Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La última Eurocopa de Köbi Kuhn

El veteranísimo seleccionador suizo Köbi Kuhn.

(Reuters)

El campeonato continental va a ser la última cita futbolística del entrenador suizo que lleva siete años al frente del equipo nacional.

Köbi Kuhn responde a las preguntas de swissinfo y Teletext con sencillez, realismo y humor. Entrevista.

swissinfo/Teletext: ¿Cuál es su estado de animo a sólo varias semanas del inicio del partido inaugural de la Eurocopa 2008?

Köbi Kuhn: La presión existe pero no tiene nada que ver con el hecho de que el evento será mi última participación como seleccionador nacional. Es normal tener una cierta tensión ante un torneo de esta magnitud.

Hemos recibido criticas las semanas pasadas pero es algo anecdótico y no me preocupan demasiado. Además, estos ataques no son nada personales.

Antes de sus respectivas Copas del Mundo, Francia y Alemania vivieron dificultades que después desaparecieron con el inicio de ambos Mundiales. Estos ejemplos nos deben servir de estímulo. En el momento actual todo mi ánimo está centrado en la Eurocopa.

swissinfo/Teletext: ¿El hecho de disputar el torno en casa cambia mucho la situación?

K.K.: El equipo de Suiza es joven pero la mayoría de sus jugadores evolucionan en los principales campeonatos europeos. De hecho, ellos sabrán gestionar la presión inherente que genera la Eurocopa. Como ya he dicho varias ocasiones, estamos en disposición de tratar de conseguir nuestro sueño pero también puede ocurrir que acabemos tras la primera fase, practicando un buen fútbol.

Una cosa está clara, desde el 19 de mayo en el campo de entrenamiento de Lugano, todos los jugadores estarán totalmente concentrados en el evento. Así podremos trabajar tres semanas seguidas antes de afrontar el choque contra la República Checa. Esto nos permitirá estar mejor de lo que lo hemos estado en los últimos meses.

swissinfo/Teletext: Usted hace hincapié que la mayoría de sus jugadores disputan las principales ligas continentales. Cuando usted fue futbolista fue siempre fiel al FC Zúrich y nunca probó salir de las fronteras helvéticas, ¿Se arrepiente?

K.K.: Era una época diferente. Tuve algunas oportunidades de jugar en Alemania pero, por diferentes razones, no las cumplí. En ese momento los jugadores alemanes venían a jugar en Suiza y debo decir que nunca me arrepentí.

Tuve una bonita carrera en el país. También las grandes potencias del futbol en 1960 eran Inglaterra e Italia y sus mercados estaban cerrados.

swissinfo/Teletext: Volviendo a la Eurocopa, pasemos a analizar los tres adversarios de Suiza en la primera fase dentro del Grupo A (República Checa, Turquía y Portugal)

K.K.: Los checos son un equipo atlético, astuto y con carácter. El partido de inauguración será muy importante. Nos puede permitir ponernos en órbita para el resto de la competición. Al contrario, una primera derrota nos complicaría mucho la labor. Como siempre, el próximo encuentro es el más importante.

A Turquía la conocemos perfectamente y sabemos que es una selección temible. El choque estará evidentemente marcado por los incidentes que ocurrieron hace dos años pero debemos hacer todo lo posible para olvidarlos en el momento de saltar al campo.

Finalmente y respecto a Portugal espero que Cristiano Ronaldo siga marcando muchos goles con su club, el Manchester United, pero que tenga un papel discreto con la selección lusa.

swissinfo/Teletext: Imaginemos que el 6 de junio, el día antes del primer partido, Tranquillo Barnetta y Alex Frei dejaran el hotel de concentración para irse a tomar unas cervezas. Como usted hizo lo mismo cuando era jugador hace unos cuarenta años. ¿Cómo reaccionaría?

K.K.: Si yo me enterara de algo similar, creo que dispondría de un excelente medio de presión para obligarles a correr a toda velocidad durante 90 minutos.

swissinfo/Teletext: Köbi Khun, ¿Donde estará el 29 de junio?

K.K.: Veré la final por televisión o desde el banquillo del estadio 'Ernst-Happel' de Viena. Ése sería mi gran sueño.

Entrevista swissinfo/Teletext, Miguel Bao y Mathias Froidevaux
(Traducción, Iván Turmo)

Jakob Kuhn

Köbi Kuhn, nacido hace 64 años (el 12 de octubre de 1943) en Zúrich, es el primer entrenador suizo en dirigir al equipo nacional desde 1989.

En su juventud brillaba en el centro del campo del FC Zúrich, donde pasó casi toda su carrera, sin olvidar un período de apenas dos meses con el rival de la misma ciudad, el Grasshoppers.

Entre 1962 y 1977 ganó seis veces el título de Liga y cinco el de la Copa suiza. Además, fue el 'cerebro' del juego helvético en 63 partidos como internacional, incluidos dos en el Mundial de 1966.

Sustituyó al argentino Enzo Trossero al frente de la selección en junio de 2001. Es el primer preparador que ha logrado clasificar a Suiza para tres fases finales de grandes eventos futbolísticos: Eurocopa 2004, Copa del Mundo 2006 y Eurocopa 2008.

Fin del recuadro


Enlaces

×