Navigation

Skiplink navigation

Los rebeldes anuncian la muerte de Gaddafi

El joven coronel Gaddafi llegó al poder en 1969. Keystone

El derrocado líder libio Muammar Gaddafi murió el jueves por las heridas sufridas en su captura cerca de su ciudad natal de Sirte, según un alto cargo del Consejo Nacional de Transición (CNT).

Este contenido fue publicado el 20 octubre 2011 - 15:33
swissinfo.ch y agencias

"Murió en un ataque de los combatientes. Hay imágenes de eso", dijo el ministro de Información del CNT, Mahmud Shaman, a Reuters.

Gaddafi falleció por las heridas sufridas el jueves cuando combatientes que luchaban por culminar la revuelta de ocho meses contra su régimen tomaron su ciudad natal de Sirte, dijo el nuevo Gobierno interino.

Su muerte, que se produjo poco después de su captura cerca de Sirte, es el desarrollo más dramático de los levantamientos de la primavera árabe que derrocaron a los líderes de Egipto y Túnez y amenazaron a los presidentes de Siria y Yemen.

Previamente, el responsable del Consejo Nacional de Transición (CNT), Abdel Majid Mlegta, dijo a Reuters que Gaddafi había sido capturado y herido en ambas piernas durante el amanecer de este jueves, mientras intentaba huir en un convoy que fue atacado por aviones de la OTAN.

"También fue herido en su cabeza", dijo el funcionario. "Hubo muchos disparos contra su grupo y murió", agregó. Aún no hubo una confirmación independiente sobre sus comentarios.

Un combatiente del CNT dijo que Gaddafi fue encontrado escondido en un pozo y gritó "no disparen, no disparen" cuando los hombres lo atraparon.

Su captura se concretó pocos minutos después de la caída de Sirte, un acontecimiento que acabó con el último foco de resistencia significativo de las fuerzas leales al derrocado líder.

La toma de Sirte y la muerte de Gaddfi implican que el CNT ahora debería comenzar a forjar un sistema democrático. El Gobierno interino había prometido iniciar el proceso una vez que cayera la ciudad, símbolo del antiguo régimen.
 

Según un comandante de las fuerzas del Gobierno de transición libio, Musa Ibrahim, ex portavoz del depuesto régimen de Gaddafi, fue capturado cerca de la ciudad de Sirte el jueves.

Abdul Hakim Al Jalil, comandante de la brigada 11, también indicó que había visto el cuerpo del jefe de las fuerzas armadas de Gaddafi, Abu Bakr Yunus Jabr.

"Lo vi con mis propios ojos", dijo y mostró a Reuters una foto del cuerpo de Jabr. "Musa Ibrahim también fue capturado y ambos fueron trasladados a (nuestra) sala de operaciones", agregó.

Crisis entre Suiza y Libia…

Entre 2008 y 2010, las relaciones bilaterales atravesaron una crisis desatada por la detención de Hannibal Gaddafi, hijo del coronel libio, y su esposa en un hotel de Ginebra, en julio de 2008. La policía ginebrina procedió al arresto después de que el matrimonio fuera denunciado por malos tratos a sus empleados domésticos.

En respuesta a esta hecho, las autoridades libias tomaron medidas de represalia contra dos ciudadanos suizos, a los que detuvieron bajo acusación de infringir las leyes de inmigración y estancia.

Tras 53 días en prisión, Max Göldi, empleado de ABB, y su compañero de infortunio, Rachid Hamdani, fueron liberados, pero se les prohibió abandonar el territorio libio. Los dos ciudadanos suizos se refugiaron en la embajada de Suiza en Trípoli.

Incluso una delegación suiza se desplazó a Trípoli en octubre de 2009, encabezada por el presidente de la Confederación Hans-Rudolf Merz, con el fin de traer consigo a los dos hombres de negocios detenidos, aunque sin éxito.

Una visita que, por cierto, provocó muchas críticas al presidente de turno y ministro de Finanzas. El blanco de las críticas fue la disculpa de Merz ante el Gobierno libio por el controvertido arresto del hijo de Muammar Gaddafi.

Hamdani pudo regresar a Suiza el 23 de febrero de 2010 y Max Göldi se entregó a las autoridades libias e ingresó en prisión.

Göldi, empleado de ABB, fue liberado el 13 de junio de ese año, tras purgar una pena de cuatro meses de prisión por “estancia ilegal” en el país magrebí.

Al conocerse la liberación de Max Göldi, la jefa de la diplomacia suiza, Micheline Calmy-Rey agradeció el apoyo y la labor mediadora de “nuestros socios europeos, en primer lugar España y Alemania’  y de sus respectivos ministros de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos y Guido Westerwelle.

Un agradecimiento que reiteró en el marco de la visita de Estado de los Reyes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía, a Suiza en mayo pasado.

… y sus repercusiones

La crisis desatada por el ‘caso Hannibal’ tuvo repercusiones en otros países europeos. En su calidad de miembro asociado del espacio Schengen, Suiza decidió restringir la concesión de visados a la élite libia para viajar a países del espacio Schengen, implicando así a la Unión Europea (UE) en el litigio.

Las relaciones comerciales entre Libia y Suiza también se resintieron. En 2009, Suiza importó un 80% menos de petróleo libio respecto al año precedente. Y las exportaciones helvéticas al país magrebí cayeron un 44,7%.

Recientes contactos

Los recientes contactos entre Suiza y Libia propiciaron un impulso en el futuro en materia de cooperación. En agosto y septiembre, diplomáticos suizos organizaron dos sesiones de negociación entre el Consejo Nacional de Transición (CNT) de Libia y representantes de los tuareg de Níger y Malí en Suiza.

Además, en el Hospital cantonal de Ginebra fueron atendidas personas heridas de gravedad en la guerra civil desatada en Libia. Ahora se mantienen conversaciones también con el Hospital Universitario de Lausana y el Inselspital de Berna, como anunció el nuevo embajador de Libia en Suiza, Slimane Bouchuiguir.

Asimismo, el sábado pasado Suiza abrió después de casi ocho meses su embajada en Trípoli.

Muammar Gaddafi

Nacido en 1942, el coronel Gaddafi dirige Libia con mano de hierro de 1969 a 2011. Tras el derrocamiento del rey Idriss, el 1 de septiembre de 1969 asume las riendas del país que transforma en ‘Jamahiriya’ (“Estado de masas”) gobernado por un sistema de democracia directa.

Es uno de los dirigentes que más tiempo permaneció en el poder. Su régimen fue uno de los más represivos y corruptos del mundo.

En el ámbito internacional, defendió el panarabismo y panafricanismo y no dudó en financiar atentados terroristas como el de Lockerbie (Escocia, 270 muertos) en 1988 y contra el vuelo 772 de UTA en 1989 (170 muertos).

En febrero de 2011, después de Túnez y Egipto, la primavera árabe se extiende a Libia. En agosto los rebeldes, con el apoyo de la OTAN, toman Trípoli y se instaura el Consejo Nacional de Transición (CNT). Gaddafi se da a la fuga.

A finales de junio se emite un mandato internacional de busca y captura contra el coronel libio acusado de crímenes contra la humanidad. Gaddafi fallece el 20 de octubre de 2011 en su ciudad natal, Sirte, a la edad de 70 años.

End of insertion

Reacción de Berna

En un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Suiza llamó al respeto de los derechos humanos y del Derecho Humanitario Internacional en Libia, tras conocer el anuncio de la muerte del ex líder libio. 

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo