Navigation

Skiplink navigation

Financiación de los gastos hospitalarios

¿Quién pagar los gastos hospitalarios en las sección privada? Keystone

El Tribunal Federal ha impuesto a los cantones asumir parte de los costes hospitalarios de los pacientes con un seguro complementario.

Este contenido fue publicado el 07 febrero 2003 - 19:23

El Parlamento federal ha elaborado una ley para limitar el impacto sobre las finanzas cantones. Assura se opone.

La ley de seguro médico (LaMal), en vigor desde 1996, estipula que el seguro obligatorio cubra la mitad de los gastos de hospitalización de los pacientes ingresados en la sección común (es decir, en una habitación de varias camas) de los hospitales públicos o subvencionados por el Estado.

Los cantones y, en algunas ocasiones las comunas, deben asumir el resto de los costes.

En el caso de los pacientes ingresados en las secciones semiprivada (dos camas) y privada (una cama), son los seguros complementarios los que cubren los gastos hospitalarios.

Desde su entrada en vigor, la ley ha sido fuente de disputa entre cantones y cajas de seguro médico.

Para los cantones su obligación consistía en asumir los gastos hospitalarios de los pacientes que han contraído sólo el seguro de base (obligatorio).

Mientras que las cajas de seguro médico exigían que los cantones asumieran también parte de los gastos hospitalarios de los pacientes con seguro complementario por el monto equivalente al de la sección común.

Decisión del Tribunal Federal

Las cajas de seguro presentaron recurso ante la más alta instancia judicial suiza. En noviembre del 2001, el Tribunal Federal decidió que los cantones tenían que pagar, con efecto retroactivo hasta 1996, también los gastos hospitalarios de los pacientes con seguro complementario por el valor equivalente a la sección común.

El fallo del Tribunal Federal ocasionó a los cantones gastos suplementarios de al menos 700 millones de francos por año.

Las partes enfrentadas llegaron a un acuerdo hasta la entrada en vigor de la revisión de la ley. Pero como ésta no será vigentes antes del 2005, el Parlamento federal no tuvo más remedio que elaborar una solución de compromiso de carácter transitorio.

Referéndum de Assura

La ley urgente, aprobada por el Parlamento en junio del 2002, prevé un sistema progresivo, según el cual los cantones pagarán en el 2002 el 60% de la suma total (reducida a 500 millones de francos). En el 2003, la cuota aumentará al 80% y en el 2004 al 100%.

A diferencia de otras cajas de seguro médico, Assura rechazó el compromiso y lanzó el referéndum (más de 63.000 firmas válidas presentadas en octubre del 2002) contra la solución propuesta por el Parlamento. Sostiene que es una forma de que los cantones puedan esquivar su plena responsabilidad financiera.

Assura exige que todos los asegurados tengan derecho a percibir una contribución cantonal a los gastos hospitalarios y advierte que el hecho de que los cantones no cubran el total de la parte que les corresponde causará un nuevo incremento de las primas del seguro de base.

Posición de los cantones

Los cantones rechazan estas acusaciones y lanzan la alarma: de ser aprobado en las urnas, el referéndum tendrá consecuencias serias para el contribuyente.

Las autoridades cantonales se verían obligadas a aumentar los impuestos o a adoptar medidas de austeridad para poder afrontar semejantes gastos suplementarios, advierten.

Asimismo consideran que la amenaza de Assura de que volverán a aumentar las primas del seguro de base (obligatorio) no es sino un enredo, ya que la ley se refiere únicamente a los pacientes que tienen un seguro complementario.

swissinfo, Belén Couceiro

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo