Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Guardias suizos en las fronteras de la zona Schengen

¿Qué idioma deberá hablar un guardia suizo al controlar la zona fronteriza de Ucrania con el espacio Schengen?

(Keystone)

A partir de noviembre cuando Suiza se adhiera al espacio Schengen, los ciudadanos que crucen las fronteras de Polonia, Grecia o los países bálticos podrán encontrarse con agentes helvéticos.

Según el gobierno de Berna, sus oficiales ayudarán a vigilar la frontera externa de la Unión Europea.

Se prevé que los guardias suizos sean incluidos en esas tareas una vez que Bruselas acepte la inclusión de Berna al tratado de Schengen a finales de año.

A partir de noviembre de 2008, Suiza formará parte de esa zona sin barreras fronterizas que comprende desde Portugal hasta Italia, de oeste a este, y de Finlandia hasta Grecia, de sur a norte; más los países del este adheridos a la Unión Europea recientemente.

El miércoles (13.02), el Ministerio de Finanzas de Suiza informó de la posible participación de la Confederación en las operaciones de Frontex, la agencia de seguridad de la Unión Europea responsable de la coordinación entre los países miembros del espacio Schengen para defender las fronteras exteriores de ese bloque.

Los oficiales suizos concretamente participarán en las tareas de los recién creados equipos de intervención rápida para la región periférica del Schengen.

La incursión de Suiza en estas tareas costará 2.3 millones de francos suizos anuales, ($2.07 millones). El Legislativo helvético debe dar la última palabra sobre esta contribución, pero el Ministerio de Finanzas advierte que un rechazo podría traducirse en un incumplimiento de los términos acordados en el acuerdo de fronteras abiertas entre Suiza y la Unión Europea.

Este mismo miércoles, la Comisión Europea también anunció planes para reforzar los controles en los países fronterizos del espacio Schengen, incluida Suiza.

El comisario europeo de Justicia y Seguridad, Franco Frattini, explicó que los esfuerzos se centrarán en mejorar la aplicación de la tecnología moderna "para facilitar el tránsito de gente honesta y prevenir el acceso de terroristas, criminales e inmigrantes ilegales a la Unión Europea".

Registro electrónico

Entre los métodos de vigilancia se incluye un registro electrónico similar al adoptado por la policía estadounidense tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, que entraría en funcionamiento el 2015.

Este registro de entrada y salida recogería huellas digitales y fotografías de las personas residentes fuera del espacio Schengen y de aquellas que permanezcan más de tres meses dentro de esa zona.

El centro de datos registraría el lugar y la fecha de entrada, la duración de la estancia autorizada y emitiría automáticamente una alerta a las autoridades en caso de que una persona hubiese permanecido más tiempo de lo permitido en el espacio Schengen.

El registro, que contiene algunas informaciones privadas, podría ser complementado por un formulario que los viajeros que accedan a Schengen por avión deberán obtener a través de Internet y rellenar antes de emprender su vuelo.

Las medidas extraordinarias de seguridad deberán ser compensadas por procedimientos de ingreso más rápidos en el caso de viajeros considerados como seguros por las autoridades consulares. "No podemos aceptar que la mafia, los traficantes o los terroristas apliquen mejores tecnologías que nuestras policías", enfatiza Frattini.

La Unión Europea ya recopila las huellas digitales de los solicitantes de asilo y espera hacer un procedimiento similar en el caso de las personas que pidan visa para ingresar a algún país de la zona Schengen.

Los ciudadanos de la Unión Europea no deberán incluir sus huellas dactilares en el nuevo registro, pero si se sumarán a la base de datos las de aquellos que ya hayan incluido su huella digital en los nuevos pasaportes con chip electrónico.

swissinfo y agencias

Espacio Schengen

El espacio Schengen incluye a 24 países, la mayoría de ellos forman parte de la Unión Europea, más los cuatro países de la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC), es decir, Islandia, Noruega, Liechtenstein y próximamente, Suiza.

Gran Bretaña e Irlanda no están en la zona, pero han firmado acuerdos de seguridad con los miembros de Schengen.

Un elemento clave de ese acuerdo es el Servicio de Información Schengen (SIS), que incluye una extensa base de datos con sede en la ciudad francesa de Estrasburgo.

Este centro de información SIS permite a las policías de los Estados miembros del Schengen verificar los listados de criminales registrados en la zona Schengen.

El tratado de Schengen toma su nombre del poblado homónimo en Luxemburgo, cuando este acuerdo se firmó inicialmente por Alemania, Francia, Bélgica y Países Bajos en 1985.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×