Navigation

La 'inflación petrolera' toca el cielo en Suiza

El precio de la gasolina se ha disparado en lo que va de año. En Suiza cuesta un 21% más. Ex-press

Durante el primer semestre de este año, los productos energéticos se han encarecido un 21% para los suizos. Solamente Estados Unidos y Corea están en una situación peor.

Este contenido fue publicado el 01 agosto 2008 - 12:22

La razón: Suiza importa la totalidad del crudo que consume, lo que le somete a los vaivenes del mercado. Y el banco central helvético se enfrenta a un quebradero de cabeza.

Suiza depende del extranjero para cubrir sus necesidades energéticas locales, eso no es novedad.De hecho, el 85% de su consumo anual de energía es abastecido por las importaciones, pues aun cuando cuenta con generosas fuentes naturales de madera y recursos hídricos, su energía fósil es muy escasa.

Carbón tiene lo justo; está presente en el subsuelo helvético pero durante la Segunda Guerra Mundial se extrajeron más de tres millones de toneladas, lo que mermó considerablemente sus reservas.

Con respecto al gas, aunque se extrajo cuanto se pudo entre 1985 y 1994 en Finsterwald (cantón de Lucerna), la producción era tan limitada y costosa que el proyecto dejó de ser financiable.

Y en lo relativo al petróleo, Suiza intentó durante la década pasada invertir en la exploración de posibles yacimientos de crudo en su territorio, tarea a cargo Swisspetrol Holding SA, empresa constituida por 10 sociedades cantonales. Ante la infructuosa búsqueda, cerró en 1995.

Así, la totalidad del crudo que Suiza consume viene del extranjero.

La escalada tras Irak

De continuar su consumo actual y no descubrirse nuevos yacimientos internacionales, al mundo le quedan reservas petroleras para unos 45 años, según estimaciones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Alrededor de 143.000 millones de toneladas que le saben a poco a la demanda de las economías industrializadas y de las economías emergentes cuyo desarrollo comenzó después pero avanza geométricamente.

Desde que estalló la guerra de Irak (marzo de 2003), el petróleo se ha convertido en un insumo codiciado, rehén de los vaivenes políticos.

Al inicio de la guerra, el petróleo Brent se cotizaba en el equivalente a 30 francos suizos por barril, una referencia que se había duplicado para el 2005 y que actualmente rebasa los 120 francos suizos.

Son niveles históricos que ponen los pelos de punta al sector productivo y al gobierno, pero que se han convertido también en dolor de cabeza para el Banco Nacional Suizo (BNS) y los consumidores comunes, ya que el comportamiento de los precios del 'oro negro' se traduce en presiones sobre la inflación.

Y Suiza es en 2008 uno de los tres países más afectados en la materia.

Inflación energética

A mayor dependencia del petróleo, más problemas. Estados Unidos es el país que más petróleo importa, con 13,2 millones de barriles diarios. Le siguen Japón y China, con 5,4 y 3,1 millones de barriles diarios, respectivamente.

Suiza se encuentra lejos en la lista (sitio 30), con una importación de 267.300 barriles diarios debido a su talla, según la OPEP.

Sin embargo, si revisamos las cifras por habitante, tenemos una idea mucho más acertada y real de cuánto petróleo necesita cada población para operar sus necesidades cotidianas.

Los estadounidenses consumen 7,2 litros de petróleo por persona al día; los japoneses requieren 6,1 litros diarios; los suizos, 5,6 litros; y los chinos sólo 2,2 litros por el momento.

El documento 'Evolución y perspectiva de la economía mexicana' correspondiente al mes de julio, elaborado por el Banco de México, afirma que la 'inflación energética' se ha vivido de forma muy distinta en cada economía.

En Suiza, el precio pagado por productos como gasolina o diésel ha aumentado un 21,3% durante el primer semestre del año, 10 veces más que la inflación general del país.

Estadísticamente, sólo Estados Unidos y Corea están por delante del país alpino, con inflaciones energéticas de 24,7 y 22,3%, respectivamente.

En España, el dato alcanza 19,2%; en Gran Bretaña, 19%; en Francia, 18,8%; en Alemania, 14,6%, mientras en países como Chile es de 12,1%; en Canadá, 11,5%; y en el propio México de 5,84% debido a que es un país exportador de crudo.

'Mano dura' en la política monetaria

¿Qué implica para Suiza una inflación energética tan alta?

El encarecimiento automático de todos los productos que consume debido a que, al ver encarecidos sus costes de producción y transporte de mercancías, las empresas lo reflejan en sus precios.

El tema concentra la preocupación del Banco Nacional Suizo (BNS) este año, porque a causa de los energéticos, la inflación nacional alcanzó ya 2,9%, muy por encima del 2% máximo fijado por el banco central helvético.

El 2% no es un dato arbitrario; arriba de este nivel inflacionario los suizos son los principales afectados al ver erosionado su poder adquisitivo.No obstante, el panorama para el segundo semestre de 2008 luce aún más complejo.

El petróleo seguirá su carrera alcista. Pero a diferencia de los tres años previos, a partir de 2008, la economía suiza –como el resto de las industrializadas– da signos de fatiga y ha comenzado la desaceleración.

En otras circunstancias, el banco central podría bajar las tasas de interés para reactivar el crecimiento (vía consumo y crédito), pero hacerlo ahora implicaría presiones inflacionarias adicionales.

Así que recesión con precios históricamente altos de los energéticos y los alimentos parece ser el destino hacia el que se dirigen Suiza y el resto de Europa, si el crudo no frena su imparable carrera.

swissinfo, Andrea Ornelas

Contexto

La inflación es el incremento generalizado y sostenido de los precios de los bienes y servicios que consume una población.

Si los precios crecen por encima de los ajustes salariales, se pierde poder adquisitivo.

Suiza es uno de los países con mayor estabilidad de precios en el mundo, pero la escalada del petróleo pone en riesgo dicha condición.

End of insertion

Datos clave

Las fuentes energéticas utilizadas en Suiza son:
Productos petroleros (56%)
Electricidad (23%)
Gas (12%)Madera (3,5%)
Carbón (1%)
Desechos industriales (2%)
Otros (2,5%)

Fuente: Secretaría de Estado de Economía

End of insertion

EL PETRÓLEO LIBIO

El 50% del petróleo que consume Suiza anualmente proviene de Libia.

Esto explica que la crisis diplomática que actualmente vive Suiza con Libia, tras la detención en Ginebra de un hijo del coronel Gaddafi, afecte también los intereses económicos helvéticos.

Además de ser su principal proveedor petrolero, Libia es el segundo socio comercial de Suiza en África.

End of insertion
swissinfo.ch

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.