Navigation

Skiplink navigation

La ONU pide moratoria a las expulsiones en Irak

Walter Kälin, representante del secretario general de la ONU para los derechos humanos de los desplazados internos, pidió a las autoridades iraquíes que introduzca una moratoria para las expulsiones de personas perseguidas. Medio millón de desplazados viven de modo provisional en Bagdad y sus alrededores.

Este contenido fue publicado el 30 septiembre 2010 - 18:40
swissinfo.ch y agencias

El jurista suizo permaneció en Irak durante una semana para evaluar la situación de los desplazados, un elemento clave del proceso de estabilización de ese país. Walter Kälin se reunió con diversas autoridades de ese país.

“Llamo a las autoridades a decretar una moratoria a las expulsiones hasta que haya una verdadera estrategia para reintegrar a los desplazados en la que haya una alternativa viable para ellos”, declaró Kälin en un comunicado.

De acuerdo a las cifras del gobierno iraquí, millón y medio de personas fueron desplazadas por la violencia en Irak desde 2006. Unas 500.000 personas viven en Bagdad y otras ciudades en condiciones muy precarias y la amenaza de su expulsión es latente.

El representante de la ONU espera que se faciliten los procesos de restitución de propiedades en ese país.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo