Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Histórico triunfo, España pasa de cuartos

Cesc Fàbregas celebra el tanto definitivo en la tanda de penaltis que le permite a España pasar a semifinales.

(Keystone)

Por primera vez desde 1984, España consigue meterse en semifinales. Tras 120 minutos enervantes sin goles, Cesc Fàbregas pone punto y final a un partido en el que ambos equipos hicieron todo para no perder.

En la tanda de penaltis, los españoles se mostraron más robustos psíquicamente. Iker Casillas ganó el duelo con Buffon y paró dos tiros. El quinto y decisivo lanzamiento lo convirtió el jugador del Arsenal. Italia queda fuera.

La selección española consigue conjurar la histórica pesadumbre de caer en cuartos de final. El penalti de Fàbregas liquida una de las más molestas pesadillas del fútbol español.

Por su superioridad en el juego, la impecable prestación demostrada en la fase de grupos y el mejor equilibrio, España se lo mereció. Ahora sí que le tocó pasar.

La selección española comenzó el partido con la misma alineación con la que consiguió derrotar a Rusia (4-1) y a Suecia (2-1) en sus primeras intervenciones en el torneo. Mantuvo el balón desde el pitido inicial y no cedió la posesión del mismo hasta que el colegiado alemán Fandel pitó el término de la prórroga.

En 90 minutos del tiempo regular y en los 30 minutos de prórroga no resultó ningún gol. Hubo ocasiones en ambos lados, aunque eran más y más claras las de la 'roja'.

En la primera mitad, el árbitro también tuvo su papel. En dos ocasiones le negó a España dos faltas claras. Una hubiera resultado en penalti, la otra en un tiro franco desde el borde del área (falta de Grosso a Silva, minuto 41).

España domina el juego, Italia intenta lanzar sus contragolpes

La Italia de Donadoni, que tuvo que prescindir de su 'cerebro' Andrea Pirlo y del combativo Gennaro Gattuso, decepcionó. No hizo prácticamente nada para ganar, y todo para no perder. El 0-0 después de 120 minutos era lo que los 'azzurri' anhelaban. Confiaban en el magisterio de su guardameta Buffon.

Pero esta vez no salieron con la suya porque Casillas estuvo mejor, tanto física como mentalmente. De Rossi y Di Natale vieron sus lanzamientos parados por el madridista.

España, por su parte, lanzó su habitual maquinaria de pases cortos y absoluta posesión de balón. Con escaso éxito. Los artilleros Villa y Torres lograron marcharse con el balón a la línea de fondo en muy contadas ocasiones.

Silva tuvo una grandísima ocasión en el minuto 48 para abrir la cuenta del marcador. Otra muy clara, un tiro desde el margen del área, la tuvo en el minuto 92, ya en la prórroga, tras un centro cruzado de Fàbregas y un cabezazo de David Villa.

Del otro lado, el ataque de la escuadra 'azzurra', con Cassano y la mediapunta Toni, no supo convencer. No se compenetraron para nada. El artillero del Bayern de Múnich y máximo goleador de la 'Bundesliga', estuvo sólo en ataque y no logró —tampoco esta vez— rematar en la red una de las pelotas largas que le lanzaron desde el propio campo.

Le faltó puntería, también contra España. En la fase preliminar había desperdiciado 14 ocasiones.

El partido se pareció en buena parte a una guerra de trincheras. Ninguno de los dos equipos quiso perder. El empate a 0 tras 120 minutos fue el resultado lógico de los esquemas tácticos que los seleccionadores emplearon. Aunque eso sí, España hizo más para encontrar la meta.

Al final fue la lotería de los penales que decidió sobre si España iba a seguir teniendo que luchar contra la magia negra de los cuartos. Esta vez, la suerte estuvo del lado de los ibéricos.

España alcanza su tercera semifinal europea

España estuvo sólo en dos ocasiones previas en una semifinal de un Campeonato de Europa: en 1964 en su propio país, cuando se impuso a Hungría en semifinales y a la Unión Soviética en la final, en ambos encuentros por 2-1.

La última vez que lo consiguió fue hace 24 años, en el Hexágono, donde los españoles no se rindieron hasta en la final contra la Francia de Platini. Siete jugadores de la plantilla de Aragonés aún no habían nacido en esa mítica fecha.

Desde entonces, España ha fracasado en los momentos decisivos, casi siempre en tandas de penalti. Por una ironía de la historia, España consiguió deshacerse de esta hechicería de no lograr clasificarse para semifinales, también por penalti.

La ya mítica y doctrinaria expresión "no pasar de cuartos", a la que tantos comentaristas y expertos recurrieron en los últimos años y que ya estaba a punto de entrar en el diccionario de la Real Academia, ya no sirve. Los jugadores de Aragonés pudieron con la Historia.

La carga de la historia

Todo apuntaba a que se repitiera la maldición del 22 de junio, día que hasta ahora nunca le había dado suerte en las grandes citas del fútbol internacional. En tres encuentros disputados en fases finales de grandes torneos que cuadraron en esa fecha, la selección española abandonó el césped siempre cabizbaja.

Siempre sucumbió en la tanda de penaltis. En el Mundial de 1986 en México quedó eliminada contra Bélgica, en los Europeos de 1996 en Inglaterra contra los locales, y en el Mundial de 2002, también contra la selección anfitriona, Corea del Sur.

En partidos oficiales, España sólo consiguió derrotar a Italia una vez, fue el primer encuentro oficial de ambas selecciones, hace casi 88 años, en los Juegos Olímpicos de Amberes, el 2 de septiembre de 1920, en un encuentro que se saldó con una victoria española por 2 goles a 0 (ver cuadro con el historial de los encuentros).

La última y quizás también la más moledora de las derrotas contra los 'azzurri' se produjo en Bostón, en el Mundial de Estados Unidos de 1994. El codazo no sancionado que Mauro Tassotti propinó a Luis Enrique y el balón rematado por Roberto Baggio desde la línea de fondo, que encontró la red desde un ángulo imposible y que dio la victoria a los italianos, aún están muy presentes en la memoria colectiva de los españoles.

Desde aquella tarde sombría de Boston del 9 de julio de 1994, España quedó, sin embargo, invicta. En cuatro partidos resultaron dos empates a domicilio y dos victorias en tierras patrias, la última el pasado marzo en Elche (1-0).

swissinfo, Antonio Suárez Varela

FICHA TÉCNICA

ESPAÑA - ITALIA 4-2 p. (0-0)

Estadio Ernst-Happel, Viena. – 51.428 espectadores – Árbitro: Fandel (Alemania) – Goles: -. Penaltis: Villa, Cazorla, Senna y Fàbregas para España, Grosso y Camoranesi para Italia. – Amonestaciones: Iniesta (11'), Ambrosini (31'), Villa (71'), Cazorla (113').

España: Casillas; Sergio Ramos, Puyol, Marchena, Capdevila; Senna; Iniesta (59' Cazorla), Xavi (60' Fàbregas), Silva; Villa, Torres (85' Güiza).

Italia: Buffon; Grosso, Chiellini, Panucci, Zambrotta; Ambrosini, De Rossi, Perrotta (58' Camoranesi), Aquilani (107' Del Piero); Cassano (75' Di Natale), Toni.

Fin del recuadro

SEMIFINALES DE LA EUROCOPA

Alemania - Turquía, miércoles 25 de junio, Basilea

Rusia - España, jueves, 26 de junio, Viena

Fin del recuadro

ESPAÑA - ITALIA

Historial de resultados en partidos oficiales:

1920: España 2-0 Italia (Juegos Olímpicos, Amberes)
1924: Italia 1-0 España (Juegos Olímpicos, París)
1928: Italia 1-1 España (Juegos Olímpicos, Ámsterdam)
1928: Italia 7-1 España (Juegos Olímpicos, desempate, Ámsterdam)
1934: Italia 1-1 España (Mundial, Florencia)
1934: Italia 1-0 España (Mundial, partido de repetición, Florencia)
1980: Italia 0-0 España (Eurocopa, Milán)
1988: Italia 1-0 España (Eurocopa, Francfort)
1994: Italia 2-1 España (Mundial, Boston)
2008: España 0-0 Italia, 4-2 p. (Eurocopa, Viena)

Total de enfrentamientos (amistosos incluidos): 28 partidos; 8 victorias de España, 11 empates y 9 derrotas; 28 goles a favor y 36 en contra.

Últimos encuentros desde la derrota de España frente a Italia en los cuartos de final del Mundial de 1994 en EE UU:

1998, en Salerno:
Italia 2-2 España
2000, en Barcelona:
España 2-0 Italia
2004, en Génova:
Italia 1-1 España
2008, en Elche:
España 1-0 Italia

Fin del recuadro


Enlaces

×