La edad no es un problema para Roger Federer

Federer busca repetir triunfo final en Roland Garros, como hiciera en 2009. Keystone

En su nuevo rol de retador de Nadal y Djokovic, Roger Federer intentará este año reeditar su éxito de 2009 en las pistas de tierra batida de Roland Garros.

Este contenido fue publicado el 24 mayo 2011 - 13:26
swissinfo.ch

Pierre Paganini, preparador físico de Federer, asegura que el campeón suizo sigue en la cima de su condición física y técnica.

Desde hace más de diez años, Pierre Paganini trabaja la musculatura y los movimientos de Roger Federer. Acompaña al tenista de Basilea aproximadamente 140 días por año y también entrena, al mismo tiempo, a Stanislas Wawrinka, otro suizo bien colocado en el circuito mundial de tenis.

Tras el comienzo de Roland Garros, Pierre Paganini habla sobre la clave del éxito de Federer a largo plazo y explica que la edad no afecta sus capacidades físicas y tenísticas.

swissinfo.ch: ¿En qué estado físico Federer participa en Roland Garros?

Pierre Paganini: Su forma física va en crescendo. Sus movimientos y su juego son mejores que el año pasado en el mismo período.
 
Tras el torneo de Montecarlo se entrenó intensamente durante dos semanas. En la temporada la preparación física se divide en tres bloques básicos: uno en diciembre, uno entre febrero y abril, según la agenda y el tercero en verano. A veces se suma un cuarto bloque en otoño. Esto permite a Roger prepararse constantemente para los momentos más importantes.
 
Cada bloque tiene una duración de dos a tres semanas por lo menos. El enfoque es el trabajo de fondo, tanto a nivel físico como tenístico. Los diferentes tipos de formación se dividen para que él pueda profundizar y recuperarse de este trabajo y, sobre todo, para dar lo máximo en la pista. Entre estos bloques, hay semanas intensivas de mantenimiento de la condición física y la prevención de lesiones.

swissinfo.ch: ¿Hubo algún entrenamiento especial antes de Roland Garros?

PP.: Para adaptarse a las diferentes superficies se hacen unas sesiones específicas a nivel muscular y cardiovascular. En tierra batida, el cuádriceps trabaja más en los deslizamientos. En las otras superficies, la musculatura del pie y de la pantorrilla es más importante. Aunque finalmente lo fundamental sigue siendo el deporte.

swissinfo.ch: ¿Es la tierra batida más exigente en el plano físico?

PP.: Algunos jugadores dicen que es más exigente, otros dicen lo contrario. Hay menos choques en tierra batida y a veces es menos violenta para las articulaciones. Por el contrario, los músculos, especialmente los muslos, se usan más. Cada jugador tiene su propia manera de moverse. Roger ha demostrado que puede hacer en todas las superficies su juego de piernas.

swissinfo: ¿Trabaja de la misma manera con un jugador de 20 años que con otro de 30?

PP.: El tenis es un deporte en el que con 30 años no se es viejo. En cambio, favorece la madurez. A esta edad son los detalles los que marcan la diferencia. El tenis requiere intensos y variados esfuerzos en el plano físico, pero las pausas de 25 segundos y de un minuto y medio permiten una recuperación parcial.
 
No hay que olvidar que Roger tiene ya 950 partidos en sus piernas y años de trabajo muy duro. Como todavía espera jugar varios años, la dosificación y la distribución de las sesiones de entrenamiento son muy importantes. Cada sesión requiere de un factor diferente: rapidez, velocidad, resistencia. Se calculan de forma que Roger tenga los períodos de recuperación necesarios para cada tipo de entrenamiento. Ya lo hacíamos también antes pero ahora es todavía más importante.

swissinfo.ch: Algunos jugadores tienen más masa muscular. ¿Por qué Federer no la tiene?

PP.: Es necesario adaptar siempre el trabajo de fuerza a cada tipo de jugador. Roger es un jugador explosivo por naturaleza. Necesita principalmente mantener esa explosividad y entrenar la resistencia de dicha condición, una cualidad física esencial. Roger es un bailarín en la cancha. Debe mantenerse ágil y moverse en torno a su eje. Así no puede exagerar con la musculación y tener cuidado de no emplearse demasiado. Cuanto más tiempo permanezca en el circuito, más importante será la recuperación.

swissinfo.ch: ¿Qué piensa usted de la “teoría de la decadencia”, que regresa periódicamente a los medios de comunicación?

PP.: No entiendo cómo se pueden escribir estas cosas. Valoren la actuación de Roger con severidad pero en un contexto objetivo. En las pistas se ha enfrentado a cuatro generaciones de jugadores. Hace siete años ya era número uno del mundo. En 2011, con casi 30 años es tercero en la clasificación y todavía practica un juego extraordinario.
 
Entre los 28 y 30 años es imposible evolucionar al mismo ritmo que cuando se tienen entre 22 y 25 años. Simplemente los otros también progresan, es el encanto de este fantástico deporte. Tengo mucho respeto por Djokovic y Nadal, pero aún más por Federer porque su longevidad es increíble. Está cerca de ellos y les puede ganar.

swissinfo.ch: Federer dijo que quiere volver a ser número uno del mundo. ¿Hay razones para creer en esto?

PP.: Por supuesto y sería estúpido no creerlo. No significa que vaya a ser fácil. Cuando se ven las cosas casi imposibles que ha ganado en su carrera, solo podemos confiar en él. Es cosa de campeones decir a dónde se pretende llegar. En la vida, nueve de cada diez personas no van al fondo de las cosas, yo incluido. Roger es una de las pocas personas que hacen todo lo posible para alcanzar una meta. Es por eso que tiene el derecho a decir estas cosas.

Pierre Paganini

Pierre Paganini nació el 27 de noviembre de 1957, en Zúrich

 
Obtuvo la titulación de profesor de deporte en Macolin y luego se convirtió en instructor de la Federación Suiza de Atletismo.

1985-1996 y 2002-2005: entrenador del centro nacional de tenis (Swiss National Tennis) en Ecublens, cerca de Lausana.


1985-2002: preparador físico de Marc Rosset.

1987: preparador físico de Manuela Maleeva.

1991-1995 y 2003-2008: se encargó de la preparación física del equipo suizo de Copa Davis.

1992-1997: Jefe de proyecto para alentar a los jóvenes talentos  del tenis suizo.

1994: preparador físico de Manuela Maleeva

1996-2005: acompaña a Manuela Maleeva y Marc Rosset en el circuito internacional.

2004-2006: preparador físico de Ana Ivanovic.

Desde 2000, preparador físico de Roger Federer y de Stanislas Wawrinka desde 2003.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo