Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Fax secreto: "Tormenta en un vaso de agua"

Antena de vigilancia satelital en el cantón del Valais.

(Keystone)

Un experto británico opina que los políticos suizos han reaccionado de forma excesiva ante la noticia de la fuga de información de sus servicios secretos.

Timothy Garden no cree que la publicación de la discutida evidencia de prisiones secretas de la CIA en Europa desacredite al servicio de inteligencia suizo.

Timothy Garden conversó con swissinfo luego de que algunos políticos suizos opinaran que el diario dominical 'SonntagsBlick' cometió una indiscreción al publicar un fax confidencial, interceptado por los servicios de inteligencia suizos.

Según el diario, este documento – un fax remitido por el Ministerio egipcio de Asuntos Exteriores en El Cairo a su embajada en Londres-, confirma la existencia de prisiones secretas de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA) en Europa.

Una investigación penal militar fue abierta el lunes contra el redactor en jefe del rotativo y contra dos de sus colaboradores.

Los parlamentarios helvéticos consideran que esta fuga de información podría minar seriamente el trabajo de los servicios secretos del país.

swissinfo: ¿Cuál es su opinión ante esta fuga de información? ¿Le ha sorprendido?

Timothy Garden: No. Creo que se hay un gran interés en el tema en estos momentos.

En el pasado, Suiza puede que tuviera un muy buen sistema para controlar el flujo de informaciones, pero ahora está descubriendo que empiezan a surgir dentro de sus fronteras los mismos problemas que en otras democracias.

En el Reino Unido estamos muy acostumbrados a este tipo de fugas. Se han vuelto parte del juego.

swissinfo: ¿Diversos políticos suizos opinan que este tipo de fugas podrían socavar la credibilidad del servicio de inteligencia...

T.G.: Esta reacción es comprensible. Hay que pensar que en la actualidad el sistema de comunicación alrededor del mundo se ha vuelto tan transparente y sencillo que ya resulta muy fácil– y me complace decirlo- hacer cosas de manera ilegal sin que salgan después a la luz pública.

Los políticos pueden y quieren mostrar su preocupación ante la difusión de información secreta. Pero, en Gran Bretaña, cuando estos casos han llegado a los tribunales se invocan razones de interés público.

Son argumentos con los que los jueces se muestran normalmente muy comprensivos y por ello se ha vuelto muy difícil condenar a alguien por este tipo de acusaciones.

swissinfo: ¿Cree que tras la publicación de esta información los servicios secretos de otros países sean más reacios a colaborar con sus colegas suizos?

T.G.: Esta opción debe ser tomada en cuenta, y es algo que preocupa a todos los servicios de inteligencia. No faltan reclamos aislados entre algunos países. También hay servicios que comparten información con los que consideran sus contrapartes más fiables.

Pero las fugas también se producen entre estas alianzas. Creo que todos sabemos que eso puede ocurrir. No creo que influya mucho un único caso.

swissinfo: Entonces, ¿no hay daño para la reputación suiza?

T.G.: No lo creo. En el exterior se sorprenderán un poco por el hecho de que en Suiza hagan una tormenta en un vaso de agua, mientras que en otros países estos sucesos se han multiplicado en los últimos meses.

swissinfo: ¿Cuál es la reputación de los servicios de inteligencia suizos?

T.G.: Para serle franco, los servicios de inteligencia suizos no han llamado mucho mi atención hasta esta entrevista. Esto podría significar dos cosas. La primera, que no tienen un papel preponderante en el contexto actual, o bien, que son tan increíblemente efectivos que saben mantenerse a sí mismos en secreto.

Entrevista swissinfo, Ramsey Zarifeh
(Traducido del inglés por P. Islas)

Datos clave

Timothy Garden trabajó en el Ministerio de Defensa británico y fue director del Colegio Real de Estudios de Defensa.

Ha participado en proyectos del gobierno británico, del Ministerio de Defensa estadounidense y de la OTAN.

Es miembro del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos.

Fin del recuadro


Enlaces

×