Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La banca suiza debe reforzar su calidad

El libro indica que los bancos suizos han ido demasiado lejos en su 'Americanización'.

(Keystone)

Las entidades bancarias de la Confederación viven un momento crucial y deben concentrarse en una mayor eficacia e introducir caras nuevas si quieren recuperar su glorioso pasado, según apunta un libro.

De acuerdo a uno de sus autores, el periodista económico Claude Baumann, tienen que centrarse en sus propios modelos de negocio y ajustar su marketing de una manera más efectiva.

Junto al banquero Werner E. Rutsch, Baumann ha perfilado los éxitos de la industria bancaria suiza durante los últimos 50 años, poniendo el dedo en los recientes errores del sector y también sugiriendo formas para mejorar la actual situación.

La obra lleva por título 'Swiss Banking – what next?' y explica una serie de elementos presentes en la crisis global, que incluye la determinación de los grandes bancos para impulsar el crecimiento.

"Los bancos estaban más centrados en el aumento de los ingresos y descuidaron al cliente... Además invirtieron mucho de sus propios capitales para mejorar sus beneficios e ingresos", indica Baumann.

"Pienso que ésta no puede ser la estrategia de un banco. Tienen que existir otras razones para un modelo de negocio que no sólo se centre en el aumento de beneficios".

Más eficientes

Baumann estima que los bancos suizos podrían, por ejemplo, procurar ser más baratos y más eficientes que otros, o podrían concentrarse en un mercado específico como la banca 'online' o el destinado a las personas ricas.

"Es importante para cualquier banco contar con un claro enfoque sobre un modelo de negocio específico".

El libro relata que algunas de las excelencias de la banca suiza han sufrido los efectos de la globalización durante la década anterior.

Baumann estima que la 'americanización' del sector ha tenido mucha incidencia.

"Hacer negocios en los Estados Unidos o los países anglosajones es bastante diferente de la forma tradicional suiza. Los negocios en los Estados Unidos están más orientados al corto plazo que en Suiza".

Conservar el dinero de los clientes

La banca suiza, argumenta, solía estar más enfocada en conservar el dinero de los clientes y no arriesgarlo por medio de multitud de negocios.

"Debemos darnos cuenta de que Credit Suisse y UBS invirtieron una enorme cantidad de dinero en la banca de inversión, pero de todas formas, no lograron obtener ningún beneficio con ello".

El libro explica que las características de liderazgo han desaparecido con la llegada de la globalización.

"Si miramos atrás, en el pasado encontramos muchos grandes banqueros. Éstos no sólo representaban a la industria y sí a todo el país. Estas personas también tenían una importante posición en la sociedad, aunque esto ha desaparecido en los últimos diez años".

Baumann señala que se necesita savia nueva si el sistema bancario suizo quiere volver a recobrar su credibilidad.

Arrogancia de banqueros

"Últimamente han salido a la luz sólo aspectos negativos, como los altos salarios y la arrogancia de los banqueros; esto tiene que cambiar. Estos nuevos dirigentes tienen que redescubrir el rol del verdadero banquero suizo".

Otra materia que debe mejorarse es el entorno en el que trabajan. El libro apunta hacia algunos negocios -como el comercio del oro o el mercado de eurobonos- que han dejado Suiza por Londres o Luxemburgo debido a los impuestos, y concretamente, al gravamen de timbre.

Según Baumann, es importante que esta situación no se deteriore más a pesar de la 'gran presión' generada por más controles y regulaciones.

"No debemos tener reglamentaciones más estrictas o rígidas que otros países porque sería una desventaja para nosotros respecto a otros estados.

"Tenemos que tener normas porque dan mayor credibilidad a todo el sistema, aunque estas deben ser siempre similares a las del extranjero".

Apoyo político

Como es lógico, los políticos suizos son vistos como protagonistas de cara a mejorar el marco de las condiciones y apoyar a la industria bancaria, tanto en el país como en el exterior.

"No estamos muy unificados a la hora de defender la plaza financiera suiza. Si se compara con Londres, toda la ciudad, los políticos, los banqueros, los legisladores y toda la gente implicada están realmente unificados. Ellos pueden ejercer mucha presión".

Como Baumann apunta, es un 'secreto a voces' que Londres bastante a menudo trata de competir con Suiza y atraer algunos activos del país.

"En Suiza, mucha gente sigue mirando a la industria bancaria como algo que sólo existe y que es necesario para nuestra riqueza y nada más. De hecho, es una industria muy viva que tiene que ser acogida y ampliada", comenta.

Y respecto a la vieja leyenda del secreto bancario, o el término 'confidencialidad del cliente bancario' que la Asociación Suiza de Banqueros encuentra más apropiada, Baumann argumenta que ésta es la protección de la privacidad financiera, muy relevante de cara al futuro del sector.

Indica que mucha gente no es consciente de la dura y estricta legislación que existe en la plaza financiera suiza dirigida a combatir el blanqueo de dinero.

"La gente no lo sabe. Quizá esto tiene que ver con la modestia en la forma de pensar de muchos suizos. Es algo extraño".

"Una postura más firme de marketing en muchas cuestiones bancarias sería una gran ventaja... para enfatizar la fortaleza de la plaza financiera suiza", concluye.

swissinfo, Robert Brookes, Zúrich
(Traducción: Iván Turmo)

Claude Baumann

Baumann es un periodista económico del semanario suizo 'Weltwoche', que acaba de cumplir 75 años.

Antes trabajó para el periódico 'Finanz und Wirtschaft' y en la agencia de noticias suiza ATS.

Ha recibido varios premios en su faceta de escritor.

En 2006, su libro 'Ausgewaschen – Die Schweizer Banken am Wendepunkt' salió al mercado.

Acaba de lanzar una página web sobre la industria bancaria suiza que se llama Finews.

Fin del recuadro

Banca Suiza

A pesar de que en Suiza operan alrededor de 400 bancos, entre Credit Suisse y UBS concentran 51% del mercado financiero.

De ahí la importancia de que ambas instituciones preserven finanzas sólidas.

Los primeros bancos suizos privados comenzaron a operar en San Gall y en Ginebra en el siglo XVII-XVIII.

La Comisión Federal de Bancos es la principal autoridad reguladora de la banca, las bolsas y otros intermediarios financieros.

La banca suiza genera el 12% del PIB nacional anual.

El sistema bancario helvético emplea a 110.000 personas.

La banca suiza administra 3 billones de francos suizos.

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×