Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Lorenzo Sanz demanda a Marc Roger

Marc Roger mostraba en rueda de prensa un cheque recibido de Lorenzo Sanz.

(Keystone)

El ex presidente del Real Madrid presenta una demanda contra el anterior máximo directivo del club de fútbol Servette por la presunta desaparición de 3 millones 250 mil euros.

Esa suma fue un avance que el empresario español hizo con el fin de salvar de la quiebra al club más querido en la historia del fútbol ginebrino.

El antiguo presidente del Real Madrid, Lorenzo Sanz, se ha visto en la necesidad de intervenir en una de las situaciones más escandalosas que se han registrado en la historia del balompié ginebrino.

El abogado ginebrino, Denis Mathey, ha presentado, en nombre del empresario español, una denuncia penal en contra de Marc Roger, el propietario del club de fútbol Servette, quien actualmente permanece en la prisión ginebrina de Champ-Dollon acusado de varios delitos financieros.

Lorenzo Sanz reclama conocer el destino de 3 millones 250 mil euros (5 millones de francos suizos) que el empresario español envió a los fondos del club y que han desaparecido misteriosamente del libro de contabilidad del Servette.

Un escándalo mayúsculo en el fútbol ginebrino

El encarcelamiento de Marc Roger, un polémico inversionista francés que se hizo cargo del club cuando prácticamente ya estaba en la bancarrota, es el último capítulo de una historia rocambolesca y que ha salpicado a varios personajes ligados al fútbol local.

Entre ellos figura Olivier Maus, un eminente empresario ginebrino cuya fortuna personal sobrepasa los 3 mil millones de euros.

Y es que desde que se hizo cargo del club, en enero del 2004, Roger no registró ingresos financieros. Sin embargo, sufragó gastos por un millón y medio de euros todos los meses. Confiado de que su amigo Maus lo respaldaba, Roger siguió con su tren de vida profesional, a pesar de las múltiples inquietudes que su comportamiento despertaba.

Ni siquiera la contratación del internacionalista francés, Christian Karembeu, pudo lograr que el público se volviera más asiduo al estadio y aportara, así, más fondos económicos. Los malos resultados del equipo tampoco ayudaron a la causa.

La crisis económica no tardó en llegar y fue allí que Lorenzo Sanz intervino con varios pagarés bancarios que totalizaron 3 millones 250 mil euros. En Ginebra, Roger presentaba los cheques españoles como la "tabla de salvación" del Servette. Pero ni siquiera eso pudo detener la debacle.

El retiro de Maus, decisivo

En el mes de noviembre de 2004, el empresario Maus, dueño de la cadena de tiendas Manor-Placette, decidió abandonar el club, como resultado de la presión que su familia ejercía sobre él.

Fue entonces cuando las inquietudes de propios y extraños salieron a flote. Los salarios de los jugadores no fueron entregados durante varios meses y un grupo de ellos decidió, entonces, presentar una demanda penal en contra de Roger por incumplimiento de contrato.

Según su abogado defensor, François Canonica, Roger debe unos 8 millones de euros en salarios y otro tipo de compensaciones.

Temerosas de una posible fuga, las autoridades judiciales de Ginebra decidieron encarcelarlo el 17 de marzo de 2005 para evitar esa posibilidad. El juez que instruye el caso, Marc Tappolet, tomó inmediatamente declaración tanto a Roger como a Maus.

"Mi experiencia me dice que todo esto llevará varios años. Han sucedido muchas cosas en ese club. Mucho dinero ha desaparecido. Y es muy probable que la instrucción se remonte en el tiempo hasta mucho antes de la llegada de Roger", señaló Tappolet.

La detención preventiva de Marc Roger, por una duración de 3 meses, fue dictada el 20 de marzo del 2005 por el juez de instrucción y tiene vigencia hasta el 20 de junio.

Ese lapso de tiempo fue aprovechado por el presidente del Real Madrid para añadir su propia demanda al caso, que fue confirmada a swissinfo por su abogado este lunes (02.05.).

swissinfo, Luis Vázquez, Ginebra

Contexto

La quiebra del Servette es uno de los capítulos más negros en la historia del fútbol ginebrino.

Hasta el momento, el único encarcelado es el último presidente, Marc Roger, quien está acusado de varios delitos financieros y civiles.

A las demandas de los jugadores, se ha sumado la del ex presidente del Real Madrid, Lorenzo Sanz, quien solicita conocer el destino de 3 millones 250 mil euros que avanzó como inversión.

Los salarios de los jugadores del Servette no se han pagado y, según su abogado defensor, se les debe unos 8 millones de francos suizos.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes