Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Las ‘Tiendas del Mundo’ festejan 30 años

Las redes para promover un comercio más justo se multiplican a través del mundo.

(Magazin du monde suisse)

En 1974 abrían sus puertas en Suiza las primeras 'Tiendas del Tercer Mundo', promotoras iniciales de la noción de comercio justo con el Sur.

Tres décadas después, las rebautizadas 'Tiendas o Negocios del Mundo' inician diversos festejos para celebrar su existencia.

"La gran victoria de estos treinta años es que estamos aquí, seguimos existiendo y somos más grandes, ofrecemos más y mejores productos, contamos con más benévolos", afirma a swissinfo Bernardette Oriet, uno de los pilares de esta iniciativa desde sus orígenes y actual animadora de Asociación que coordina todas las tiendas en la Suiza de expresión francesa.

Un balance positivo

El camino hasta este punto, sin embargo, no ha sido ni lineal ni simple. Luego de un pujante inicio fue necesario esperar casi diez años para que, entre 1985 y 1986, la Asociación duplicara el volumen de ventas que llegó entonces a los 800 mil francos. Tres años después saltaría la barrera del millón.

La exposición fotográfica 'Solidarios cada día', recién inaugurada en Lausana, ilustra esta historia y circulará por una decena de ciudades del país hasta el mes de noviembre.

"En el comienzo, priorizábamos la información y la sensibilización por encima del aspecto comercial. Nuestros negocios tenían pocos productos pero estaban llenos de papeles y documentación para el público. La venta era casi un pretexto", enfatiza Oriet.

Importancia a la comercialización

Hoy -explica-, la parte comercial tiene una importancia mayor. No sólo porque muchos de los voluntarios se involucran más en esta actividad, sino porque hay también una fuerte exigencia de numerosos productores del Sur para que se venda con eficacia.

A 30 años de existencia "seguimos en el filo de este doble desafío: vender y sensibilizar. Priorizando ambos aspectos; sin dejarse tragar por el avasallante concepto de mercado que tiende a prevalecer en todas partes, mucho más en las actividades comerciales", señala.

Suiza, locomotora del comercio justo

Con cerca de 100 millones de francos en ventas de productos del comercio justo -del cual las Tiendas son sólo una parte en tanto que Max Havelaar controla un porcentaje mayoritario-, Suiza se encuentra hoy a la cabeza de Europa.

El suizo medio, según datos oficiales de los Negocios del Mundo, consume unos 15 francos anuales en productos equitativos, en tanto los holandeses, los segundos en la lista, no superan los 2,50 francos.

Causas de este logro: la práctica cotidiana en cada uno de los casi 300 negocios y puntos de venta de productos equitativos de todo tipo que existen en el país, las constantes campañas de sensibilización pública impulsadas desde el inicio y el entorno continental. En Europa existen 2.700 tiendas y más de 100 mil benévolos.

"La gente busca nuestros productos. También compra en los grandes supermercados las mercaderías que llevan el sello Max Havelaar. El comercio justo ha ido ganando espacios públicos muy importantes y nos hemos tenido que ir ajustando a las necesidades de los consumidores", subraya Bernardette Oriet.

Se trata de un cambio importante de la lógica original a la actual: Si en un inicio los Negocios del Mundo priorizaban la oferta de los productores del Sur, ahora la demanda de los consumidores helvéticos y europeos es determinante.

Otra novedad: "en todos estos años, el concepto de comercio justo se ha instalado también en el Sur. Un simple ejemplo, la empresa ecuatoriana Camari, comercializa en la actualidad el 75% de sus productos equitativos al interior del país latinoamericano".

Presencia latinoamericana

Productos de una quincena de países latinoamericanos y caribeños (entre los cuales México, Guatemala, Haití, Nicaragua, Costa Rica, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Brasil, Chile y Argentina) se ofrecen junto con tantos otros de África y Asia en los Negocios del Mundo.

Miel, bananas, café, jugos de fruta, entre otros, así como diversas artesanías del continente, se encuentran en sus estanterías.

"Y detrás de cada una de esas mercancías, todo un esfuerzo productivo, una experiencia colectiva o cooperativa", explica Bernardette Oriet, quien señala como un ejemplo sorprendente de "desarrollo integrado" la experiencia de la comunidad de Salinas, en los andes ecuatorianos, que comenzó a trabajar en los años 60 en la la producción de lana y de algunos productos agrícolas.

Se extendió luego a los hongos -que actualmente se comerciallizan deshidratados en almacenes suizos- y a productos derivados como sopas y cremas. Más tarde, los productores ecuatorianos incorporaron quesos, chocolates y embutidos y, posteriormente, ampliaron sus actividades a los productos biológicos y a la creación de una escuela técnica, talleres e incluso de un hotel.

swissinfo, Sergio Ferrari

Datos clave

Suiza es un país pionero en el fomento del comercio justo con los países del Sur.

Fin del recuadro

Contexto

Existen en Suiza cerca de 300 negocios y puntos de venta de diversas iniciativas y asociaciones dedicadas al comercio justo.

El volumen de venta de productos equitativos oscila en los 100 millones de francos anuales.

Suiza se encuentra a la cabeza del consumo justo de toda Europa. En promedio, cada suizo gasta 15 francos anuales.

Hay 40 Tiendas del Mundo en la Suiza de expresión
francesa, atendidas por mil benévolos.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×