Navigation

La venta de antenas de Swisscom inquieta a los militares

La venta de unas 3.000 antenas de Swisscom preocupa a parlamentarios. Keystone

El Estado Mayor General y las Comisiones militares del Parlamento temen que la seguridad nacional sea amenazada por la venta a privados de 3.000 antenas de la empresa telefónica suiza, Swisscom.

Este contenido fue publicado el 16 noviembre 2000 - 11:13

El asunto debió haber permanecido secreto, pero ha sido confirmado. Luego del planteamiento del jefe del Estado Mayor General, Hans-Ulrich Scherrer ante la Comisión de política de seguridad del Conejo de los Estados - la cámara alta del Parlamento suizo - la reacción es de preocupación.

La Comisión exigió este martes al gobierno explicaciones completas sobre la venta prevista por la sociedad nacional de telecomunicaciones Swisscom, de unas 3.000 antenas que aseguran en Suiza la difusión de los programas de radio y televisión.

Incluso la Comisión solicitó que un representante del Gobierno informe directamente sobre este asunto el viernes próximo en una reunión extraordinaria.

Se trata de una situación extremamente delicada, declaró el presidente de la Comisión, Pierre Paupe. La Comisión, indica, está inquieta por la manera en la que Swisscom procede a la venta de estas antenas, es toda "la información estratégica" del país que podría estar en peligro.

Una opinión que comparte la Comisión de política de seguridad de la otra cámara parlamentaria.

Por ahora, nadie quiere explicar con precisión sobre el asunto en el que varios aspectos relevan cuestiones sobre el secreto militar. Tras la venta a privados de antenas de Swisscom se encuentra el miedo de que Suiza pueda ser "espiada".

Es necesario saber, en este contexto, que las instalaciones de Swisscom se encuentran normalmente cerca de dispositivos de comunicación militares o ligados, de alguna manera, a redes comunes o paralelas.

Michel Walter (extracto)

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.