dónde obtengo una foto? ¿Por qué huí, qué debo escribir? Todo debe coincidir si no quiero volver a hacer cola.

"Los opositores políticos son perseguidos, deben escapar, etc... ya escuché eso varias veces. Deme pruebas. Aquí decidimos si puede quedarse" dice el funcionario. Su veredicto: denegado el asilo, permanencia momentánea y probable expatriación. Así termina el recorrido para este y los otros grupos.

Crítica de los grupos de derechos humanos

Aún cuando la representación de los 'fugitivos actores' no se haya asemejado mucho a la realidad - sin ningún terror psicológico, miedo por la vida, o la seguridad de los familiares -, nadie pudo esperar un trayecto más realista que el presentado.

Mientras la Oficina Federal para el Refugiado apoyó la iniciativa, los grupos de derechos humanos criticaron parcialmente la acción. Escapatoria.ch representa la situación como si todo estuviera en orden al llegar a Suiza. Ello no corresponde a la realidad", puntualizó un activista de la ONG augenauf (mirada atenta).

Donde Escapatoria.ch baja el telón en la realidad suiza empieza un prolongado y desmoralizador proceso de asilo, al final del cual pocos reciben el permiso de permanencia, escribe 'auenauf' en una hoja volante.

En todo caso, queda la esperanza de que la representación de una 'escapatoria ficticia', vivida por algunos jóvenes y solicitantes de asilo haya logrado su meta: sensibilizar a la opinión pública sobre el destino de personas que deben dejar su país por circunstancias imperiosas.

Philippe Kropf


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×