Navigation

Investigaciones sobre la muerte de un bebé en un hospital suizo

El rostro preocupado del responsable de la farmacia del hospital de Berna, Rudolf Wildmer, frenta a uno de los frascos letales. Keystone

La muerte de un bebé debido a la inversión letal de un medicamento en el Inselspital de Berna podría tener consecuencias penales para uno o varios empleados de ese establecimiento. Los resultados de las averiguaciones, en seis meses.

Este contenido fue publicado el 29 diciembre 2000 - 16:17

La investigación del caso, iniciada el 23 de diciembre, debe establecer quiénes serán los inculpados de este accidente, que ha conmovido a la opinión pública helvética. Los responsables podrían ser acusados de homicidio y de lesiones corporales por negligencia.

El 20 de diciembre pasado murió un pequeño de 10 días de nacido, debido, al parecer, a los efectos de un error: le fue administrado un medicamento conteniendo 2,5 por ciento de cloruro de calcio en una preparación que debía ser de glucosa.

Dos bebés más fueron también víctimas de la confusión pero se encuentran fuera de peligro. Sin embargo, los médicos no excluyen secuelas para uno de estos pequeños.
Este viernes (29.12) el juez de instrucción, Hanspeter Kiener, indicó que las pesquisas, que deberán durar medio año, se concentrarán en el análisis de los medicamentos incautados en la farmacia del hospital bernés y en los interrogatorios a las personas responsables de la elaboración de estos productos.

Unos 280 francos deberán ser analizados. En un primer control realizado tras el accidente por los responsables del hospital, fueron descubiertos dos o tres frascos conteniendo el cloruro de calcio en lugar de la glucosa, indicó el juez Kiener.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo