Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

FINMA rinde cuentas y se sacude las críticas

Eugen Haltiner, presidente del consejo de administración de FINMA, Patrick Raaflaub, director, y Daniel Zuberbuehler, vicedirector.

(Keystone)

Tras un ejercicio de autocrítica, la Autoridad Supervisora de los Mercados Financieros suizos (FINMA) asegura que repetiría el rescate del UBS y también la entrega puntual de datos confidenciales a la justicia de EEUU, porque fue "lo apropiado".

Asimismo la instancia que supervisa los bancos, las aseguradoras y la lucha contra el blanqueo de dinero anuncia que en octubre habrá nuevas reglas de vigilancia en Suiza.

Para Eugen Haltiner, presidente de la Autoridad Supervisora de los Mercados Financieros suizos (FINMA), las decisiones de esta entidad deben ser tomadas con absoluta independencia para garantizar la solidez de la plaza financiera suiza.

"FINMA no debe ceder ni a presiones -internas o externas- ni a emociones", afirmó durante una conferencia de prensa, este martes en Berna, en la que habló de los primeros tres meses de operación de FINMA.

Su encuentro con los medios tenía un objetivo más: sacudirse las críticas que han empañado la gestión de este órgano supervisor en medio de la crisis.

"Nuestra misión es proteger a los inversionistas, a los acreditados y a los asegurados, amén de garantizar que los mercados financieros operen con solidez. Y hemos actuado con oportunidad".

FINMA ha sido criticada desde sus primeros días por decisiones que tomó como el rescate de los bancos, citó Haltiner, sin referirse directamente al rescate del UBS, que en octubre de 2008 costó 66.000 millones de francos suizos a la Confederación Helvética y al Banco Nacional Suizo (BNS).

Tras un ejercicio de autocrítica y con mirada retrospectiva, dijo estar convencido de que "hoy haríamos exactamente lo mismo, ya que conseguimos estabilizar al sistema financiero y evitar algo peor".

En tanto, en febrero pasado, al entregar las coordenadas de algunos clientes del UBS a la justicia de Estados Unidos, "se trató de una intervención necesaria que desarticuló un conflicto cuyas consecuencias habrían sido desastrosas para Suiza y su sistema financiero", puntualizó.

No hay conflicto de interés

Durante el encuentro con los medios, Eugen Haltiner presentó los informes anuales –correspondientes a 2008- de la antigua Comisión Federal de Bancos (CFB).

Además de la CFB, FINMA aglutina desde el 1 de enero a la Oficina Federal de Seguros Privados y la Autoridad de Control en Materia de Lucha contra el Lavadote Dinero.

Los resultados que se ofrecen son positivos, según Haltiner. Y aunque mucho se ha cuestionado por qué la autoridad financiera suiza no fue capaz de reconocer a tiempo el riesgo que acechaba al sistema financiero helvético, lo cierto es que ninguna autoridad nacional, o internacional, tuvo el alcance de mira que hacía falta para preverlo, reiteró.

El presidente de FINMA aprovechó para acallar una más de las críticas que rodean a su institución: el hecho de que él (un ex directivo del UBS) encabece hoy a la autoridad supervisora del sistema financiero.

"Cualquier eventual conflicto de interés se resuelve con la aplicación estricta de la ley y los reglamentos (financieros)", atajó.

Nuevas medidas en puerta

En su oportunidad, Patrick Raaflaub, director general de FINMA, aseguró que una de las lecciones que Suiza ha obtenido de esta crisis es la importancia de anticiparse, en la medida de lo posible, a los riesgos futuros.

¿Cuáles son los más importantes ahora?

1) La crisis golpeó a numerosas empresas y los mercados financieros siguen inestables. En consecuencia, nuevas olas de volatilidad podrían ocasionar la depreciación suplementaria de las acciones de las empresas y provocar insolvencia. Tenemos que estar preparados para ello, respondió.

2) La recesión es muy profunda, y la caída en el ritmo de la economía mundial implica una mayor generación de daños (de incumplimiento de contratos, por ejemplo), lo que supone más riesgo para las aseguradoras.

3) Debe estrecharse la cooperación internacional, ya que quedó dañada con el reajuste del sistema financiero internacional. "Vivimos un proceso de 'desmundialización', una reacción natural a la crisis y al hecho de que algunos gobiernos hayan decidido nacionalizar bancos. Surge una defensa de intereses nacionales y una tendencia a la ruptura en los mercados, y Suiza tendrá que sabe enfrentarse a ello".

Más supervisión

Para enfrentar lo anterior, FINMA elabora actualmente propuestas para reforzar los instrumentos de supervisión del sistema financiero, anunció Patrick Raaflaub.

Queremos ser pragmáticos y eficaces, y para el otoño someteremos nuestras nuevas propuestas ante el gobierno, preció el director general de FINMA.

"Un primer objetivo es ampliar el horizonte de la autoridad supervisora; afinar las técnicas de diagnóstico y, sobre todo, enfocarnos en la evolución de algunos bancos en particular, lo que se conoce como supervisión macroprudencial".

En tanto, Daniel Zuberbühler, vicepresidente del consejo de administración de FINMA, aseguró que aunque los principales bancos suizos consideraron en 2008 que la autoridad bancaria suiza les exigía demasiado en el ámbito de capitalización, pronto se dieron cuenta de que sería necesario un esfuerzo mucho mayor.

La depreciación de activos de bancos como el UBS supera ya los 40.000 millones de francos suizos. Y FINMA tiene claro hoy que los estándares mínimos de capital que exige el Comité de Basilea –que aplica a escala internacional- son insuficientes para enfrentar riesgos de talla internacional.

Nuestros requerimientos serán cada vez más altos, concluyó Daniel Zuberbühler, y hoy las instituciones financieras suizas entienden que es el mejor camino para asegurar su fortaleza futura.

swissinfo, Andrea Ornelas

Contexto

La Autoridad Federal de Supervisión de los Mercados Financieros (FINMA) es la entidad encargada en Suiza de vigilar el sano desempeño de las principales instituciones del sector financiero (bancos, mercado bursátil, aseguradoras, etc).

La nueva FINMA está regida por la Ley Federal de la Autoridad Federal de Supervisión de los Mercados Financieros (LFINMA), aprobada por el Parlamento suizo en junio de 2007.

FINMA aglutina desde el 1 de enero del 2009 a tres autoridades supervisoras que operaban de forma independiente hasta el 2008: Comisión Federal de Bancos, la Oficina Federal de Seguros Privados, y la Autoridad de Control en Materia de Lucha contra el Lavadote Dinero.

Fin del recuadro

Datos clave

El sector financiero suizo representa el 12% del PIB de Suiza.

Dicho sector productivo genera 200.000 empleos fijos.

Con una plantilla de 285 empleados, FINMA supervisa un universo de casi 400 bancos en Suiza.

FINMA dedicó 4.000 horas de trabajo a la supervisión de instituciones financieras durante el primer trimestre de 2009.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes