Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Intento de chantaje a Serono

(Imagen: www.serono.com)

El grupo farmacéutico Serono Singapur fue víctima de un intento de chantaje. Tres personas, ahora detenidas, amenazaban dañar la credibilidad del grupo.

Dos hombres y una mujer pueden ser condenados en Singapur a diversas tandas de latigazos y hasta cinco años de cárcel por intentar chantajear al vicepresidente del grupo farmacéutico Serono para la zona del Asia Pacifico y amenazarle con difundir el rumor de que la multinacional suiza fabrica en China productos que no cumplen las reglas sanitarias de seguridad.

Tai Cheong Hui, vicepresidente de Serono Singapur se encontraba en el vestíbulo de un lujoso hotel de la ciudad cuando se le acercaron tres individuos exigiéndole la entrega de seis millones de dólares (unos 10 millones de francos suizos) si no quería ver dañada la credibilidad del grupo suizo con la campaña de desprestigio que tenían planeada.

En lugar de ceder a las demandas, Tai se las ingenió para llamar a la policía que acudió inmediatamente y detuvo a Melvin Tan Bun Leong, de 29 años y su esposa Apple Xu Xialong, de 35, mientras que el amigo de la pareja, Benjamin Tan Bun Heg de 33, era arrestado tres horas después.

Los tres detenidos pueden dar con sus huesos en la cárcel durante un lustro si la justicia singapurense encuentra culpables del intento de chantaje en el que se basa la denuncia, además de recibir una cantidad indeterminada de latigazos.

En la primera vista del juicio, según informó el periódico local "The Straits Times", el juez decidió que los acusados permanezcan bajo custodia policial en la comisaría central de la isla hasta que se celebre la próxima sesión del juicio.

La empresa Serono Singapore cuenta con una oficina en Suntec City, conjunto de cuatro torres ultramodernas que en Singapur es conocido como el 'Silicon Valley' nacional y desde donde controla las ventas y distribución de los productos farmacéuticos del grupo en la zona del Asia Pacifico.

Registrada en Singapur en 1987, la empresa constituye la sede regional del Grupo Serono que, con sede central en Ginebra, cuenta con oficinas en el mundo entero y es uno de los líderes helvéticos en el desarrollo de productos químicos y farmacéuticos.

Diez años después de inaugurar su sede regional, Serono Singapur efectuó diversas inversiones en el Parque Industrial China - Singapur de Suzhu para establecer una planta de 16.200 metros cuadrados especializada en la fabricación de medicamentos contra la infertilidad y otras drogas terapéuticas.

Los detenidos amenazaron precisamente con difundir en China y en Asia informaciones según las cuales los productos farmacéuticos del grupo eran inseguros y no cumplían las regulaciones impuestas por las autoridades sanitarias chinas.

Paloma Caballero, Singapur


Enlaces

×