Navigation

La presidenta de Chile Michelle Bachelet en Suiza

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet (izq.) y la de Suiza, Micheline Calmy-Rey, junto a una niña, quien entrega un ramo de flores a la mandataria latinoamericana. Keystone

Las dos mujeres en el Gobierno de Suiza - la ministra de Exteriores, Micheline Calmy-Rey –quien ocupa este año la presidencia rotativa helvética- y Doris Leuthard, ministra de Economía-, dieron la bienvenida en Zúrich a la presidenta de Chile, Michelle Bachelet.

Este contenido fue publicado el 01 junio 2007 - 13:55

Se trata de la única visita oficial de Estado que Suiza recibe este año. Los siete miembros del Ejecutivo suizo la reciben con honores militares en la Plaza de la Catedral en Berna.

A las once de la mañana de este viernes (01.06) descendió el avión que condujo de Oslo a Zúrich a la presidenta de Chile, Michelle Bachelet.

Luego de haber iniciado su gira presidencial el martes (29.05) en Helsinki, Finlandia, Bachelet se dirigió a Oslo, Noruega y este viernes a Suiza, en un recorrido que "responde a invitaciones de los respectivos presidentes o primeros ministros, pero también a las excelentes relaciones históricas que hemos tenido con los tres países y a las perspectivas comunes que compartimos en distintas áreas", asentó la presidenta chilena antes de iniciar su periplo europeo.

En Suiza, el programa de la visita de Estado incluye una recepción en la residencia gubernamental de Kehrsatz, en Berna, a la que acuden representantes de las autoridades locales.

Intensificar relaciones

En la Plaza de la Catedral de Berna ha sido organizada la ceremonia de recepción con honores militares para la mandataria, en la que los siete miembros del gobierno helvético participan.

Por la tarde, se celebran reuniones de trabajo sobre temas diversos, entre los que destaca el interés por profundizar las relaciones entre Suiza y Chile y una conferencia de prensa.

El sábado (02.06), la presidenta chilena se dirigirá a la región de Ginebra, para visitar, entre otras instituciones, la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL) y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

El lunes, la presidenta chilena participará en una conferencia internacional sobre el trabajo y en una reunión extraordinaria del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

Chile en Suiza

Treinta y cuatro años después del golpe militar perpetrado por Augusto Pinochet, miles de exrefugiados chilenos viven aún en Suiza.

Las numerosas manifestaciones culturales organizadas por todas partes dan testimonio de su anclaje en nuestra vida cotidiana. La dictadura cayó en 1990, pero más de 3.500 chilenos y más de 2.500 naturalizados viven en Suiza.

swissinfo y agencias

Datos clave

Chile es el único país de Sudamérica que tiene un Tratado de Libre Comercio con Suiza, a través de la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC), constituida además por Islandia, Noruega y Liechtenstein.

El 24 de noviembre de 2006, Suiza y Chile firmaron un acuerdo de ayuda judicial y un acuerdo de readmisión para reforzar la lucha contra la inmigración ilegal.

Las relaciones entre Suiza y Chile han sido enriquecidas por la llegada de varios miles de refugiados chilenos.

De 1973 a 1990 (año de partida del dictador Augusto Pinochet de la presidencia), Suiza inscribió en sus registros 5.828 solicitudes de asilo de ciudadanos chilenos.

De 1973 a 2005, 2.469 chilenos se han naturalizado suizos.

A finales de 2005, Suiza contaba con 3.564 residentes chilenos.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.