Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Frente a la crisis, Nestlé no es sólo chocolate

Poco más de uno de cada 10 francos que capta Nestlé proceden de la venta de dulces y chocolates.

(Reuters)

La multinacional, que inaugura este lunes en Gruyère su nuevo Centro de Excelencia del Chocolate, acusa un buen comportamiento económico, a pesar de la recesión. Y ello, no sólo por la dulzura de sus productos.

En la empresa Nestlé, el chocolate es un negocio que funciona. Con la confitería, representa un 11,3% del volumen de negocios. Es menos rentable que las bebidas, pero tanto como los productos lácteos frescos.

"La marca Nestlé está intrínsecamente vinculada a esta actividad", anota René Weber, analista del banco Vontobel. Por esa razón no creo en los rumores que hablan de ventas en el grupo".

Esta hipótesis, que deja al analista de piedra, resulta del movimiento de consolidación producido en los últimos años en la confitería. Con las fusiones Cadbury-Adams y Mars-Wrigley, la multinacional suiza se encuentra frente a frente con dos gigantes más fuertes en la distribución de dulces.

Por su parte, Christophe Laborde constata que el chocolate "es una actividad que no sufre el marasmo económico". Según este analista del banco Bordier, la inversión realizada en Gruyère tiene sentido dada la tendencia actual del sector. Los chocolateros pretenden controlar el conjunto de la cadena de producción, del RetD al producto final, pasando por la materia prima.

Esta estrategia equivale a controlar la cadena de costos y los márgenes, en los que influyen los proveedores, los fabricantes y los subcontratistas. "Eso permite a los chocolateros manejar un poco la fluctuación de la materia básica -el cacao - cuyos precios permanecen a niveles históricamente muy elevados", precisa Christophe Laborde.

Inversiones masivas

Patria del chocolate, Suiza puede alegrarse. Sobre todo porque la transnacional le es fiel, con inversiones masivas en los últimos tiempos. 300 millones de francos para una nueva fábrica Nespresso en Orbe, por ejemplo.

A principios del verano, la revista L'Hebdo calculó: Nestlé invirtió 2 mil 500 millones de francos y creó 2300 nuevos empleos en Suiza (más de 9000 en total) en los últimos diez años. La quinta parte de la inversión en investigación se canaliza a Suiza, que representa apenas un 2% del mercado del grupo.

"Para productos con fuerte valor añadido como Nespresso y para las actividades de RetD, Suiza es una buena ubicación, explica René Weber. En particular, por su calidad de vida y sus condiciones de trabajo, que permiten atraer a buenos profesionales."

Esta inclinación suiza no debe ocultar otra verdad: Nestlé es un grupo global, lo mismo por el origen de sus propietarios como por sus mercados. Esta diversidad geográfica la hizo menos sensible a la crisis actual, considera René Weber. El crecimiento en Asia pudo compensar el descenso en España, por ejemplo. A pesar de todo, ventas y beneficios disminuyeron ligeramente en los primeros seis meses del año. Y el objetivo de crecimiento se revisó a la baja.

La calidad de las marcas

La resistencia del grupo a la crisis tiene otras explicaciones. La solidez tradicional de su sector de actividad en tiempos de recesión y la calidad de sus marcas, bien posicionadas en los mercados, también influyen. Al igual que los esfuerzos de reducción de los costos y la estrategia de amplio crecimiento (concentración en los oficios básicos, búsqueda de ganancias de productividad dentro del grupo). La reducción del precio de la leche también ayudó a Nestlé.

"Una empresa no está obligada a reflejar completamente esta reducción de los costos en el cliente final -señala Christophe Laborde-, puede conservar precios relativamente correctos, manteniendo una rentabilidad interesante, y reutilizar el resto para estimular sus ventas con mayores actividades de promoción." Eso hizo Nestlé.

Falta que con la crisis, la reducción del nivel general de los precios pueda impactar la rentabilidad del grupo en los próximos meses, teme el analista. Estima, no obstante, que se producirá un crecimiento anual en el volumen de negocios y los márgenes de crecimiento.

René Weber considera que la dinámica de los países en desarrollo y el crecimiento de la población mundial bastarán ampliamente a Nestlé. "Es difícil encontrar un punto débil en este grupo", destaca.

El suspenso en torno a Alcon

Christophe Laborde se muestra dubitativo. "Estamos a un tal nivel de gigantismo que el potencial de fuerte crecimiento no está necesariamente ahí. No es con la readquisición de una pequeña división de un competidor de un segmento particular como Nestlé podrá estimular su crecimiento."

Para Christophe Laborde, el hecho de que Nestlé haya vendido a Novartis la tercera parte de su participación en el especialista en la oftalmología Alcon, evidencia que la firma se encuentra en una encrucijada.

Con la cesión del 52% restante en 2010-2011, Nestlé se privará de una fuente importante de rentabilidad (el margen de Alcon se acerca a un 34%, el de Nestlé a 14%). Aproximadamente 25 mil millones de francos podrían caer a su bolsa.

Entonces, la pregunta es: ¿qué va a hacer Nestlé de este "monumental retorno de efectivo?" ¿Reducir su deuda y reactivar un nuevo programa masivo de compra de acciones para entregar a los accionistas el fruto de la venta? ¿Adquirir una entidad que permitiría reactivar el crecimiento del grupo y sus márgenes...? Suspenso.

Pierre-Francois Besson, swissinfo.ch
(Traducción, Marcela Águila Rubín)

NESTLE

Nacimiento Fundada en 1866 en Vevey, la compañía tiene actividad en 130 países. Forma parte de las 30 mayores empresas del mundo.

Productos Nestlé fabrica alrededor de 10.000 productos diferentes y emplea a unas 280. 000 personas. Cada día, más de mil millones de artículos que llevan alguna de sus distintas marcas se venden en el mundo.

Sectores el grupo tiene actividad en los sectores de alimentación y bebidas, incluidos el agua y los productos para animales de compañía, la nutrición y los productos farmacéuticos.

Fin del recuadro

2009, HASTA AHORA

En los primeros seis meses, Nestlé registró ventas por 52 mil 300 millones de francos, con una caída de 1,5%.

Bajaron en Europa y Asia, Oceanía, África y aumentaron en América.

El beneficio del grupo disminuyó un 1,9% con un total de 5 mil100 millones de francos.

Nestlé explica este resultado por la fortaleza del franco suizo y por las adquisiciones.

El grupo registró un crecimiento orgánico de 3,5% y espera una aceleración de éste en la segunda parte del año.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes