Navigation

Exposición fotográfica 'Más allá de la frontera'

'Palestina: prisioneros en su misma tierra', de Randa Shaath. Randa Shaath/www.pro-helvetia.ch

Diez fotógrafos de diferentes nacionalidades presentan sus reportajes fotográficos de la frontera como zona de exclusión, de abuso y discriminación, pero también como tierra de esperanza y de promesa, en esta exposición internacional que ahora se exhibe en la estación ferroviaria de la ciudad de Chiasso.

Este contenido fue publicado el 14 septiembre 2001 - 19:52

La exposición internacional de fotografía 'Frontiere a confronto' se inaugura este fin de semana en, justamente, una de las ciudades fronterizas de Suiza, Chiasso, justo en el territorio limítrofe con Italia.

La muestra, abierta hasta el 14 de octubre próximo en las instalaciones de la estación de tren de Chiasso, es presentada bajo la coordinación de Pro Helvetia, la fundación suiza que promueve la cultura dentro y fuera de la Confederación, y la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (Cosude).

Encargado de escoger a los artistas, el famoso fotógrafo de Zúrich, Daniel Schwartz, ya presentó la exposición en Bienne y la presentará en Basilea (1° - 30 de noviembre) y Martigny (4 de enero - 28 de febrero del 2002), antes de llevarla por diferentes ciudades en el mundo entero.

El tema de la frontera se ha vuelto epidémico y ya casi no conmueve: naves que vagan por los mares con su carga de desesperados que a veces naufragan; muertos por el frío entre las ruedas de los aviones o del calor dentro de las cisternas de las naves.

Tan sólo en Asia y África llega a 20 millones el número de personas que han tenido que emigrar. Una línea marca el espacio entre el 'aquí' y el 'allá', un 'allá' que impone sus leyes, sus símbolos de solidaridad pero también las defensas de su territorio, con controles y radares o con presencia de policías y aduaneros.

Los guías clandestinos se nutren de esa condición desesperada de prófugos y emigrados. Ellos conocen corredores secretos y estrategias ingeniosas para 'pasar' al otro lado. Forman parte de una economía que prospera alrededor de esta actividad y se nutre del desnivel entre el 'aquí' y el 'allá'.

Ciento ochenta y tres fotografías recientes son testimonio de la compleja realidad fronteriza, bajo la lente de 10 jóvenes fotógrafos de varias nacionalidades que han recorrido el mundo cámara en mano y con el tema del límite en la mente.

El resultado: narraciones instantáneas de encuentros, violentos o pacíficos, cuyo centro es el ser humano, con su sufrimiento, su drama de convivencia y de adaptación en el esfuerzo por conservar su identidad en un ambiente que muchas veces es hostil o no lo comprende.

El reportaje que ha servido como modelo a todos los otros es el famoso servicio sobre Chipre, realizado en 1964 por el fotógrafo inglés Don McCullin cuando surgieron los conflictos entre las comunidades griega y turca.

Dignas de mención son las fotografías dedicadas al enclave separatista de Transdniestria (Moldavia), realizadas por el joven ruso Valeri Nistratov, o las que testimonian sobre la vida en la 'Chinatown' de San Francisco, trabajo del suizo Thomas Kern.

Randa Shoath, fotógrafa palestina, rescata del olvido a sus connacionales que habitan los territorios ocupados por Israel.

El mexicano Julián Cardona, fotógrafo autodidacta presenta un documental extraordinario... poético, que muestra el drama humano de la emigración con la universalidad requerida para que cualquiera se identifique con ese dolor.

También la frontera suiza aparece en uno de los documentales fotográficos: el trabajo es del suizo Meinrad Schade y quedan aquí ilustradas las vicisitudes de los kosovares emigrados a Suiza en estos últimos años.

La muestra incluye también fotografías de la frontera sur de Suiza, en Chiasso precisamente, o en centros semiclandestinos, puestos a disposición por religiosos, en la ciudad italiana de Milán.

Suiza, que en pasado ha sabido distinguirse por su apertura y su obra de mediación en los conflictos internacionales, debe reflexionar sobre sus puntos fuertes, su papel irrenunciable en el panorama internacional. Iniciativas como la de esta muestra fotográfica pueden ayudar para que este país, tradicionalmente hospitalario, no caiga ahora en la indiferencia.

Lupita Avilés

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.